Una luz de humanismo y esperanza proyectada desde el retorno al cine (+Fotos)

Una luz de humanismo y esperanza proyectada desde el retorno al cine (+Fotos)
Fecha de publicación: 
14 Octubre 2021
0
Imagen principal: 
Cinco materiales audiovisuales contempla la muestra homenaje del ICAIC a la jornada de la Cultura Cubana.

El cine es una vitrina en la cual confluyen para ser mostradas la vida real, la ficción, y esa sensibilidad que impulsa al creador a esculpir, a moldear en escenas, lo que su pensamiento y corazón dictan.

Sí, es un entretenimiento indiscutible, pero en muchas ocasiones viene acompañado de una incitación a la reflexión profunda, a cuestionarnos el mundo en que vivimos, a enjugar los ojos de una lágrima, y pasar del dolor al éxtasis.

Más cuando hace más de un año y medio nuestra película de 35 milímetros cotidiana ha estado marcada por un protagonista de los llamados villanos, de esos antagonistas que nunca quisiéramos tener, y al que le temería hasta el más pinto de los Caballeros de la Liga de la Justicia, o para ser más cubano, el más corajudo de nuestros mambises. Un villano de nombre Covid-19.

Por eso quiero pensar en luz, humanismo y esperanza, traerlos a estas líneas y develar que, en 18 meses, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficas (ICAIC) se mantuvo sutilmente en movimiento.

Hoy, llegado ese momento de develar, de acercarnos a esa vitrina en el contexto de la jornada de la cultura cubana, y desde varias aristas, el cine cubano resurge, plagado de inquietudes, pero portando ese halo de luz entre sus creadores.

Cuatro documentales y un largometraje marcarán la propuesta homenaje que desde el cine el ICAIC le hará a la cultura cubana, con presentaciones especiales para la crítica, prensa e invitados, antes de ir al ruedo y colocarse en nuestras salas para el disfrute de toda la población. Sí, porque desterrar al coronavirus, o más bien increparlo desde otra óptica han llegado varios de estos materiales.

Mientras, los otros, pretenden acercarnos a otras aristas de la vida con ese toque sensible y cautivador.

Volverán los abrazos:

A Maritza Ceballosy Jonal Cosculluela no los veía hacía mucho tiempo. La lógica indicaba que un abrazo mediaría nuestro reencuentro. Ciertamente así fue, tal y como ellos titulan su documental “Volverán los abrazos”, pues es precisamente esa una expresión de cariño en cualquiera de sus variantes, y la cual ha estado contenida en el interior de muchos por más de un año y medio, atada por los miedos, por la presencia latente de un virus arropado con gabardina de desconocimiento, letalidad e incertidumbre.

Justo un escudo contra eso, esculpido en la realidad del personal médico que escogió cargar su adarga y embestir al virus del Sars-Cov-2 en el primer frente de combate va este producto audiovisual. Narrativa de los primeros momentos, las zonas de mayor peligro, los pacientes en los albores de marzo de 2020 y durante el resto de ese año… la valentía vestida de batas blancas, de aferrarse y luchar por la vida.

Imaginen lo difícil que ha sido portar una carga de abrazos contenidos para nosotros los cubanos, que entre los latinos destilamos ese calor único, que contagiamos con sonrisas, dichos, y cuanta manifestación del querer exista.

Imaginen ese mismo muro de contención para el personal sanitario distanciado de sus seres queridos, para los pacientes de las terapias o ingresados, para aquel que las fuerzas, aun recuperados, no le daban para estrechar con todas las de la ley a aquella persona a la cual le profesó con mayor deseo sus nostalgias, su fe…

Ese es el mensaje de Volverán los abrazos. Confiemos que paulatinamente, continúen retornando a nuestras vidas.

 

Soberanía:

Vuelve Alejandro Gil a hurgar en nuestro corredor de lo emocional. El director de Inocencia ahora nos trae Soberanía, un acercamiento al escenario inicial en el cual comenzó a gestarse e investigar el candidato vacunal cubano Soberana-02. Tocando allí donde la ciencia se une con la urgencia de salvar vidas.

Donde las horas se difuminan y un único objetivo acciona saberes y articula ideas y miembros.

Donde la expresión de hombres y mujeres de ciencia recala en ese componente humano de agotamiento, de revisitar una fórmula, de corregir una cadena de proteínas para optimizar efectividad y rendimientos.

