A propósito del récord nacional de Luis Vega en 200 mariposa, Lulú pormenoriza

A propósito del récord nacional de Luis Vega en 200 mariposa, Lulú pormenoriza
Fecha de publicación: 
11 Abril 2021
0
Imagen principal: 
Luis Vega ha aprovechado de forma excelente su estancia en Kazán, mejorando sus marcas personales en 200 mariposa y 400 combinados.

Conversar con María Luisa Mojarrieta, “Lulú” ese star enfrente de una persona con una lucidez total, en extremo entragada a su trabajo y capaz de sacarles siempre, el máximo de rendimiento a sus pupilos.

Muchos la recordarán como la entrenadora del librista Hanser García, pero por las manos de Lulú han pasado decenas de tritones y ondinas, y en este minuto mueve los hilos de los pprincipales preseleccionados deel equipo nacional, incluidos los de mayors perspectivas de clasificación olímpica.

Me refiero a Luis Vega y Elisbet Gámez, referentes de la disciplina en la actualidad, además de Andrea Becali. Por cierto, Vega acaba de romper el récord doméstico de los 200 metros mariposa con 1:58.58 minutos.

Sobre la preparación de sus pupilos CubaSí sostuvo una pormenorizada plática con Lulú en la burbuja del Complejo de Piscinas Baraguá:

“Comenzaré diciéndote que estamos hablando de cuatro momentos: el inicio de la preparación olímpica 2019-2020. Ahí comenzamos un macro en septiembre que culminó con la Copa Andrés Pérez en diciembre del 19. Allí Elisbet hizo 1:59.55 en los 200 libres; y Luis dos minutos en los 200 mariposa.

Justo ahí la FINA le otorga la beca a Luis, e iniciamos la segunda estructura el 2 de enero del 2020 hasta el 23 de marzo, que se produjo el paro por causa del Coronavirus. Ahí lamentablemente las cosas no salieron bien, pues además del paro la temperatura fría de las piscinas nos golpeó muchísimo.

A eso le sumamos ajustes desde el punto de vista técnico al plan, hechos en el tanque de calvados, de modo que la parte anaeróbica pudimos al menos suplirla allí.

Hablamos de ejercicios en tramos cortos para buscar mayor rapidez, remate, etc…

El macro no estaba para finalizarse. Adelantamos incluso la competencia una semana, pero la Covid-19 impidió que pudiésemos evaluar ese segundo momento. Por consiguiente un macro que quedó inconcluso.

Luego vino el periodo de la cuarentena pandémica. Ahí se le dieron orientaciones desde el punto de vista individual a cada uno de los atletas. Luis y Andrea acá en La Habana, y Elisbet en Guantánamo.

Allí las condiciones que poseía Elisbet en Baracoa, no eran las idóneas. Aún así pudo hacer algo.

Afortunadamente se habló con la comisión nacional la posibilidad de una base de entrenamiento en Granma hacia el mes de octubre, pero antes manejamos la posibilidad de ponerle a Elisbet un entrenador en Baracoa.

Eso le proporcionaría, alrededor de tres semanas antes, una atención personalizada y control de su entrenamiento previo a dicha base octubre-diciembre.

Eso nos ayudó mucho en dicho period de adaptación, por lo cual le estamos muy agradecidos al professor de la base Eliécer, quién en definitiva nos ayudo a cumplimentar ese programa en el río. Un professor con muchos años de experiencia en la base además…

Ese tiempo de ajuste fue de mucha valía para ella, pues inició la preparación en la base de Granma sin esa diferencia abysmal respect a sus compañeros, luego de meses de inactividad”, explicó detalladamente Lulú.

A partir de ahí dijimos: Hacia dónde vamos y qué tenemos. En todos mis años de experiencia nunca me había enfrentado a atletas que estuvieron 26-27 semanas sin tocarlos con la mano. La natación es muy complicado. Piscinas es muy difícil que existan, y en el río es sumamente complejo cumplir cualquier plan. Tomando en cuenta que Elisbet iba dos veces a la semana a nadar y los demás días hacía trabajo físico.

En Granma estuvimos 19 días, y a partir de ahí hicimos un meso-ciclo de nivelación de seis semanas.

En ese tiempo nos dimos cuenta que los muchachos iban alcanzando los niveles deseados. Hicimos cerca de 58 tomas de lactato, para ir midiendo detalladamente dónde se encontraban. A eso le sumamos una prueba diagnóstico al inicio y otra al final de la base, lo que nos arrojó que podíamos pasar a una etapa de desarrollo de las capacidades”.

 

De vuelta a La Habana

“A partir de ese minuto nos encontramos frente a un meso que diseñamos paso a paso. Objetivo trazado-objetivo cumplido y en esa espiral continua fuimos avanzando.

