A Santa Bárbara, un clásico imprescindible de la cultura cubana

A Santa Bárbara, un clásico imprescindible de la cultura cubana
Fecha de publicación: 
4 Diciembre 2020
0
Imagen principal: 

Entre los tesoros musicales de Cuba hay un tema propicio para ser evocado hoy, día que el santoral católico reserva para Santa Bárbara, también venerada como Shangó.

Se trata de 'A Santa Bárbara', un clásico de la música popular escrito e interpretado por Celina González (1929-2015), cuya vida cambió de disímiles maneras gracias a esta composición.

En la historia de esta canción hay gran dosis de misticismo, pues la llamada Reina de la Música Campesina afirma que la propia Virgen Guerrera se le apareció y le prometió consagrarla si componía una canción en su honor.

Corría noviembre de 1948, cuando Celina y su pareja musical y amorosa, Reutilio Domínguez, dejaron Santiado de Cuba para probar fortuna en La Habana, adonde llegaron recomendados por el Rey de la Guaracha, Ñico Saquito.

A los pocos días, la cantante tuvo su trascendental visión. 'Yo fui a entrar al cuarto y allí estaba ella y me susurró: dedícame una canción y te daré lo que quieras', le contó Celina a la periodista cubana Paquita Armas.

La epifanía vino en el momento preciso. Ñico Saquito les había pedido un disco para mostrárselo a Laureano Suárez, director de Radio Cadena Suaritos, que difundía cantos de la liturgia afrocubana cantados por Merceditas Valdés, la Pequeña Aché, con arreglos de Obdulio Morales. Si Laureano tuvo alguna duda, las desechó de inmediato al escuchar los ensayos de 'A Santa Bárbara': quedó tan impactado, que decidió abrir los micrófonos para compartir con la audiencia aquel 'cañonazo', como le llamó.

Ese mismo día contrató al matrimonio como artistas exclusivos de su emisora, y les alquiló para ellos un apartamento en una de las más céntricas esquinas de La Habana.

En 1949, Celina y Reutilio cantaron su éxito en el filme Rincón criollo, dirigido por Raúl Medina y protagonizado por Rita Montaner, Candita Quintana, y otras leyendas de la cultura cubana.

La canción lo tenía todo para afianzarse en la espiritualidad del pueblo, pues integraba el punto guajiro con el sincretismo religioso del catolicismo y las religiones de origen africano, sobre todo de raíces yoruba.

De hecho, muchos en Cuba la conocen por su estribillo, 'Que viva Shangó, señores', una invocación que muchos hacen este día, mientras visten una prenda roja, por fervor, o por si acaso.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video