Martillo (f): La chapuza de los Juegos

Martillo (f): La chapuza de los Juegos
Fecha de publicación: 
11 Agosto 2012
4

Cuando se dice Gran Bretaña se piensa enseguida en la puntualidad, en la organización, en el cuidado de cada detalle hasta la saciedad, y los Juegos Olímpicos de Londres-2012 demostraron eso casi en todo momento… hasta que llegó la final del martillo femenino.

La memoria se pierde buscando atrás otra competición de alcance panamericano, mundial u olímpico en que haya desaparecido literalmente un lanzamiento de una competidora así como así.

Es comprensible el shock en la cabeza de la alemana Betty Heidler al ver cómo su mejor envío era totalmente ignorado por los jueces de la competencia, como si se tratara de una competición de manigua.

Para colmo, el disparo era para medalla, y tuvo que medirse de manera virtual, pues ya el implemento había sido retirado y no había manera de saber con seguridad dónde había caído para obtener el verdadero alcance del intento.

Si estuviéramos en una competencia nacional, o hasta centroamericana, quizás fuera comprensible esta pifia mayúscula, pero en unas Olimpiadas es totalmente inaudito.

Quienes se encuentran en la capital del Reino Unido han comentado de algunos desajustes con el transporte, la lejanía de algunas instalaciones, problemas puntuales de conexión a Internet, en fin, lo de siempre en cada evento multideportivo a cualquier nivel, pero esto ya pasa de castaño a oscuro.

Imagino la vergüenza que deben haber pasado los máximos dirigentes de la Federación Internacional de Atletismo ante tamaña chapuza, que seguramente se recordará durante toda la vida en el capítulo de los peores momentos del Olimpismo.

Sin chovinismo ninguno: aquí podrán faltar comodidades hoteleras, taxis para todos los VIPs, estadios de millones de dólares, refrigerios a toda hora en las instalaciones, ancho de banda suficiente como para asumir un evento de magna envergadura y hasta pantallas gigantes para seguir las competiciones, pero el rigor profesional ha distinguido cada competición internacional realizada en este archipiélago, sea de quimbumbia o de submarinismo.

Seños Coe, ahí se le escapó la tortuga, como diría el genial Maradona.

Comentarios

Lemay; ¿El problema del evento del martillo no fue que la delegación alemana reclamó un tiro declarado nulo y se lo concedieron al ver la repetición en el video?; sería bueno que supiera esta opinión que sinceramente le doy, porque ya veo que comentarios y opiniones como esta no se publican en este sitio, pero déjeme preguntarle algo. ¿Usted está hablando en serio?
Saludos, Alonso: ¿Me pregunta si estoy hablando en serio y ni siquiera tiene seguridad de lo que sucedió? Le explico. Heidler hizo un lanzamiento idéntico a la rusa que ganó el oro, y el software se lo borró porque consideró un error que se registraran dos disparos iguales uno detrás del otro. Entonces le adjudicó el de la siguiente martillista, mucho más bajo. Lo inconcebible es que nadie en la mesa arbitral se dio cuenta del fallo, y no fue hasta minutos después de concluida la competencia (con los resultados oficiales puestos ya en internet), que le midieron el envío a la alemana. Para los nulos no se necesita tanta demora porque al instante la repetición lo muestra. Si esto no le parece insólito, es que ha visto muchas chapuzas en su vida.
Agradezco que como se tome autor, se tome el trabajo de contestar la opinión de un simple lector; no es común en Internet. Lo de hablar en serio, para que lo entienda, es porque su artículo sobrevalora el "incidente" tildándolo de escándalo y punto negativo de los organizadores. Que no fue correcto o no es lo habitual, de acuerdo, pero ha visto la forma en que los británicos han organizado este evento, ¿Cree realmente que este incidente será recordado como el gran desastre que dice que es?. Ud cuestiona la proverbial puntualidad de los británicos y aunque dice lo contrario, su comentario resuma chovinismo; Qué nos quiere decir; ¿Que su país no es de primer mundo y lo haría mejor que los británicos? Pues presenten la candidatura. Supongo que Ud. tenga acceso a Internet; no he visto un comentario como el suyo sobre este evento y mucho menos defenestrando la forma en se han desarrollado los juegos. Le digo más, este incidente no superará el de Moscú 80 cuando estuvo discutiéndose más de una hora la calificación a la rumana Comaneci para beneficiar a la soviética. Ahora, si Ud. es de los que gusta verle las manchas al sol, entonces está hablando en serio. Le reitero mi agradecimiento por su respuesta, le digo, no es común en la Red.
Saludos, Alonso: Mi intención no es defenestrar a los británicos. Unos Juegos Olímpicos constituyen un esfuerzo mayúsculo para un país: son unos 30 deportes, 302 juegos de medallas, más de 10 mil 500 atletas, más federativos, periodistas, dirigentes, etc., muchísima gente por complacer. No creo que Cuba lo haga mejor, lo que escribí es que acá estoy convencido de que no se dan errores humanos. En tecnología y recursos no podemos competir, eso está más que claro, por eso hemos pedido la sede y no nos la han dado. ¿Ve que usted se acuerda de lo sucedido con la Comanecci en Moscú-1980? A eso mismo me refería con este incidente, que será igualmente recordado como un punto negativo, pero nada más, una chapuza como se han dado en casi todos los Juegos en un deporte u otro.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video