El campo y pista carbura en Portugal

El campo y pista carbura en Portugal
Fecha de publicación: 
28 Noviembre 2020
2
Imagen principal: 
Zayas pudiera acceder al podio en el Mundial bajo techo como antesala de un posible rendimiento en Tokio. Foto: Gettyimages.

El atletismo vuelve a ser noticia en la palestra universal. Al hecho de que varias de nuestras principales cartas de triunfo realizan una base de entrenamiento en Portugal, se suma la selección de los cinco finalistas en uno y otro sexo para la nominación de mejor atleta del año, y el calendario de la Wanda Diamond League.

Nada, que la intención es irrumpir en el 2021, si el rebrote del Coronavirus lo permite, a golpe de tiempos y marcas, con una de las disciplinas más atractivas en el entorno deportivo Mundial.

De los nuestros en suelo luso

Entrenar en condiciones cercanas a lo ideal, elevar los niveles de concentración de la atención, y aproximarse a las capacidades atléticas idóneas para encarar la alta competición y los Juegos Olímpicos de Tokio se cuentan entre los principales objetivos de la base de entrenamiento que sostienen los atletas cubanos al Sur de Portugal, explicó la Comisionada nacional Yipsi Moreno en diálogo con CubaSí. A continuación, la lista de agraciados:

Roxana Gómez (400 metros): Este 2020 ha sido víctima de lesiones. Nacida el 7 de enero de 1999 posee marca personal de 51.46 segundos. Aún no cualifica a Tokio, pero de no conseguirlo, será puntal en las aspiraciones del relevo 4x400 femenino.

Lisneidy Veitía (400 metros): En su retorno al equipo nacional la sprinter de 26 abriles hizo 52.98 segundos en la Copa Cuba. Igualmente devendrá clave en la posta larga. Máxime cuando en su mejor momento le dio la vuelta al óvalo en 51.72 en Veracruz 2014.

Zurian Hechavarría (400 c/v): Clasificada a Tokio, Zurian marcó 55.77 segundos el 7 de marzo en el Rafael Fortún camagüeyano. Los 55.00 de Lima 2019 son tope personal, y además corrió los 400 en 53.01, por lo que también correrá el relevo 4x400.

Sería muy bueno contar con cuatro chicas que registrasen 51-52 segundos y fracción en nuestra posta.

Yaimé Pérez (disco): Poco hay que decir sobre la candidatura de Yaimé al título olímpico. Actual campeona Mundial, posee disparo cimero de 69.39 metros. En 2020 apenas ha lanzado y llegó hasta 64.76 en marzo lo que le merece el quinto puesto del listado anual.

Denia Caballero (disco): Otra seria contendiente al cetro en la capital nipona. Posee cota cimera de 70.65 metros y cerró el atípico 2020 en el escaño diez (63.71), con apenas lides en su haber.

Yorgelis Rodríguez (heptatlón): El año de inactividad le ha servido para recuperarse de su intervención quirúrgica. Posee como mejor marca respetables 6 742 conseguidos en Gotzis, Austria, el 27 de mayo de 2018, por lo que se confía en que pueda clasificarse a tierras del Sol Naciente.

Adriana Rodríguez (Heptatlón): Sus 6 304 unidades de la Copa Cuba la colocaron tercera en la campaña. Justamente esa es su cota personal. Pero posee potencialidades para cumplir con las exigencias de World Athletics e inscribirse a Tokio.

Liadagmis Povea (triple salto): Se halla entre las triplistas más estables de las últimas dos campañas. Terminó 3ra-14,55 metros en 2020; y la campaña precedente clavó sus pinchos en 14.77. Pudiera pugnar por una presea bajo los cinco aros.

Davisleydi Velazco (triple salto): Hizo la marca a Tokio en la Copa Cuba (14.34 metros). Ese registro constituye su marca personal. Con apenas 21 abriles Velazco debe continuar su crecimiento.

Lester Lescay (longitud): Con tan solo 18 abriles hizo el grado a Tokio. Esos 8.28 metros lo situaron 4to del top anual y constituyen su registro tope.

Maykel Massó (longitud): Otro que retornó en este año luego de un 2019 asediado por molestias. Clavó los pinchos en 8.26 y de paso se ganó un pasaje a Tokio. El santiaguero de 21 abriles cuenta con 8.33 de tope individual.

Juan Miguel Echevarría (longitud): Es el referente antillano y uno de los universales en esa especialidad. Posee marca personal de 8.68 metros y es serio candidato al título olímpico. Hizo 8.41 sobre pista cubierta y 8.25 al aire libre en este 2020.

Cristian Nápoles (triple salto): Clavó sus pinchos en 17.18 metros en la Copa Cuba de marzo. Posee 17.38 cimeros logrados en Doha 2019, y es un triplista que depende mucho de su potencia.

Andy Díaz (triple salto): Sus 17.30 de la Copa Cuba le merecen el tercer peldaño del listado anual. Es el más experimentado de nuestros triplistas y su tope personal es de 17.40 metros.

Jordan Díaz (triple salto): No posee otro registro en 2020 más allá de sus 17.07 bajo techo. Si no lo acechan las lesiones es nuestra principal carta en una especialidad cruenta en la élite del orbe. Sus mayores credenciales las fijó en 17.49 el pasado 2019.

