Cuba al Centrobasket (f), ¿a despejar incógnitas?

Cuba al Centrobasket (f), ¿a despejar incógnitas?
Fecha de publicación: 
18 Marzo 2021
0
Imagen principal: 
La alero zurda se ha convertido en uno de los referentes de nuestra escuadra en los últimos años.

Cuba es la potencia indiscutible del baloncesto femenino en Centroamérica y el Caribe, o al menos lo era, hasta que en la edición de 2018 Puerto Rico nos arrebatara esa hegemonía con contundente triunfo 83-54.

De hecho, se erigen las boricuas como el referente de la región en estos momentos y las principales candidatas a imponerse en el Centrobasket que a partir del próximo día 24 se disputará en El Salvador con la presencia, además de las anfitrionas, de las cubanas, República Dominicana, Costa Rica e Islas Vírgenes.

Muchas son las variables que pueden incidir en un posible rendimiento de nuestra armada: transición generacional en un elevado porcentaje; inexperiencia en eventos internacionales de buena parte de sus miembros; distanciamiento de las canchas y balones derivado de la situación epidemiológica impuesta por el Coronavirus; y apenas menos de cinco días de team work en el Cerro Pelado, pues partirán hacia la sede el próximo sábado.

Con todas esas agravantes el timonel Márgaro Pedroso asegura que la intención de las nuestras es pugnar por quedar entre las tres primeras del certamen, que dejará a las cuatro mejores escuadras en calidad de clasificadas al FIBA America Cup.

Hasta el Cerro Pelado se trasladó Cubasí para ahondar detalles y terrenalizar las aspiraciones de nuestro quinteto:

¿Cómo ves el potencial del grupo del qué dispones y tomando en cuenta todas las condicionantes existentes a Cuba de cara al Centrobasket que enfrentarán?

“Partimos de la idea de que el equipo se ha renovado en un 70%. Nosotros históricamente hemos estado entre los tres primeros lugares (16 oros y dos platas, para ser más exactos). Ahora en esta ocasión tampoco vamos a renunciar a pensar en grande. Hablamos de uno de los tres primeros puestos para clasificar a los Juegos Centroamericanos y del Caribe; y la America Cup de julio en Canadá.

Lógicamente, debido a todos los factores de incidencia y la juventud del plantel, conlleva a una mayor capacidad y preparación psicológica de nuestras jugadoras. Pensar como equipo, lograr esa unidad tan vital dentro y fuera de la cancha, así como cada detalle que contribuya a alcanzar el resultado que esperamos”.

¿Cuáles son las jugadoras que por su experiencia pudieran ser cruciales y aportar más en ese componente psicológico y dentro de la cancha?

“Las puntales serían en ese sentido, Yamara Amargo, Anisleydis Galindo, Dairis Tornell y Lisdeyvis Martínez, las cuatro jugadoras de más experiencia que poseemos en la nómina.

El resto son muy nuevas, cuya edad oscila entre 17-19 años, y para muchas de ellas esta constituirá su primera competencia internacional de envergadura”.

¿Cuáles son precisamente los estándares de talla y edad del conjunto?

“Poseemos una talla bastante aceptable con relación a las restantes escuadras del área (1.825 metros), y un promedio de edad de 19 años. Pese a esa juventud hay grandes talentos como Isabela, el mayor portento a nivel nacional con que contamos”.

Teniendo en cuenta las características del toneo, que se disputará bajo el sistema de todos contra todos, ¿cuáles serían los rivales de mayor consideración?

“No podemos descuidarnos de ningún elenco participante. Pero ciertamente en el último cuatrienio hemos jugado dos veces con Puerto Rico: la primera perdimos de manera muy abultada, y la última ocasión sucumbimos por dos en un choque bastante interesante.

Eso indica que podemos acercarnos a elevar el rendimiento individual de nuestras jugadoras en partidos de mayor tensión y eso se traduce lógicamente en un mejor accionar colectivo.

Además de las boricuas está República Dominicana, sin descartar a Islas Vírgenes…”

Tomando como referencia las características del equipo, ¿seguirían siendo la preparación física, sistemas defensivos bien sólidos, y en función de eso desarrollar las variantes ofensivas?

“La filosofía de trabajo con este grupo ha sido siempre reforzar la defensa para a partir de ella desplegar nuestra ofensiva: defender, ganar o recuperar balones y correr al contrataque como uno de los principales recursos.

Eso sin descartar el juego posicional en el cual las muchachas en la última etapa anterior a la pandemia se veían bastante acopladas.

Mucho tiempo sin entrenar en su casa siempre atentan, independientemente de los planes individuales que nosotros les diseñamos para que trabajaran en sus provincias, los cuales no siempre se pudieron cumplir al pie de la letra por causa de la Covid-19”.

Desde el punto de vista ofensivo, ¿apostarían más por el juego perimetral o tendrían más fuerza en el juego interior?

“Realmente las jugadoras interiores nuestras aún carecen del nivel idóneo. Entonces nos basamos en el juego rápido y el accionar de nuestras perimetrales, las cuales deben ser las de mayor aporte.

Además, nuestros sistemas tácticos se basan en la rotación de las jugadoras por las distintas posiciones, sin tanta fidelidad al baloncesto ortodoxo y a esas posiciones tan bien delimitadas, rígidas.

Que las que asuman los roles de cuatro y cinco tengan movilidad y jueguen también de frente al aro”.

¿Perfilado el posible quinteto titular?

“Sí. Tendríamos como base organizadora a María Isabel montero, de Guantánamo; escolta sería la espirituana Amargo; en la posición de alero estaría Anisleydis Galindo (PRI); la posición cuatro la asumiría Melissa Bongó (GTMO), una atleta de perspectivas de desarrollo; y en el pívot estaría Isabela Jordán.

Eso arroja que del quinteto regular solo dos jugadoras Amargo y Galindo, poseerán experiencia internacional.

Como primeros cambios manejaríamos a Lisdeyvis Martínez o Dairis Tornell, en dependencia del comportamiento del juego”.

¿Crees que el propósito pre-competencia es objetivo?

“Consideramos que sí, a pesar de que llegaremos con déficit de preparación. Hay que inculcarles esa mentalidad ganadora antes del silbatazo inicial, y verdaderamente se han comportado como guerreras durante todo este tiempo de pandemia tan difícil para todos”.

Cuba, Centrobasket femenino, muchas incógnitas, ojalá las nuestras puedan despejarlas a fuerza de encestes. En el Salvador, a partir del próximo miércoles 24 se sabrá.

El trabajo sobre las rotaciones ofensivas inició el lunes en el Cerro Pelado con las jugadoras de La Habana. Fotos: Del autor
Las llamadas pantallas o jugadas de pick and roll serán muy importante en la selección de tiro de las nuestras.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video