Seguidores de LCB preguntan y guionista responde

Seguidores de LCB preguntan y guionista responde
Fecha de publicación: 
6 Octubre 2020
9
Imagen principal: 

A pocos días de finalizada la serie audiovisual LCB. La otra guerra, retomamos el diálogo con el guionista Eduardo Vázquez Pérez. En esta ocasión contesta algunas preguntas propuestas por parte de la audiencia y de los lectores de nuestra entrevista anterior.

Eduardo Vázquez, quien ha dedicado casi 30 años de su carrera a la divulgación en materiales televisivos y radiales de temas históricos, también fue guionista de Duaba, la odisea del honor y de Dos Ríos: el enigma. Actualmente escribe la tercera temporada de LCB.

Respecto a Duaba, la odisea del honor: ¿por qué se hizo como documental y no como una serie similar a LCB?

Por tema de presupuesto. Duaba iba a ser cuatro capítulos dramatizados que escribiría con Alberto Luberta. Pero no había dinero en ese momento para hacerla. Entonces le propuse a Roly Peña realizarla como docudrama y una especie de falso documental. Era una idea que hace tiempo tenía deseos de materializar. El costo disminuyó mucho y se hizo con el apoyo del Ministerio de Cultura, las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior.

¿Puede hacer adelantos de la tercera temporada de LCB? ¿Qué personajes se mantienen? ¿En qué provincia se desarrolla?

Muy pronto para adelantar, el niño no ha nacido todavía. Pero sí puedo decir que se mantienen los protagonistas, Mongo y el Gallo y muchos de los personajes de la primera y segunda temporadas, como el Nene, Cloro, Isaac, Tabaquito, Elegante. Reaparecen otros de la primera temporada, unidos a personajes nuevos.

Los guionistas seremos los mismos de las temporadas anteriores, Luberta y yo, y pretendemos mostrar otros aspectos de la lucha contra bandidos.

¿Para cuándo se pronostica el estreno de la tercera temporada?

Esa pregunta debe hacérsele a Luberta, que será el director.

¿Queda vivo algún bandido?

¿En la vida real o en el serial? En los dos planos hay sobrevivientes.

¿Durante la investigación para la realización de la serie se consultó algún testimonio del bando enemigo?

Muchos. Leímos gran parte de lo publicado en el extranjero y hasta pude conversar con un antiguo alzado. Antes de escribir investigo mucho y me preocupo por conocer la visión del otro bando.

¿Qué momentos del guion resultaron complicados grabar?

No asistí a las grabaciones. A los escritores casi nunca nos invitan.

¿Cómo transcurrió la selección de los actores?

Eso es responsabilidad de los  directores: Alberto en la primera temporada y Roly en la segunda. Los escritores podemos dar una idea, una sugerencia, pero no está en nuestro campo la selección del elenco.

En la primera temporada viví con Alberto la inquietud por encontrar el actor para Mongo Castillo, aunque los dos coincidíamos en Osvaldo Doimeadiós, pero temíamos que no aceptara por ser una serie larga. Cuando dijo que sí, vi los cielos abiertos. Lo mismo sucedió con Fernando Hechevarría. Con esos dos caballos teníamos la mitad de la carrera ganada.

Desde que Johan Ramos entró  al salón donde se hacían las pruebas de casting, Alberto y yo nos miramos y dijimos “¡ese es Cloro!”. El Yeyo de Rolando Rodríguez también fue resultado de pruebas de casting.

yeyo.jpg

En la investigación para la segunda temporada encontré que Jorge Treto tenía gran parecido físico con el personaje real de Perico Sánchez (en la serie Felo Sánchez). Le mostré las fotos a Roly Peña y, siendo Treto tan buen actor, decidió por él.

¿Para usted qué momentos del guion fueron más difíciles escribir?

La muerte de Yeyo. Como es lógico, los autores sabíamos desde el inicio lo que iba a suceder y cuándo. Cada vez que escribía una escena de Yeyo, preocupado o feliz, pensando en sus planes de vida que una bala cortó, me dolía como si fuera un amigo. Tenía que detener la escritura.

Yeyo es un símbolo del hombre común, no preparado para una tarea grande, que sólo lo sostiene su espíritu, su idea de ser útil y no quedar rezagado. Un hombre común que ha estado presente en las batallas de todos los tiempos. Por eso a los televidentes les dolió tanto su partida. Esa escena la escribí llorando.

Comentarios

Una serie maravillosa y que atrajo a todas las edades, grandioso serie
Hace pocos días comenté en este mismo sitio que la serie cubana "LCB" en sus dos temporadas no tiene absolutamente nada que envidiar a las más renombradas y multipremiadas series internacionales y esto lo escribe alguien como yo que me considero un ávido consumidor de estos productos audiovisuales norteamericanos, canadienses, británicos etc, etc. Esta serie cubana, lo digo con toda franqueza, en más de una ocasión hizo que me saltaran las lágrimas y una de las cosas que más me cautivó fue lo convincente de la escenas de acción, tremendamente reales hasta en los más mínimos detalles. Bueno sólo me queda felicitar a todo el equipo de producción, el trabajo de ellos fue fabuloso, por supuesto expreso mis respetos a esos grandes actores y actrices que dieron vida a los personajes (buenos y malos) y una felicitación muy especial al guionista Eduardo Vázquez Pérez
victoriano@cdir.copextel.com.cu
Lo mejor de Duaba, la Odisea del Honor fué precisamente eso,.........tuvo forma de documental. Para un hecho histórico tan definido y trascendental como este,.........ese tiene que ser el camino,.........de lo contrario,........en su adaptación y dramatización para audiovisual,........se pueden perder numerosos detalles muy importantes,.......que solo de manera narradas, tienen su mejor explicación,........y así tampoco queda dudas,.......sobre hasta donde llega lo real y hasta donde la ficción.
Muy buena la serie LCB, no me perdi ni un solo capítulo, son grande nuestros actores, escritores, guionista, en fin todo el colectivo que hizo posible la realización del mismo, que continuen asi, que salga pronto la otra temporada.
Debieran agregar a la serie algo de lo que paso en el oriente, soy de un pequeño poblado en el municipio de Calixto Garcia en Holguin de allí era Maximiliano Domínguez Domínguez Quien /(Nació el 12 de abril de 1951 en el barrio Aguacate, poblado de Mir (Calixto García), Holguín, hijo de Maximiliano Domínguez Quesada y Aquilina Domínguez Pozo, humildes campesinos de la zona. Fue el quinto de ocho hermanos. Era un joven de raza negra, alto fuerte y alegre que gozaba de la admiración y respeto de sus compañeros y amigos, era amante del deporte, ganó varias competencias de salto y carreras. En la escuela fue Jefe de destacamento pioneril, en más de una ocasión. A los 14 años ingresó al CDR y a los 16 se incorporó al Servicio Militar Obligatorio y como parte de este participó en la Lucha Contra Bandidos, en la zona de Baracoa, provincia Guantánamo. Muerte Cae combatiendo a un grupo de bandidos encabezados por Amancio Mosquera, alias Yarey, el 5 de mayo de 1964.)/ tomado de ecured. Nací en 1971 y escuchaba las historia de muchos de ese poblado que participaron en esa guerra tanto en oriente como en el Escambray , niño al fin nunca los mire con admiración pues sabia muy poco de eso, en ocasiones los escuchaba hacer las anectotas de un bandido conocido como el Cagueiro y las leyendas que se tejieron alrededor de ese personaje

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video