Honrando la verdad y la justicia… construiremos la paz y la hermandad

Solapas principales

Honrando la verdad y la justicia… construiremos la paz y la hermandad
Fecha de publicación: 
15 Agosto 2020
1
Imagen principal: 

“… ahora permanecen la fe, la esperanza y el
amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.”
(San Pablo en I de Corintios 13,13)

LA FALSA SOLIDARIDAD

Parodiando al apóstol san Pablo, podríamos decir que ahora permanecen la verdad, la paz y la justicia; pero la mayor de ellas es la justicia. Hágase la justicia con apego a la verdad, y tendremos paz; por lo que la justicia y la verdad preceden la paz.

En Cuba, de acuerdo con el Registro de Consumidores del MINCIN (Ministerio de Comercio Interior) hay 3 millones 809 mil núcleos familiares y 11 millones 150 mil clientes, que incluyen, por supuesto, a aquellos núcleos que son de familias “religiosas”; nunca dividimos nuestra población en
grupos.

Una “flamante” ayuda miamense que recientemente se recolectó dice que está destinada a 15 mil familias de las iglesias cubanas que dicen la han solicitado. Eso representa el 0,33 % (es decir: un tercio del 1%) de la totalidad de los núcleos familiares de consumidores en Cuba; es decir, en el mejor de los casos, abarca el 0,4 % de la población cubana. Esto es desde el punto de vista poblacional.

Desde el punto de vista social, esa iniciativa miamense, nacida (más bien: malnacida en esa ciudad sureña) en el seno de grupos de odio, de ideología anticubana, además de ser inmensamente insuficiente para alcanzar el objetivo que se proponen, que es impactar propagandísticamente a la población cubana, de entrada, está fracasado porque es una iniciativa despreciablemente sectaria; lo que la descalifica como solidaria, porque la solidaridad no tiene preferencias grupales dentro de los necesitados: no hay necesitados de las iglesias y necesitados del resto de la sociedad: esa no es la idea del Dios de todos, por todos y para todos. ¡Vaya, que no es, ni con mucho, un pensamiento democrático!; menos aún una “teología democrática” por su orfandad de principios y normas realmente humanitarias debido a todos los subterfugios que manipula.

Es una FALSA SOLIDARIDAD porque se basa en un activismo sin la cualidad del espíritu ético que debe sustentar todo acto solidario, porque la conciben como “recolección”, es decir: juntar lo que se encuentre, sin un proyecto de aunar voluntades para donar artículos vitales y sin esperar recompensa ni manipular a los destinatarios con la intención de divulgar ideas u opiniones con la finalidad que las personas actúen de determinada manera. Así que su ilegitimidad queda bien fundamentada por no ser justa ni razonable:

1- al negar un acto libre del amor hacia el prójimo;

2- por colocarse por encima de aquellos hermanos y hermanas a los que deben profesarles respeto;

3- por no tener en cuenta la unidad y comunión entre el Creador y su Creación; y, finalmente,

4- por hacer caso omiso del precepto que prohíbe la acepción de personas ante Dios.

(“DIOS NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS”: no pongo la cita bíblica porque aparece 19 veces en 13 libros de la Biblia: en la Ley, los Primeros profetas y los profetas posteriores; la literatura sabia y poética; en el evangelio sLc y en Hch; y en epístolas paulinas y universales [Dt, 2Cró, Job, Prov, Mal, sLc-Hch, Ro, Gá, Ef, Col, Stg, y 1Ped].

¿O piensan construir tres enramadas sobre una montaña para vivir separados de los demás?, como propuso san Pedro a Jesús en el monte de la Transfiguración: “Señor, es bueno para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías”; [sMt. 17,4] [por supuesto que el proyecto de las enramadas incluía a Pedro, Jacobo y Juan para estar con Jesús para siempre]. Esta iniciativa miamense tiene “queso en el bigote”: aspiran a ser los santos Pedro, Jacobo y Juan de hoy … [en sus casos, para estar siempre, no con Jesús, sino con el imperio, y apartados de la realidad histórica de sus hermanos y hermanas].

LA ARROGANCIA DEL EMPERADOR CONTRA LA SOLIDARIDAD

El huracán Katrina de 2005 golpeó con fuerza descomunal al sureño estado de Luisiana, especialmente la ciudad de New Orleans, cosa que no sucedía en tal magnitud desde el huracán de San Felipe II, en 1928 [conocido también como el Huracán de Okeechobee]. [Hubo otro Katrina en 1981, pero golpeó el Caribe y no afectó a Estados Unidos].