A la altura de la cuarta semana decidimos programar un control para modelar la forma de los muchachos. Competir era una necesidad  evaluativa imperiosa. Incluso para ellos mismos desde el punto de vista psicológico los ayudaría a borrar ese largo period de inactividad y ausencia de confrontación.

El mundo entero de cierta manera había pasado por situaciones similares, si bien no tan prolongadas, y la comisión accedió y se programó un evento con características de mixto, pues Luis nadó los eventos de Elisbet y viceversa, con el propósito de hacerles cierta presión a uno y otro y buscar tiempos o marcas aproximadas importantes.

Imagina que la segunda mujer de cuba en los 200 libres es andrea Becali y en ese control hizo 2:06, contra el 1:59 de Elisbet…

Al término de ese modelaje me quedaron otras cuatro semanas aprovechadas en trabajo anaeróbico. Todo muy detallado, con pinzas, dividido en láctico, velocidad, y el trabajo de fuerza que nos ayudó muchísimo.

Luis regresó de la cuarentena muy bien. Se puso fuerta, hicieron trabajo de ligas que contribuyó a la elasticidad y la imitación del gesto deportivo…

Eso hizo en que siempre estuvieran algo por encima de lo planificado. Eso mentalmente también fue muy positivo.

Eso casi siempre en el tanque de calvados, independientemente de que al inicio de la preparación siempre trabajamos en curso corto, pero a partir de un momento, ya no. Eso sin contar el no tener carrileras y otras cuestiones.

Eso sí, en el plano motivacional siempre estuvieron muy arriba y nunca nos dimos por vencidos. Siempre digo que el 85-90% de un resultado lo pone el atleta. Si este quiere, sale adelante; y si no le pone puede tener el mejor entrenador del mundo que no evoluciona.

Afortunadamente en el control las cosas salieron muy bien. Los tiempos de ritmo que habíamos visto en los entrenamientos nos daban la medida de los registros aproximados.

En los deportes de tiempo y marca es difícil fallar cuando se hacen con rigor esas proyecciones, a no ser que actúe algún agente externo. En estas disciplinas el margen de error se reduce.

Fueron tiempos cogidos a pinza, pero teníamos aún la tarea de reforzarlos o estabilizarlos.

Nosotros entrenamos bajo un Sistema en competencias que exige nadir duro por la mañana, repetir con la misma intensidad en la tarde, para ver si luego puedo imponerme al otro día.

Eso, en ese punto en el que estábamos, aún no lo podíamos garantizar.

Eso denotaba que aún tenían falta de preparación.

Entonces nos dimos a la tarea de comenzar este cuarto momento, que a pesar de la incertidumbre grande, hay un plan proyectado con mayor nivel de precision: dos semanas de adaptación aerobia, de tres a cuatro de desarrollo aeróbico básico, y luego otras cuatro de desarrollo aeróbico mixto.

Fundamentalmente en el caso de Elisbet, se nada en esa zona de los 400-800 metros, crucial para los fondistas.

En lo personal tengo la confianza de que nos van a vacunar, en consonancia con el esfuerzo tan gigantesco que está realizando el país, que todo va a fluir, pero una vez inmersos en la etapa anaeróbica necesito que compitan, así sea nuevamente un control interno, similar al de diciembre entre ellos.

Trabajamos en función de que se materialice alguna competencia, pero todavía es incierto. Eso sí, nunca hemos perdido la confianza”, pormenorizó la avezada entrenadora.

Afortunadamente Luis está teniendo la oportunidad de continuar con el plan y medirse en Kazán, mientras Elisbet continua junto a Andrea acá en Baraguá.

“Precisamente Elisbet estuvo algo más disociada, pero la hemos reforzado, y este Sistema de burbuja ha contribuido a que eleve su concentración de la atención. Pero el frío nos ha seguido golpeando y continuamos en el tanque de calvados.

Afortunadamente la parte básica la podemos cumplimentar ahí, pero luego… veremos si se puede hacer el cambio y mejorar las condiciones.

El gimnasio constituye el complement y ellos van a un ritmo como si la competencia estuviese ahí, latente.

Eso exactamente es lo más complicado en el factor psicológico, que aparezca la competencia. Se trata de que estén listos para enfrentar ese momento en cuanto surja.

A pesar de todo ese velo de incertidumbre, ¿los ves con opciones de clasificar a Tokio?

“No te puedo decir que no, para mí siempre pueden. Eso es lo que me hace estar aquí con ellos, trabajar todos los días, lo que me ayuda a planificar y estimular cada logro. Yo estoy completamente convencida de  que pueden lograrlo y por consiguiente trataremos por todos los medios de hacerlo.

