Estados Unidos: ¿República bananera o la United Fruit Company?

Estados Unidos: ¿República bananera o la United Fruit Company?
Por: 
Fecha de publicación: 
8 Enero 2021
0
Imagen principal: 

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ¿cómplice del golpe de Estado a la democracia en EE.UU.?

De acuerdo con un despacho de la agencia francesa AFP, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, respondió el jueves a los críticos que compararon a Estados Unidos con una república bananera tras la intrusión de partidarios de Donald Trump en el Capitolio.

Entre los críticos se encuentra, entre otros, el expresidente estadounidense George W. Bush (2001-2009), quien señaló el miércoles la «conducta irresponsable» de miembros de su Partido Republicano al ser catalizadores de la «insurrección»: «Así es como se disputan los resultados de una elección en una república bananera, no en nuestra república democrática», agregó.

Sin embargo, para el Secretario de Estado, fiel partidario de Trump: «Esa calumnia revela la errada comprensión sobre las repúblicas bananeras y de la democracia en Estados Unidos» y, según agregó en Twitter: «en una república bananera la violencia de la muchedumbre determina el ejercicio del poder. En Estados Unidos, los oficiales de la ley aplastaron esa violencia para que los representantes del pueblo ejercieran el poder de acuerdo a la ley y al gobierno constitucional».

Está claro que Pompeo no ha olvidado los cursos de entrenamiento que ofrecía la CIA en los tiempos en que estuvo bajo su mandato, en los cuales, según ha dicho él mismo públicamente, se aprendía a mentir, engañar y robar.

Basta una mirada a Wikipedia para saber que: «La expresión peyorativa "república bananera" se utiliza para describir un país que es considerado políticamente inestable, empobrecido, atrasado, tercermundista y corrupto, cuya economía depende de unos pocos productos de escaso valor agregado (simbolizados por las bananas), gobernado por un dictador legitimado de manera fraudulenta o una junta militar, sometido a la hegemonía de una empresa extranjera, bien sea mediante sobornos a los gobernantes o mediante el ejercicio del poder financiero».

Y en el capítulo dedicado al origen de la expresión, dicha enciclopedia agrega: 

«La expresión "república bananera" fue acuñada a inicios del siglo XX por O. Henry, humorista y escritor de cuentos cortos estadounidense que pasó varios años en Centroamérica, para referirse a Honduras, país en que O. Henry se refugió tras ser acusado de malversación de fondos en Austin, Texas. En aquel entonces, el término "república" era también un eufemismo de dictadura. La expresión podría también haberse referido a Guatemala, la cual tenía convenios con la United Fruit Company, compañía que básicamente controlaba la economía del país.

«In the constitution of this small, maritime banana republic was a forgotten section...
En la constitución de esta pequeña y marítima república bananera había una sección olvidada...
O. Henry, Cabbages and Kings, 1904

«Así pues, la expresión "república bananera" fue inventada originalmente como una referencia muy directa a una "dictadura servil", que favorece (o apoya directamente a cambio de sobornos) la explotación de la agricultura de plantación y monocultivo a gran escala, sin atender a mejorar las condiciones de vida de los habitantes del país. La situación se podía generalizar al resto de Centroamérica y a la explotación de su principal producto (el banano o plátano) por parte de la United Fruit Company, empresa estadounidense que ejerció una influencia enorme sobre la política interna de América Central desde finales del siglo XIX hasta la década de 1970, ya sea mediante el abuso de su poder económico, amenazas de violencia o sobornos a gobernantes, y que incluso preparó un golpe de Estado apoyado por la CIA contra el presidente guatemalteco Jacobo Arbenz».

En su condición de exdirector de la CIA, cargo que ocupó antes de ser nombrado secretario de Estado, Pompeo debería saber que ni en Guatemala, ni en otras naciones donde Estados Unidos repitió el mismo experimento, fue precisamente «la violencia de la muchedumbre» la que determinó el ejercicio del poder, sino la violencia impuesta por las administraciones norteamericanas de turno con la complicidad de las burguesías nacionales.

Algo bastante similar, por cierto, es lo que ha intentado hacer el dictador a quien él representa, al intentar utilizar el descontento de las turbas como punta de lanza para conseguir un cambio en los resultados de las elecciones de la nación que hasta ayer se autodenominaba a sí misma como la más democrática del mundo. 

Como bien dijo, a propósito del asalto al Capitolio por los «bárbaros» de Trump, el cantante y músico puertorriqueño, René Pérez: «A Estados Unidos solo les falta el wifi un poco más lento para que nos acompañen en el tercermundismo...».

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video