El Salvador: ARENA sin cal, al descubierto

En este artículo: 
El Salvador: ARENA sin cal, al descubierto
Fecha de publicación: 
7 Julio 2021
0
Imagen: 

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, "agradeció" a Estados Unidos por haber elaborado una lista de funcionarios implicados en actos de corrupción y contra las instituciones democráticas, aunque aclaró que El Salvador tiene su propia lista.
 

Plañideras voces se vuelven a levantar en Miami, cuando las autoridades judiciales salvadoreñas subrayaron que van en serio, al intervenir bienes del ultrarreaccionario partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que ya había sufrido la destitución de personeros que impuso en las más altas esferas de la judicatura.

La inquietud desde el Norte se produjo luego en las esferas oficiales estadounidenses, cuando el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, rechazó una lista entregada por Washington sobre individuos presuntamente corruptos, porque, entre otras cuestiones, no contempla a ninguna de las altas autoridades hondureñas, todas las cuales tienen abiertos procesos por corrupción, uno de sus crímenes menores.

El actual gobierno ha mostrado cierta independencia de Washington, cuyo gobierno ha tenido que reconocer su buen actuar ante la pandemia de la COVID-19, que, curiosamente, ha contado con la ayuda de la República Popular China, con la cual Bukele firmó un importante acuerdo económico hace dos años, y que solo pudo comenzar a ser activado, al asumir una nueva asamblea legislativa, favorable a su partido Nuevas Ideas.

En lo que concierne a ARENA, el Ministerio Público afirmó que desvió millonarias donaciones, además de que congeló los fondos que el partido recibió por participar en elecciones y otros activos, para totalizar 3,9 millones de dólares.

Tanto la acción contra la reaccionara ARENA y el rechazo de la lista enviada por EE.UU. a Bukele, se produjo luego de la visita de una delegación norteamericana que habló al mandatario salvadoreño sobre “la necesidad esencial de fortalecer las instituciones democráticas, y la necesidad de preservar, promover y defender todos los principios democráticos que nos hacen quienes somos”

INJERENCIA

El gobierno de Estados Unidos y algunos gobiernos afines –esa “comunidad internacional” que nombran los medios imperialistas- han criticado duramente al gobierno de Bukele por la destitución de magistrados y suplentes de la Corte Suprema de Justicia y al fiscal general, todos con estrechos vínculos con ARENA, pero esto, por supuesto, no lo mencionan.

El 1 de mayo, después de instalarse la nueva Asamblea, los diputados convocaron a la primera sesión plenaria y destituyeron a los cinco magistrados propietarios y suplentes de la Sala de lo Constitucional, así como al fiscal general. Esa misma noche eligieron y juramentaron a los sucesores, entre ellos el abogado López Jerez como presidente de la Corte Suprema y de la Sala de lo Constitucional.

El enviado especial de la Casa Blanca, Ricardo Zúñiga, criticó fuertemente la decisión y recomendó restaurar la situación anterior, al tiempo que la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) retiró su asistencia a instituciones públicas, y señaló que esa ayuda se entregaría a organizaciones de la sociedad civil.

RECORDATORIO

ARENA recibió 10 millones de dólares desviados por el expresidente Francisco Flores (1999-2004) de donaciones taiwanesas, y parte de ese dinero se utilizó en la campaña presidencial de Elías Antonio Saca (2004-2009).

La Fiscalía salvadoreña llevó ante los tribunales a Flores, que llegó al poder con la bandera de ARENA, por la malversación de otros 15 millones de dólares donados por Taiwán para atender a las víctimas de un terremoto.

Flores, quien falleció poco después de ser enviado a juicio, se apropió de cinco millones de dólares y los otros 10 los desvió a cuentas de ARENA.

Esta versión fue respaldada en 2016, durante las exequias de Flores, por el expresidente de ARENA, Jorge Velasco, mientras que la ex vicepresidenta del país Ana Vilma de Escobar (2004-2009) señaló en su momento a periodistas que el dinero fue utilizado para la campaña presidencial de Saca.

Saca, el primer ex presidente de la denominada democracia salvadoreña en ser condenado por corrupción, purga una pena de 10 años de prisión que recibió en septiembre del 2018 por desviar y lavar más de 300 millones de dólares del presupuesto estatal durante su gestión.

A finales de junio del 2020, el Ministerio Público presentó una demanda civil contra el expresidente Elías Antonio Saca, Gerardo Balzaretti Kriete y Juan Tennant Wright.

De igual forma, el Ministerio Público incluyó al partido ARENA y al privado Banco Cuscatlán.

Saca, Balzaretti y Tennant fueron exonerados el 5 de julio del 2019 del cargo de lavado de dinero, cometido al colaborar con el blanqueo de la millonaria cifra, según la acusación fiscal.

Como indicamos antes, estos fondos fueron entregados por Taiwán a El Salvador, entre octubre del 2003 y abril del 2004 para la ejecución de cuatro proyectos para las víctimas de dos terremotos que afectaron al país en el 2001.

ARENA, que gobernó El Salvador entre 1989 y el 2009, fue fundada en 1981 por el militar Roberto D'Aubuisson, señalado de comandar un escuadrón de la muerte y planificar el magnicidio del obispo Óscar Arnulfo Romero (1980), santificado por la Iglesia Católica.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Video