Socialmente las cosas y el scenario tienen que mejorar, favorecerlos un poco… la burbuja es buena, pero desde el punto de vista psicológico puede antojarse un arma de doble filo, como suele suceder con esa imagen real del encierro.

Afortunadamente tienen una mínima interacción con los atletas de calvados, pero en el caso específico de la natación no es el mismo ambiente de trabajo que se genera con dos alumnos, que cuando hay entre 6-10 preseleccionados.

Estamos entrenando como lo que son los deportistas Cubanos: unos leones.

Siendo objetivos la natación, si bien redujo su circuito competitive, no ha parado. En material de infraestructura y escenarios de fogueo, siempre hemos estado en desventaja. Eso sí, siempre nos ha matado el tema de la temperature del agua.

Ese entorno adverso, comoquiera que sea, incide en el comportamiento de los nadadores, sentenció Lulú.

Capacidad de trabajo es una palabra de orden perenne en su Sistema. Eso mismo le inculca a sus pupilos.

A continuación una mirada al comportamiento de los cronos en lo que va de 2021, y la ubicación de nuestras esperanzas olímpicas en los mismos.

El cierre acompañado de las marcas A y B exigidas para tener la posibilidad de inscribirse a tierras del Sol Naciente.

Ranking 2021 de los 200 metros mariposa:

  1. Kristof Milak (HUN-1:51.40 min)
  2. Tomoru Honda (JPN-1:55.32)
  3. Nao Horomura (JPN-1:55.68)

28- Luis Vega (CUB-1:58.58)

Ranking 400 metros combinados:

  1. Daiya Seito (JPN-4:12.57)
  2. Peter Bernek (HUN-4:12.60)
  3. Yuki Ikari (JPN-4:12.91)

72- Luis Vega (CUB-4:25.77)

Mejor en el 2020: el nipón Daiya Seito (4:06.09)

Ranking 200 metros libres (f):

  1. Emma McKeon (AUS-1:55.56)
  2. Siobhan Haughey (HKG-1:55.81)
  3. Katie Ledecky (USA-1:56.62)

31-Elisbet Gámez (CUB-1:59.76)

Lorena González (CUB-2:04.35). Por encima de las 200 primeras, tomando en cuenta de que aún está en fase progresiva de entrenamiento, luego de su llegada a la beca concedida por la FINA en Kazán, Rusia.

Cabe destacar que Ledecky estampó el major crono de ese segmento en el 2020, a razón de 1:54.59. En el caso de Elisbet, nuestra principal ondina, sus mejores cronos en cada uno de los tres segmentos son los siguientes:

  1. 200 metros libre: 1:58.02 minutos (Copa del Mundo de Singapur 2018).
  2. 400 metros: 4:13.05 minutos.
  3. 800 metros: 8:41.88 minutos (Copa del mundo de Singapur-3ra).

Para ella, con esos mismos tiempos, se materializaría una vez más el sueño olímpico.

 

Men's events

Women's events

Event

OQT

OST

Event

OQT

OST

50 m freestyle

22.01

22.67

50 m freestyle

24.77

25.51

100 m freestyle

48.57

50.03

100 m freestyle

54.38

56.01

200 m freestyle

1:47.02

1:50.23

200 m freestyle

1:57.28

2:00.80

400 m freestyle

3:46.78

3:53.58

400 m freestyle

4:07.90

4:15.34

800 m freestyle

7:54.31

8:08.54

800 m freestyle

8:33.36

8:48.76

1500 m freestyle

15:00.99

15:28.02

1500 m freestyle

16:32.04

17:01.80

100 m backstroke

53.85

55.47

100 m backstroke

1:00.25

1:02.06

200 m backstroke

1:57.50

2:01.03

200 m backstroke

2:10.39

2:14.30

100 m breaststroke

59.93

1:01.73

100 m breaststroke

1:07.07

1:09.08

200 m breaststroke

2:10.35

2:14.26

200 m breaststroke

2:25.52

2:29.89

100 m butterfly

51.96

53.52

100 m butterfly

57.92

59.66

200 m butterfly

1:56.48

1:59.97

200 m butterfly

2:08.43

2:12.28

200 m individual medley

1:59.67

2:03.26

200 m individual medley

2:12.56

2:16.54

400 m individual medley

4:15.84

4:21.46

400 m individual medley

4:38.53

4:46.89

 

Elisbet Gámez busca emular o mejorar sus mejores registros para materializar su sueño olímpico.
María Luisa Mojarrieta no deja de inyectarle optimismo y rigor a sus pupilos. Foto: tomada de Tele Rebelde.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video