El Katrina de 2005 fue uno de los más destructivos que causó un gran número de víctimas mortales [unas 2000] en Estados Unidos; penetró por el sudeste de Luisiana el 29 de agosto de 2005 y devastó las costas del golfo desde Florida hasta Texas; registrándose el mayor número de muertes en New Orleans. El 80 % de la ciudad y parroquias colindantes quedaron anegadas durante semanas, con la amenaza de epidemias, además.

Cuba organizó la brigada sanitaria Henry Reeve (“El Inglesito”), joven estadounidense y Brigadier del Ejército Libertador de Cuba, patriota que luchó por la independencia de Cuba, quien cayó en combate, a los 26 años de edad, en Yaguaramas, Matanzas, Cuba, el 4 de agosto de 1876. Esta brigada médica, compuesta por médicos, enfermeros y rescatistas …, todos especializados, con experiencia en desastres y desinfección masiva, para ayudar solidariamente a toda la población afectada, sin mirar si las personas eran de derecha o de izquierda o creyentes o no, sino teniendo en cuenta que son personas, seres humanos.

Pero… el Presidente George W. Bush denegó el permiso para la entrada de la brigada… y más personas no salvaron sus vidas.

Ese es el verdadero sentido solidario y humanitario de una ayuda. Tuve una profesora de ética en mis tiempos de seminario –Nize Fernández, honor a ella–, que decía ¡y practicaba! que: “… la verdadera ofrenda [solidaria] es aquella ‘que te duele’, no la que te sobra”. Además, Jesús lo dijo de otra manera: “… cuando … des ayuda a un necesitado no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha” [sMt. 6,3] [la ayuda humanitaria solidaria hay que honrarla mucho más, porque es más que una “limosna”]; por lo que, hacer propaganda sectaria o políticamente intencionada es despreciable, porque no respeta al hermano o hermana [todo ser humano es mi hermano y mi hermana] que está en necesidad: eso es arrogancia y creerse que está por encima de los demás. 

LA SOLIDARIDAD ES UNA AVENIDA DE DOBLE VÍA

Además, la solidaridad debe ser una avenida de dos direcciones. Por ejemplo, leemos en la prensa:

“Un grupo de 11 Senadores y Representantes estatales de Minnesota dirigieron una misiva al Gobernador de ese estado (Walz) comunicando la resolución legislativa que solicita colaborar con Cuba para obtener asistencia y experiencia crucial para los residentes de Minnesota en medio de la pandemia y hace referencia al bloqueo contra la nación caribeña…” (CUBADEBATE, 8 de agosto de 2020).

“7/8/2020
“Estimado gobernador Walz,
“Le escribimos sobre la pandemia de COVID-19 que está arrasando el país [–EE.UU.–] Como usted sabe, ha resultado en que nuestra nación tenga el mayor número de muertos y el mayor número de casos confirmados en el mundo. Aunque Minnesota lo ha hecho relativamente bien en comparación con otros estados, la pandemia ahora parece tener una energía renovada que amenaza con cruzar las fronteras estatales en un ataque que bien puede convertirse en el ‘incendio forestal’ que el Dr. Michael Osterholm predice es inminente”.

… … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … … …

“Un desarrollo reciente ha sido la oferta de MEDICC, una organización con 30 años de historia de apoyar las colaboraciones en el cuidado de la salud entre Estados Unidos y Cuba, para trabajar con profesores de la Universidad de Minnesota para enfocarse en aprender de la experiencia de Cuba con COVID-19. Se anticipa que el producto inicial del trabajo de los miembros de la facultad con MEDICC sería un foro de educación virtual para investigadores, profesionales y líderes políticos.

“Nuestra propuesta puede presentar una de las mejores oportunidades para hacerlo al reconocer y aprendiendo de un país cuyas brigadas médicas y alcance han traído consigo asistencia a las personas más pobres y menos favorecidas del mundo”.

“Sinceramente,”

(Firmado): Senator Sandy Pappas; Representative Mary Kunesh-Podein; Representative Kristin Bahner; Senator Chuck Wiger; Representative Aisha Gomez; Representative Hodan Hassan; Senator Patricia Torres Ray;Senator Carolyn Laine; Senator Chris Eaton; Representative Sandra Masin y Representative John Lesch.

¡Así es como se vive la solidaridad!

Lo demás es manipular la solidaridad; o, irresponsablemente, jugar a la solidaridad; o, groseramente, caricaturizar la solidaridad.

¡Seamos mejores!: seamos realmente solidarios

Comentarios

Esa gente no respetan nada ni a Dios!!!... Sé que se puede esperar de personajes tan bárbaros!!!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video