Subelecciones bolivianas: Analiza el MAS pérdida de gobernaciones

En este artículo: 
Subelecciones bolivianas: Analiza el MAS pérdida de gobernaciones
Fecha de publicación: 
15 Abril 2021
0
Imagen: 

La segunda vuelta de las denominadas subelecciones en cuatro departamentos de Bolivia fueron controladas totalmente por la oposición en lo que a la gobernación respecta, lo cual hace que el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) venciera en solo tres de las nueve regiones —de las que controlaba seis—, éxitos todos en la primera manga.

Sn embargo, en los comicios del domingo 11, de las cuatro gobernaturas, dos corresponden a exmiembros del MAS y otra a un izquierdista, todos los cuales mantienen contactos con el gobierno de Luis Arce.

El expresidente y secretario general del MAS, Evo Morales, llamó a una reunión urgente para analizar en profundidad las causas del retroceso en lo que se refiere a las gobernaciones, aunque los resultados totales de estas dos muestras dan cuenta de que el MAS obtuvo la inmensa mayoría de las alcaldías, 230, y en todas las asambleas legislativas de los nueve departamentos.

Es más, en el veleidoso departamento de Santa Cruz, donde se mueven las huestes secesionistas de Camacho (ese que quería llegar al poder y le dieran cuatro días libres para asesinar), el partidario del socialismo tiene, repito, mayoría parlamentaria.

De todas maneras, hay un consenso general de que se debe mantener la actual política oficial del combate a la epidemia, de la reposición de todos los logros sociales conseguidos por el expresidente Evo Morales —quien está al frente del MAS—, eliminados por la golpista Janine Áñez, y que esta responda por los abusos, asesinatos y casos de corrupción cometidos durante su mandato.

Todos conocen que el golpe que depuso ilegalmente a Evo fue producto de la combinación del imperialismo con la Organización de Estados Americanos y la oligarquía local, que impuso a Áñez.

El propio secretario general de la OEA, Luis Almagro, dirige las plegarias para la libertad de Áñez, así como el perdón para sus exministros ya presos, otros en fuga, que se encargaron en muy poco tiempo de limpiar las arcas públicas, no dejar nada para comprar vacunas contra la epidemia de la COVID-19 y tratar de hacer oficial la entrega de litio –del que Bolivia posee las reservas mayores del mundo- a entidades foráneas.
    
Áñez participó de ello, y se disponía a viajar al exterior junto con sus hijas, cuando la policía llegó para detenerla en su residencia, donde se escondía en un cajón de ropa sucia, como dio a conocer Telesur.

Si las cosas marchan como debe ser, tendrá que responder por el desfalco al erario público y la muerte de, por lo menos, 37 personas, debido a la brutal represión al pueblo boliviano, realizada por la policía y el ejército, este último con la utilización de helicópteros que ametrallaron a mansalva.

En lo que concierne a la gobernanza de Arce, quien va cumpliendo su palabra de presentar ante la ley a los responsables del infame golpe, ya está enfrascado en la tarea de llevar la electricidad a los lugares más recónditos de la nación suramericana.

Asimismo, el gobierno prosiguió la vacunación masiva y gratuita del pueblo para combatir a la pandemia del nuevo coronavirus, repartió bonos a las familias necesitadas para la adquisición de alimentos y renovó la práctica de asegurar desayuno y almuerzo regulares a los educandos.

Pero queda mucho por hacer, por lo cual se está gestionando la devolución de las empresas públicas entregadas a manos privadas.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video