Luis Enrique Zayas (salto alto): Zayas se ha convertido en un contendiente serio en cualquier lid en la que se presenta. Su progresión lo llevó a saltar 2.33 metros sobre pista cubierta, y se elevó a 2.20 en la Copa Cuba. Posee visado a Tokio y allí habrá que ver en qué nivel compite.

“La esencia de la estancia en tierras lusitanas pasa por atemperarse con rigor a los entrenamientos luego de meses de inactividad, con todas las condiciones creadas en Montegordo. Se busca concentración, sin interrupciones, por lo que se pretende que el grupo de los que no estarán involucrados en las competiciones sobre pista cubierta retornen a Cuba sobre el 7 de enero.

Los restantes lo harían hacia el 20 de marzo, finalizado el Mundial bajo techo”, explicó Yipsi.

Respecto a estos últimos precisó que existe un agradable dolor de cabeza en el triple y la longitud varoniles, donde en la cita del orbe solo se pueden inscribir a dos efectivos por modalidad. Con aquellos que no clasifiquen para el Mundial se buscará la posibilidad de que se midan en otros escenarios previos hasta finales de febrero, modelaje siempre válido tanto al aire libre como en pista cubierta.

Finalistas, entre los más notorios

Cinco atletas masculinos y sus homólogas sobresalen como finalistas en la tradicional elección de la World Athletics para premiar el esfuerzo de todo un año.

Como dato curioso, en una temporada atlética bastante abrupta destaca el hecho de que cuatro de la decena en cuestión corresponden a eventos de fondo.

Hablamos de:

Letesenbet Gidey, Etiopía: Sobresale por su récord del orbe en los 5 000 metros planos (14:06.62 minutos).

Sifan Hassan: Fijó en 18 930 metros la plusmarca para la hora de carrera. Logró el cuarto mejor registro de todos los tiempos en los 10 000 metros, cota europea además con 29:36.67 minutos.

Peres Jepchirchir, Kenya: Acreedora del cetro universal de media maratón. Capaz de quebrar en dos ocasiones el récord para dicho segmento (1:05:34 y 1:05:16).

Joshua Cheptegei, Uganda: Destrozó las primacías absolutas de 5 000 metros (12:35.36 minutos), 10 000-26:11.00, y los cinco kilómetros en carretera (12:51).

Yulimar Rojas, Venezuela: Imbatible en cuatro competiciones sobre pista cubierta y al aire libre. Clavó sus pinchos en 15.43 metros en superficie techada, registro que constituyó récord.

Elaine Thompson-Herah, Jamaica: Invicta en siete carreras de 100 metros. Lidera el listado anual con crono de 10.86 segundos.

Ryan Crouser, Estados Unidos: No ha cedido el balista en una decena de competiciones en el año. Su envío de 22.91 metros es el mejor logrado en 2020, e iguala la tercera marca histórica.

Johannes Vetter, Alemania: Se impuso en ocho de las nueve lides de jabalina en las que concursó. Llevó el dardo hasta 97.76 metros, segundo registro de todos los tiempos.

Karsten Warholm, Noruega: Sus 46.87 segundos se antojan la segunda marca de la historia. Se mantuvo invicto en nueve carreras de 400 metros y 400 c/v. A eso suma el mejor crono del orbe en 300 metros con obstáculos (33.78 segundos).

Mondo Duplantis, Suecia: Quebró el récord Mundial de salto con pértiga en dos ocasiones (6.17 y 6.18 metros). Consiguió el mejor registro al aire libre de todos los tiempos (6.15). Eso lo complementó con hoja de ruta de 16 competiciones invicto.

La Liga del Diamante 2021 en escena

Con el mitin Mohammed VI en Rabat,Marruecos, se descorrerán las cortinas de la próxima Wanda Diamond League el 23 de mayo, y una semana después, el 28, Doha se vestirá de sede.

Luego, el 4 de junio se trasladarán las acciones al Viejo continente, Roma específicamente; y el 10 de ese propio mes será Oslo, en Noruega, la anfitriona.

Estocolmo (4 julio), Mónaco (9 julio), y Londres (13 julio), redondean la primera parte del Diamante antes del impasse para la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio (23 julio al 8 de agosto), que en esta oportunidad retornará a sus 14 mítines, con final única en Zurich.

Shanghái, el 14 de agosto, será la encargada de la reanudación, en tanto la estadounidense Eugene citará a los mejores el 21, y el 22 se anunció otra fase en suelo chino, pero sin confirmar sede aún.

Lausana (26 de agosto), París (28 de agosto) y Bruselas (3 de septiembre) marcan el epílogo punteable para ganarse el derecho de estar disputando la gema en Zúrich, el 8 y 9 de septiembre.

El actual formato, donde los vencedores saldrán de la urbe suiza impera desde el 2018, con criterios divididos sobre si es justo o no desechar el historial durante toda la competición, y contemplar únicamente lo que suceda en la excitante definición.

Bajo esos cánones la discóbola cubana Yaimé Pérez, dominó las campañas 2018 y 2019, pero desafortunadamente el disco fue una de las modalidades excluidas del programa de la Diamond League, por lo que la santiaguera se verá privada de defender su hegemonía en esta ocasión.

Comentarios

todo lo vinculado con el deporte y el atletismo me interesa
Muy bien el reportaje pero faltaron los datos en el resumen de Yarisley Silva y de Rose Mary Almanza

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video