Iván Duque: Caradura y sanguinario

Iván Duque: Caradura y sanguinario
Por: 
Fecha de publicación: 
31 Julio 2021
0
Imagen principal: 

El presidente de Colombia, Iván Duque.

El presidente de Colombia, Iván Duque, acaba de pedir a su protector norteamericano que declare a Venezuela país protector del terrorismo, algo que no tiene ni pies ni cabeza porque proviene de un gobierno dedicado a obedecer órdenes en ese sentido del principal Estado terrorista del mundo: Estados Unidos.

Realmente, Duque ha convertido a su gobierno en una dictadura al servicio de Estadios Unidos, superando los parámetros que estableció su mentor, Álvaro Uribe, auspiciador del paramilitarismo y de los “falsos positivos”, esas masacres de civiles que presentaba como guerrilleros muertos en combate. La connivencia oficial –y personal del mandatario- con entes que se aprovechan de los ex soldados convertidos en mercenarios para cometer crímenes en cualquier parte del mundo, como el magnicidio en Haití, así lo demuestra.

Duque ha estado ensangrentando al país de diversas maneras, provocando quejas a nivel internacional que él soslaya, sin parar mientes en las masacres de familias enteras y asesinatos de líderes sociales y de ex combatientes que firmaron el Acuerdo de Paz por el cual depusieron las armas, para después ser muertos en forma metódica, con la mayor impunidad.

Enfrentamientos en Colombia al cumplirse 3 meses del paro nacional

El 28 de julio en Bogotá se vivió una nueva jornada de enfrentamientos entre policías y manifestantes al cumplirse tres meses del inicio del paro nacional en Colombia pic.twitter.com/tRPrJsWrXx

— RT en Español (@ActualidadRT) July 31, 2021

A ello se unen las continuadas, numerosas y nutridas manifestaciones contra su política económica, así como el desplazamiento de miles de campesinos por bandas creadas bajo el amparo paramilitar que se disputan las vías de comunicación del narcotráfico, eso que tanto abunda y que tiene el amparo directo de las fuerzas militares norteamericanas acantonadas allí.

También se suman las inundaciones que han provocado destrucción de hogares y mayores desplazamientos, a lo que se une ahora la llegada a esa nación de más de 10 000 personas que tratan de llegar por la vía de Centroamérica a territorio norteamericano.

Pese a todo, Duque permanece impertérrito, una palabra que lo muestra tal cual es, sin importarle para nada la vida humana, aunque sea de sus nacionales

LO QUE CONVIENE A EE.UU.

Por ello es exacta la definición del politólogo Iñaki Gil de San Vicente acerca de que en la actual Colombia gobierna una dictadura sanguinaria y peculiar que se mantendrá así por necesidades de Estados Unidos, al comentar la retoma de protestas contra el mandatario y la extremada represión, que ha cobrado cerca de un centenar de muertes, más de mil hertidos y un número indeterminado de desaparecidos, todo en un ambiente de abandono oficial de la pandemia del nuevo coronavirus que ha causado decenas de miles de víctimas fatales.

En esta tesitura, explica que esta “dictadura peculiar” se puede evidenciar en varios niveles. “Aparentemente se está bajo un poder civil que garantiza o que dice garantizar las libertades democráticas, eso en apariencia, pero vemos que en la realidad no es así”,

Lo segundo, prosigue, es porque existe “una casta, una unión entre el poder civil y el poder militar”, que tiene el poder real y efectivo en Colombia.

Asimismo, menciona que hay una “apariencia de democracia jurídica y parlamentaria externa superficial” que no puede ocultar las decenas de asesinatos que se practican impunemente.

Por último, Iñaki Gil señala un “poder oculto que es el narcocapitalismo que en Colombia es la tercera pata de la economía”, que sostiene los intereses de EE.UU. e Israel.

En este contexto, Hispan TV  lamenta que el pueblo colombiano sea machacado de una forma tan sangrienta, especialmente en el aniversario 211 de la independencia.

Por lo que hemos podido apreciar durante las confabulaciones para proteger los desmanes de Álvaro Uribe, es muy difícil que el Parlamento resuelva el pliego de reclamos de los manifestantes,

Llevar las demandas populares al Congreso, no es más que una maniobra de un sector de los partidos políticos colombianos, conscientes de que pueden producirse volcanes como en Chile, Perú y Bolivia.

Y aunque parezca que algo cambia, lo cierto es que nada de esto progresará, porque a Estados Unidos no le conviene.

 

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video