La región central cubana, en plena reactivación productiva

Solapas principales

La región central cubana, en plena reactivación productiva
Fecha de publicación: 
11 Julio 2020
0
Imagen principal: 

Durante la segunda fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, las cinco provincias del centro de Cuba implementan las medidas para este momento y se centran en la decisiva tarea de la producción de alimentos.

Reactivar la actividad productiva y de servicios, en medio de una lucha tenaz por preservar la salud y la vida de las personas, ocupa hoy el quehacer cotidiano de las autoridades de los cinco territorios de la región central del país, inmersos en la implementación de las medidas previstas para la segunda fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19.

De ello dieron fe los gobernadores de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Camagüey, al comparecer en los últimos días en el programa Mesa Redonda, para informar al pueblo sobre el paso gradual de esas provincias a la normalidad sin descuidar ni una sola de las acciones preventivas y de control de la enfermedad.

 Caso exitoso de enfrentamiento a la Covid-19

El gobernador de Cienfuegos, Alexandre Corona Quintero, señaló que la provincia solo acumuló 24 casos positivos y han transcurrido ya más de 60 días sin reportar uno nuevo, mientras que de los nueve centros de aislamiento habilitados, hoy funciona uno, en el cual se encuentran 17 pacientes, diez de ellos viajeros.

Informó que continúan las pesquisas activas de febriles entre los habitantes de la provincia, con énfasis en los grupos de mayor riesgo, se realiza el estudio de la población asintomática mediante la realización de unas 50 pruebas (PCR) diarias y se mantiene la vigilancia en puertos, aeropuertos y marinas, así como en los cuatro hoteles abiertos y en las cinco bases de campismo.

Corona Quintero explicó que en el hospital provincial fueron restablecidas las consultas externas en su totalidad y en las 31 especialidades, al tiempo que garantizan la asistencia médica en los 381 consultorios del Médico de la Familia y en las distintas áreas de Salud.

En su comparecencia televisiva, el gobernador precisó que están abiertas todas las rutas de ómnibus urbanos e intermunicipales con el cumplimiento de las medidas sanitarias, así como los trenes Cienfuegos-Lajas y Cienfuegos-Aguada, y la lancha hacia la antigua Central Electronuclear.

Respecto al tema productivo, indicó que acontece la campaña de primavera, con más de 32 000 hectáreas de viandas, hortalizas y granos, se fomentan cinco polos productivos y la provincia acaba de materializar el plan de siembra de caña, luego del exitoso cumplimiento de la zafra azucarera.

Villa Clara prioriza la producción de alimentos

El territorio villaclareño, uno de los más golpeados en el país por la COVID-19, con 218 casos confirmados y varios eventos de transmisión, hoy se recupera de manera favorable y entra en la segunda fase con 45 días sin corroborar casos positivos al nuevo coronavirus.

Tales resultados se deben, en primer lugar, a la cooperación del pueblo y al trabajo mancomunado de un grupo importante de organismos que estuvieron en la primera línea de la batalla contra la pandemia, expresó Alberto López Díaz, gobernador del territorio.

Ahora que la provincia transita por la segunda fase de la recuperación, se brinda máxima atención al tema de la producción de alimentos, entre cuyas prioridades se encuentra la siembra de más de 25 800 hectáreas de cultivos, de las 30 000 previstas en el plan de primavera.

Se labora, asimismo, en la recuperación de dos centros porcinos en Texico y Charco Hondo, rubro con un notable decrecimiento este año, a partir del déficit en la importación de materias primas para la fabricación de piensos.

También se trabaja de manera intensa en los 16 polos productivos de la provincia, con destaque para Dolores, en Caibarién; Lugardita, en Quemado de Güines; y Paso Real, en Encrucijada, significó Alberto López Díaz, quien destacó el desempeño de las 22 minindustrias con que cuenta el territorio.

Recuperación no significa relajamiento

Sancti Spíritus, la primera provincia de Cuba con casos confirmados de la COVID-19 –los tres turistas italianos hospedados en un hostal de Trinidad el 11 de marzo pasado– acumula casi 60 días sin nuevos contagios y transita por la segunda fase de la etapa recuperativa sin mayores contratiempos, lo que no significa que se hayan abierto las puertas al descuido y al relajamiento.

En ello hizo énfasis la gobernadora de este territorio, Teresita Romero Rodríguez, quien reiteró la importancia de la aplicación de las medidas higiénico-sanitarias como el escudo más seguro para evitar posibles rebrotes de la enfermedad.

