Matanzas-Las Tunas: El autoempantanamiento de los Cocodrilos

Matanzas-Las Tunas: El autoempantanamiento de los Cocodrilos
Fecha de publicación: 
8 Marzo 2021
0
Imagen principal: 
A sus 37 años, el zurdo Yudier Rodríguez atraviesa por uno de los mejores momentos en su carrera deportiva.

Reza un refrán beisbolero, que emana de boca de los gurúes, que cuando hay buen pitcheo usted tiene asegurada el 75% de una victoria. Si a eso le suma una hermética defensa…

Al parecer el mentor de Las Tunas está consciente de eso, y este lunes envió al asador a su segunda mejor arma desde el box: el zurdo Yudier Rodríguez, quien sin estar en su mejor tarde se las ingenió para reponerse del desacierto del primer inning y conducir a los suyos a una segunda sonrisa de 10-6 sobre los actuales campeones defensores de Matanzas.

Eso sí, en el choque de esta jornada ninguna de las dos defensas fue hermética: los Leñadores cometieron dos marfiladas, den ambos casos traducidas en anotaciones: la del primer inning costó dos, y la del noveno una, cuando afortunadamente ya tenían el desafío prácticamente asegurado, dada la diferencia abultada en el marcador.

Volvamos a Yudier Rodríguez. El siniestro se apuntó su segunda sonrisa de estos play off, cuestión medular tomando en cuenta la ausencia de refuerzos y el hecho de que Yoalkis Cruz, otro puntal del staff tunero, está fuera del festín por lesión.

Rodríguez se autorelevó después de ese primer episodio fatídico, colgó seis ceros en línea, y amén de frisar los 140 envíos reglamentarios, desgaste excesivo pero necesario a consideración de Pablo Civil, terminó su performance con 11 hits permitidos, seis ponches, par de boletos y otros tantos wild pitch, y cinco carreras, par de ellas sucias, como parte de las 36 veces al bate consumidas por sus oponentes.

Redondear la faena de Yudier, quien arribó a su sonrisa 14 de la campaña, diciendo que se ratificó como el principal referente del staff tunero. Arribó a su sonrisa 14 de un certamen en el cual le batearon para 265, con PCL de 3.43, Whip de 1.29 y una relación de ponches-bases por bolas de 2.09 durante la etapa regular.

Afortunadamente sus coequiperos están decididos a ir en busca del cetro y no creyeron en la desventaja inicial, eso sí, otra vez ayudados por la pésima defensa de los actuales monarcas, que con cinco pifias llegaron a la inconcebible cifra de 15 en lo que va de postemporada.

Así es notoriamente difícil que los lanzadores se encaramen confiados a la colina de los martirios, independientemente de que el derecho Noervys Entenza tampoco se presentó en su mejor forma, y vio diluida la posibilidad de arribar a su triunfo número 100 en Series Nacionales.

Madero en ristre por los vencedores descollaron su hombre proa Yunieski Larduet (de 5-4 con tres anotadas); Rafael Viñales, (tres en cinco con un remolque); y el veterano de mil batallas Danel Castro, con un cohete crucial y dos fletadas en su despertar.

Claro, recalcamos el hecho de que, cinco de las diez facturadas por Las Tunas fueron sucias.

De hecho, Entenza solo permitió cuatro limpias de nueve en contra, con dos estrucados y una única regalía, pero, tan mal defendido resulta prácticamente imposible imponerse.

Recuera esta versión de los Cocodrilos guante en mano, a aquel Granma de la postemporada 51 que impuso récord de errores en play off, con 26 en 13 desafíos, nada más y nada menos que para una negativa media de dos por encuentro.

Si a eso le adicionamos que la tanda alta de los yumurinos, entiéndase del primero al sexto hombre en la alineación, va compilando de 42-6, ahí tendrá usted la respuesta a los dos reveses iniciales en este duelo, desaprovechando completamente además la condición de home club.

Este martes será jornada de asueto, pero imagino que bien fuerte tendrá que ser la refriega de Armando Ferrer, urgido además de realizar cambios en su line-up, para llamar a capítulo a los suyos. A eso de seguro se le adicionará un riguroso trabajo al campo y en el cajón de bateo.

De lo contrario no hallarán fórmula alguna para destronar a estos peligrosos e inspirados Leñadores, que de seguro contarán con los servicios de Alejandro Meneses, la cuarta carta de su rotación ante la ausencia de Cruz, con 13 aperturas en la clasificatoria, conjugadas con seis sonrisas y otros tantos descalabros.

Deberá cuidarse del control, pues propinó más transferencias que ponches, (32-18), para una astronómica media de 4.32 por cada nueve actos en la instancia regular.

Ferrer de seguro pudiera contar con los servicios de Joel Suárez, que ya tuvo una salida de calidad en esta postemporada; o Reinier Rivero.

Pero eso, está por verse, usted, amigo mío, continúe dándose cita frente a su telerreceptor, pues aunque los desafíos han tenido una merma de calidad en materia defensiva, la adrenalina de los play off está intacta, y a este tipo de partidos no se le puede volver la espalda.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video