Inmersos en la alegría y el justo orgullo, el combate por la vida sigue

Inmersos en la alegría y el justo orgullo, el combate por la vida sigue
Fecha de publicación: 
23 Junio 2021
0
Imagen principal: 

«Hay que decir que las alegrías más grandes que ha tenido este país en los últimos días han sido las dos noticias de Soberana y Abdala; y la gente lo ha festejado bien. Ha sido orgullo nacional», afirmó este martes, desde el Palacio de la Revolución, el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Esa misma alegría, y el orgullo por los recientes anuncios de eficacia de nuestros dos candidatos vacunales, pusieron el tono a las reuniones del Grupo de científicos y expertos, que lideran las actividades de ciencia e innovación tecnológica en el enfrentamiento a la COVID-19, y la del Grupo temporal de trabajo.

En el primer encuentro, el Jefe de Estado compartió su expresión, porque las emociones ante el trabajo de nuestra ciencia han sido muchas, porque Isla adentro la esperanza ha recibido un espaldarazo y, en las redes virtuales o en el plano de la realidad, los cubanos han mostrado confianza y gratitud por lo que Soberana y Abdala significan, aunque las cifras de la COVID-19 presentan al país un campo de batalla en el cual queda mucho por hacer.

El primer punto de la agenda, en el encuentro de la dirección del país con los científicos y expertos, estuvo a cargo del Dr. C. Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, quien, a propósito de la actualización de los modelos de pronósticos, apuntó que la capital ha mantenido una situación sostenida de descenso de la incidencia de transmisión de la enfermedad.

Lo que se pronostica para la capital, dijo, es que tal disminución continúe. Es algo que debe mantenerse en el tiempo, especialmente potenciado por la intervención sanitaria con los candidatos vacunales, expresó el profesor en una jornada que también fue presidida por el miembro del Buró Político del Partido y primer ministro, Manuel Marrero Cruz, y por la

vice primera ministra, Inés María Chapman Waugh.

En cuanto a las demás provincias, el escenario «se ha complicado tremendamente», enunció el experto, quien ejemplificó que en Pinar del Río han crecido las cifras de casos confirmados diariamente (y así seguirá siendo en lo inmediato); en Matanzas y en Camagüey las circunstancias siguen siendo desfavorables; y en Granma, aunque «la situación es de estabilidad», todavía los números no descienden como se desea y es necesario.

En la provincia de Santiago de Cuba, acotó, el panorama epidemiológico sigue siendo adverso y las cifras de contagio aumentan; al tiempo que Guantánamo, territorio en el cual se había registrado cierto control meses atrás, ha vuelto a retroceder.

Los pronósticos para Cuba, a corto plazo y según apuntó el Decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, son desfavorables. «Es importante, subrayó, comprender que las medidas sanitarias y de restricción hay que seguirlas manteniendo, que no podemos desmovilizarnos».

A cargo del Dr. C. Pedro Mas Bermejo estuvo el análisis relacionado con la intervención sanitaria y el impacto que ella ha tenido en las estadísticas. Durante la jornada, el experto compartió un trabajo en el que han tomado parte varios especialistas.

A propósito de los resultados de la intervención sanitaria vivida por La Habana, el ponente destacó que en la primera quincena del mes de junio se produjo una tendencia, lenta, al decrecimiento de casos. «Hay un camino bueno en la administración de dosis, y eso lleva a que la tendencia a la disminución de los casos sea sostenida, e igual sucede con la cifra de los fallecidos en los últimos días».

Lo anterior, añadió, no significa que la intervención sanitaria sea el único factor que esté condicionando el panorama actual, «pero sí hay evidencias epidemiológicas y estadísticas de que eso va funcionando en los números que expresé anteriormente».

Sobre otras provincias, donde hay grupos poblacionales que ya han recibido dosis de los candidatos vacunales, pero en las cuales no se aprecian resultados suficientemente satisfactorios (como Matanzas o Santiago de Cuba), el Presidente habló sobre la pertinencia, con seguimientos al detalle de cada terreno, de hacer coincidir los procesos de intervención sanitaria con los lugares que presentan mayor complejidad epidemiológica.

HABRÁ MÁS BUENAS NOTICIAS

La reunión fue también la oportunidad de poner una mirada a cómo avanzan los estudios con nuestros candidatos vacunales. La doctora en Ciencias, Marta Ayala Ávila, integrante del Buró Político del Partido y directora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), hizo referencia a nuevas puertas científicas que se abren a partir de la recién anunciada eficacia de Abdala (que las personas vacunadas reducen en un 92, 28 % la probabilidad de que, si se infectan con el virus, puedan padecer la enfermedad o transitar a estadios más graves o críticos).

Vicente Vérez Bencomo, director del Instituto Finlay de Vacunas, expresó que el centro sigue avanzando en la evaluación de eficacia de la tercera dosis de Soberana, y que se siguen dando pasos en el estudio de intervención en convalecientes.

La doctora Ileana Morales Suárez, directora de Ciencia e Innovación Tecnológica del Ministerio de Salud Pública (Minsap), hizo referencia a cómo se ha ido construyendo el marco legal de la intervención, y también el sustento ético de la misma.

La máster Olga Lidia Jacobo Casanueva, directora del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos, explicó los requerimientos para el autorizo del uso de emergencia de los dos candidatos vacunales. «Estamos acompañando todo este proceso desde el principio», afirmó; y habló de rigor, de que la entidad reguladora no ha perdido «un minuto». Cuando se autorice el uso de emergencia, aseveró, esa será una noticia muy importante.

A tono con los análisis del primer encuentro, tuvo lugar seguidamente la reunión del Grupo temporal de trabajo para la prevención y control de la COVID-19, la cual fue encabezada por el Presidente Díaz-Canel Bermúdez, por el Primer Ministro, y por el miembro del Buró Político del Partido y vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa.

El titular del Minsap, José Angel Portal Miranda, expuso cifras mundiales y de Cuba, las cuales ilustran la complejidad de la pandemia. Ya son 190 las naciones azotadas por la COVID-19, y más de 3 800 000 los fallecidos.

En la Mayor de las Antillas –detalló– fueron diagnosticados, en los últimos 15 días, 20 115 casos positivos, para una tasa de incidencia de transmisión de 179,8 por cada 100 000 habitantes, y el país acumula un total de 1 180 fallecidos a causa del nuevo coronavirus, para una letalidad de 0,69 %.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video