Sancti Spíritus también se involucra en su recuperación económica, un proceso que ha permitido la reactivación progresiva del transporte urbano, intermunicipal, serrano y el reinicio de viajes hacia cuatro provincias (Cienfuegos, Villa Clara, Camagüey y Santiago de Cuba).

Para un territorio cuyo desempeño económico depende en más de un 50 % de la agricultura, pero con solo el 7 % de su área cultivable dotada de sistemas de riego, la llegada de la temporada lluviosa representa una bendición para el cumplimiento de sus programas de siembra, tal y como ha venido ocurriendo en los diferentes polos productivos.

Un ejemplo de ello lo constituye la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, que inicialmente había previsto la siembra de solo 700 hectáreas de arroz por falta de agua en la presa Zaza, una cifra que en las nuevas circunstancias se ha elevado hasta las 6 000 hectáreas.

Después de cumplir su plan de producción de azúcar en la campaña 2019-2020 y aportar unas 8 000 toneladas por encima de lo programado, los trabajadores de esa rama se concentran ahora en lo más perentorio: el fomento de las áreas cañeras para asegurar la materia prima de las próximas zafras.

Restablecimiento gradual en sectores vitales

Previsión y estrategia mueven a los avileños en la gestión local de la producción de alimentos, un renglón en el que los esfuerzos se tornan indispensables para el propio territorio y otros del país, a partir de las potencialidades de los suelos y la ubicación geográfica de la provincia, casi al centro de Cuba.

Tomás Alexis Martín Venegas, gobernador de Ciego de Ávila, dijo que, pese a los tropiezos ocasionados por el nuevo coronavirus, el territorio se prepara para cumplir con todos los compromisos agroalimentarios, que también repercuten en el bienestar social.

Citó como ejemplo que, de las 11 568 hectáreas a plantar hasta la fecha, logran un real de 12 114, al tiempo que los miles de hombres y mujeres de los sectores agropecuario y azucarero no desmayan en la búsqueda de alternativas para producir más alimentos y darle un vuelco a la producción cañera.

Con indicadores tendentes al crecimiento se comportan hasta la fecha la venta de leche a la industria, la producción de huevos y el número de organopónicos, patios y parcelas que tributan alimentos a la población.

La provincia trabaja en el perfeccionamiento de los indicadores de empresas que son baluartes en el territorio y reconocidas nacionalmente: la agropecuaria La Cuba, la agroindustrial Ceballos, Cubasoy y la genética ganadera Isla de Turiguanó.

En el sector del turismo abrieron desde la primera fase tres hoteles pertenecientes a Islazul y otros dos, el Pullman Cayo Coco y el Playa Paraíso. De igual manera, se trabaja en el alistamiento de las áreas de baño y de las instalaciones deportivas, recreativas y culturales, como parte del aseguramiento al verano.

No ceder ni un ápice en lo logrado

Con una situación higiénico-epidemiológica favorable, Camagüey se adentra igualmente en la segunda fase de la etapa recuperativa con la mirada puesta en dos direcciones fundamentales: no ceder ni un ápice en lo logrado hasta ahora y volcarse de lleno a la reanimación económica y productiva.

Así lo ratificó Yoseily Góngora López, gobernadora provincial, y explicó que la estabilidad en los principales indicadores que miden el curso de la pandemia ha permitido incrementar el nivel de actividad en los 12 hospitales de la provincia, reactivar de manera gradual la transportación de pasajeros y reabrir, según lo previsto, los servicios turísticos, culturales, deportivos y comerciales, entre otros.

Precisó que se mantendrá de manera inalterable la protección de los grupos más vulnerables de la sociedad, a través de las bondades de la asistencia social y de las 105 unidades del Sistema de Atención a la Familia (SAF), en las cuales se les garantiza la alimentación a 6 773 ancianos.

La Gobernadora camagüeyana puso especial énfasis en otra tarea inaplazable que ha exigido el extra de todas las unidades agrícolas con el respaldo de 17 contingentes juveniles: la siembra de 15 563 hectáreas de viandas, granos, hortalizas y frutas, de las 20 693 comprometidas para la etapa primaveral.

Mientras se cumplen los planes en importantes rubros, como la pesca, la miel de abeja y la producción de huevos, el territorio adeuda más de nueve millones de litros de leche, un atraso que urge recuperar con el incremento del acopio diario, todavía bajo para los meses considerados «pico» en la actual campaña lechera.

Yoseily Góngora López informó finalmente que, en medio de la pandemia, la provincia tuvo que enfrentar, además, el impacto de varias tormentas locales de diversa magnitud sobre el fondo habitacional, cuyos daños han sido enfrentados de manera rápida con recursos del país y la capacidad constructiva territorial. (Con información de Granma)

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video