El VIH y la pandemia de COVID-19: radiografía de Latinoamérica

El VIH y la pandemia de COVID-19: radiografía de Latinoamérica
Por: 
Fecha de publicación: 
30 Noviembre 2020
0
Imagen principal: 

Una crisis dentro de otra, ese es el panorama actual del VIH durante la pandemia de COVID-19. Los tratamientos se están viendo interrumpidos porque está siendo más difícil acceder a los servicios de salud. ONU advierte que en la última década los casos nuevos de infección por VIH aumentaron 21% en Latinoamérica.

Las cifras que publicó la Organización Panamericana de la Salud (OPS) sobre el VIH son preocupantes. Según su último informe, con fecha del 30 de noviembre, en América Latina hay cerca de 2.100.000 personas con VIH.

Entre 2010 y 2019 el número de casos nuevos de infección por el virus del VIH aumentó 21%. Las muertes por enfermedades relacionadas con el sida disminuyeron un 8% durante el mismo período.

La OPS también advirtió que el número de casos nuevos al año ha seguido subiendo y pasó de 100.000 en el 2010 a 120.000 en el 2019. En el mismo período, el número de muertes anuales relacionadas con el sida ha descendido levemente, al pasar de 41.000 en el 2010 a 37.000 en el 2019.

 "Estos datos señalan que sin duda la infección por el VIH todavía representa un grave problema de salud pública en América Latina, y que debemos hacer frente a las desigualdades, el estigma y la discriminación para asegurarnos de que nadie se quede atrás", dijo la directora de la OPS Carissa F. Etienne.

Además, Etienne advirtió que se prevé que el COVID-19 "exacerbe esta situación" debido a su impacto en los servicios esenciales de salud. Por ello, pidió "intensificar nuestros esfuerzos para proteger estos servicios y mantenernos centrados en nuestra meta final de eliminar el sida, causante de un terrible sufrimiento".

El riesgo de contagio del COVID-19 podría ser hasta cuatro veces superior entre las personas que viven con el VIH, según la oficina rusa de protección al consumidor, Rospotrebnadzor.

VIH en la infancia

A su vez, un nuevo informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), reveló que "los niños se están quedando atrás en la lucha contra el VIH", y los esfuerzos de prevención y tratamiento para ellos siguen siendo de los más bajos entre las poblaciones clave.

  •     Hoy en el mundo 2,8 millones de niños viven con VIH. Unos 320.000 niños y adolescentes se infectaron de VIH en 2019.
  •     El sida mató a casi 110.000 niños en 2019. Según Unicef, la mayoría eran pequeños que no llegaban ni a los nueve años.
  •     En 2019, un poco más de la mitad de los niños en todo el mundo tenían acceso a tratamientos esenciales contra el VIH, lo que se encuentra muy por detrás de la cobertura tanto para las madres (85%) como para los adultos en general (62%).
  •     La crisis de COVID-19 ha exacerbado en un 10% las desigualdades en el acceso a servicios esenciales contra el VIH para niños, adolescentes y madres embarazadas en todo el mundo.

Unicef insta a todos los Gobiernos a proteger, mantener y acelerar el progreso en la lucha contra el VIH infantil mediante el mantenimiento de los servicios de salud esenciales y el fortalecimiento de los sistemas de salud.

Día Mundial del Sida 2020

Desde 1988, cada 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del Sida. Ese día el mundo entero se une para apoyar a las personas que conviven con VIH, y para recordar a las que han fallecido por enfermedades relacionadas con el sida.

El COVID-19 ha hecho que en este 2020 hayamos corroborado de qué manera las pandemias hacen tambalear tanto nuestra existencia como nuestros medios de vida. ONUSIDA también señala que ha quedado en evidencia cómo la salud se interrelaciona directamente con otros problemas fundamentales, tales como la reducción de la desigualdad, los derechos humanos, la igualdad de género, la protección social y el crecimiento económico.

Con todo esto en mente, el lema del Día Mundial del Sida este año es "Solidaridad mundial, responsabilidad compartida". Durante la celebración, mucha gente decide llevar un lazo rojo, que es el símbolo universal que muestra el apoyo y la solidaridad para con las personas que viven con el VIH.

Las organizaciones internacionales aseguran que aún hoy es fundamental aumentar la financiación para la respuesta al sida. También es esencial que la sociedad en su conjunto tome conciencia de cómo el VIH afecta la vida de las personas, "para que de este modo podamos poner fin al estigma y la discriminación, y consigamos mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH".

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video