Esta vez Gil los llevó fuera de su hábitat natural de laboratorios, los mostró sin su capa habitual blanquecina, los descubrió humanos, en su entorno familiar, con otros matices de plenitud y estética visual.

Ese es el aporte de Soberanía, pues detrás de esos campeones de ciencia, de esos legionarios salvadores de vidas, se esconden seres humanos comunes, de bien, con blancos, negros, grises… vidas.

 

Retorno:

Retorno, una palabra que me gusta pronunciar, atemperadas a estos tiempos en los que la migración se ha hecho un factor creciente, y hasta triste por las condiciones en las que aquellos decididos a buscar un futuro mejor la practican.

Pero no es un fenómeno contemporáneo, es añejo, casi inherente a la existencia del hombre, cuando partía hacia mejores climas o en busca de territorios más pródigos en agua y alimento para establecerse.

De Retorno a su terruño natal en la isla canaria de La Palma va este documental de Blanca rosa Blanco, nuevamente en roles de directora.

Testimonios de indianos (se les nombra a los canarios que emigraron a Cuba y en algún momento regresaron a su terruño natal), y sus descendientes quienes llevan incrustado en sus corazones un pedazo de cubanía, el cual cada año expresan mediante una Fiesta, en la cual con opulencia semejan su estancia o una representación de la vida, costumbres, culinaria, música… cultura cubana en fin.

Y tambiñen una suerte de confesión o puesta de pies en la tierra respecto a la imagen que se creó de que los canarios que regresaron a La Palma u otras islas natales provenientes de Cuba, lo hicieron con las alforjas llenas de “riquezas”.

De eso, nostalgias, y la presencia de rasgos de cubanía en las más insospechadas latitudes, va este texto dramático de la también estelar actriz, con el blanco y las melodías hilvanando un mensaje de paz y fraternidad entre dos pueblos hermanos.

 

La caja negra:

Este híbrido de ficción-documental de uno de nuestros realizadores más prolíferos como Enrique Álvarez narra la historia de Elsita, quien en aras de cumplir la última voluntad de su abuela deberá regar sus cenizas en las aguas del muelle la Coubre, desconociendo el por qué.

El motivo lo hallará a medida que va adentrándose en las páginas del diario secreto de su abuela Elsa, el cual recibió como herencia.

Un viaje por la historia recreada, pues la primera historia albergada en el diario está fechada el 1ro de enero de 1959 y dando pasos por su lectura, Elsita conecta con las vivencias históricas de su abuela.

Esas comprendidas entre el triunfo de la Revolución y precisamente hasta los funerales de las víctimas de las explosiones del buque La Coubre, el 5 de marzo de 1960.

Así Elsita descubre a su abuela, pero también encarna y devela sus esencias, y los patrones heredados que la hicieron convertirse en quién es.

 

El mayor:

Revisitar la historia siempre, desde mi modesta óptica, se antoja necesario. Y esto es lo que nos propone Rigoberto López con El mayor, largometraje que muchos cercanos al director lo ccalifican como el proyecto de su vida, dada la profunda admiración que le profesaba López al mayor general de nuestras gestas Independentistas Ignacio Agramonte y Loynaz, y su entrañable amor por la historia de Cuba.

Así, de la mano de este estratega imprescindible del Camagüey nos adentraremos en su figura, la de estratega, patriota hasta la médula, hombre enamorado de la vida, Cuba y su época.

La lucha por la libertad y ese amor intenso por la mujer de su vida se convirtieron en el más sólido mineral de su escudo de convicciones, con el que siempre le fue leal al proceso independentista y a sus compañeros de lucha.

Toca entonces, a través de la personalidad de El mayor, revelar pasajes de nuestra gesta independentista, y de la formación de la nacionalidad cubana.

Gracias Rigoberto López, por un material tan urgente en estos tiempos tan convulsos que se viven.

Vuelvo a donde todo comenzó, los mensajes, el humanismo y la esperanza siempre de un mañana mejor con la anuencia de todos. La cultura de la nación es identidad, y como tal, cada uno, desde su pequeño escenario, debe contribuir a esculpirla, moldearla… preservarla.

Soberanía intentó sacar a los científicos de sus "hábitats" naturales de laboratorios.Fotos: Cortesía de los realizadores.
Retorno, otra mirada al fenómeno de la migración, desde Islas Canarias a Cuba.
El mayor se filmó en locaciones reales camagüeyanas, muchas de las cuales atestiguaron pasajes protagonizados por  Ignacio Loynaz.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video