Famosos en Cuba: De las primeras, pero no las últimas

Solapas principales

Famosos en Cuba: De las primeras, pero no las últimas
Fecha de publicación: 
9 Junio 2015
0
Imagen principal: 

Desde el pasado 17 de diciembre, no han sido pocos, en comparación con las cinco décadas anteriores, las figuras muy diversas que nos han visitado. Desde el presidente de Francia y varios senadores norteamericanos, en el ámbito político, hasta Paris Hilton, Naomi Campbell y Beyoncé, del mundo de la escena, las luces y los paparazi.

 

agujas guardaespaldas
Un guardaespalda (pullover azul y jean azul) impidiéndole al fotógrafo Mastrascusa hacer el trabajo para el que está acreditado en Cuba

Es sabido por muchos -porque aunque no hay Internet para todos en Cuba, asuntos como estos corren rápido por vías alternativas-  que uno de los contratados para proteger a la cantante –víctima de la antológica paliza que le diera uno de sus novios, el también músico Chris Brown, y que le impidiera asistir a la ceremonia de los Grammy- entre los modos nada ortodoxos que empleó para obstaculizar el trabajo de los fotorreporteros, estuvo el pinchar con agujas ¡!

El fotorreportero Ernesto Mastrascusa, que trabaja para la agencia EFE, convenientemente acreditado para su trabajo, fue objeto de esos miserables pinchazos. Aun cuando hubieran sido con agujas estériles, serían imperdonables, pero más lo son aún, considerando que el agresor había pinchado a otros, y virus como el VIH y el de la hepatitis, por solo mencionar esos dos, no tienen rostro.

altPocos pueblos en el mundo son tan hospitalarios y solidarios como el cubano. En Cuba, donde reina una paz ciudadana sin igual, sobran los "guardaespaldas" quienes, por cierto, gracias al alto nivel de instrucción, tampoco constituyen un medidor de talento ni de calidad artística de nadie.

 

Muy oportuno, rápido, fue el pronunciamiento del presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) haciendo público su apoyo a Mastrascusa. Pero no es suficiente.

Si tal suceso queda impune quedará sentado un malísimo precedente. Sobre todo considerando que cada vez serán más y más disímiles, las figuras que arriben a suelo cubano.

Ban Ki-moon3
El secretario general de las Naciones Unidas se peló en una barbería local de la Habana Vieja y nadie vio tanto aguaje de guardaespaldas, mucho menos con agujitas

Además, a qué tanto guardaespaldas y con agujitas –aspirante a alfiletero o aprendiz de la acupuntura-. Por la Habana Vieja caminaron los Reyes de España, Ban Ki-moon, secretario general de las Naciones Unidas, se peló, como cualquier hijo de vecino, en una barbería también de la Habana Vieja; el ex presidente Jimmy Carter y una larguísima lista de personalidades con más renombre que Rihanna han caminado por las calles cubanas y no han hecho falta esos injustificados despliegues, a imitación de una mala película del sábado.

 

De lunas y dedos

El sabio apunta a la luna y el tonto le mira el dedo, reza un viejo refrán que en cierta medida, solo en cierta medida, se ajusta a lo que a continuación abordo.

Porque no digo que la cantante barbadense sea el dedo y que la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz, famosa por sus fotografías de celebridades, sea la luna; mucho menos que sean tontos los comunicadores que reportaron la visita.

 

Pero lo cierto es que, encandilados por los reflectores de la Rihanna, no vimos a la Leibovitz, la autora de la antológica instantánea de John Lennon desnudo junto a Yoko Ono, horas antes de morir, y de muchas otras imágenes que incluyen conocidos deportistas, figuras de la pasarela y el cine, políticos, contando la familia Obama, y también la Reina Isabel.

Había venido a la mayor de las Antillas acompañando a Rihanna para cumplir un encargo de la revista Vanity Fair, y su presencia aquí pudo haber servido de motivo para interesantes materiales periodísticos, que no fueron.

 

lenon
Este es el retrato más célebre de Annie Leivobitz. La fotografía fue tomada la mañana del 8 de diciembre de 1980 para la revista Rolling Stone. Ese mismo día, Lennon, quien aquí posa junto a su esposa Yoko Ono, sería asesinado en la puerta de su departamento.

 

De ahí que una segunda conclusión podría derivarse de la visita que mueve esta reflexión: tenemos que estar informados para lo que viene y lograr así una mejor visibilidad de nuestros productos comunicativos, es decir de esta Cuba y sus nuevos escenarios.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video