En tiempos de coronavirus: Prisma sobre posibles ases olímpicos

Solapas principales

En tiempos de coronavirus: Prisma sobre posibles ases olímpicos
Fecha de publicación: 
29 Mayo 2020
1
Imagen principal: 
El triple monarca olímpico Mijaín lópez sabe que cargará con el peso de una delegación sobre sus hombros, como abanderado y bujía en materia de rendimiento deportivo. Foto: Ricardo lópez Hevia/Granma.

En tiempos de coronavirus, cuando la soledad se convierte en una aliada implacable, y las horas sobran en su paso lento por nuestros días para pensar sobre cualquier y todo detalle relacionado con la actividad más insospechada, dirigí por enésima ocasión mi mirada hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Y es que en los últimos días se ha hablado sobre el factor edad en las principales cartas de triunfo del movimiento deportivo cubano de cara a esa cita, y cómo el almanaque pudiera incidir en un posible resultado deportivo, particularmente de los mayores contendientes al oro, tomando como contraparte la edad igualmente de los principales rivales de nuestras estrellas.

Entonces, intentaremos hacer un análisis en estas líneas, para desterrar el azote de la pandemia y volver la mirada hacia los esfuerzos que realizan todos y cada uno de nuestros deportistas sedientos de acariciar el Olimpo del deporte mundial y de paso realizaremos una predicción preliminar sobre posibles candidatos al oro en tierras del Sol Naciente.

Antes de comenzar cabe señalar que no constituye la edad ni por asomo, la única variable o factor de incidencia en el rendimiento de un atleta. Entran a jugar muchos otros factores, algunos de los cuáles enumeraremos a continuación:

1-    Características de la disciplina deportiva en cuestión

Aquí hay que tener en cuenta diversos elementos: las disciplinas de combate y deportes de contacto en general son mucho más traumáticos y exigentes que otras homólogas. Por ende, más propensas a lesiones que requieran intervenciones quirúrgicas y por consiguiente periodos de interrupción en el proceso de desarrollo de un deportista. Aquí la madurez  o maestría, también pudiera tardar un poco más en alcanzarse.

En cambio los de tiempo y marca, además de los de apreciación artística dependen más del trabajo y cuidado individual de cada deportista. Algunos como la gimnasia artística y rítmica, el clavados y hasta la natación, comienzan a entrenarse con rigor a los cinco años, por lo que su curva natural evolutiva se da en edades más tempranas que en el resto de los deportes.

También hallamos otras modalidades como el ciclismo, fundamentalmente la ruta, el tiro y el tiro con arco, que se convierten en longevas por algunas de sus características. Requieren de postura y fuerte componente psicológico, concentración, y no demandan de grandes volúmenes de trabajo físico, en el caso del tiro y el tiro con arco, en tanto el ciclismo, pese al desgaste que enfrenta en apariencia es más llevadero en materia de gasto energético para sus practicantes del alto rendimiento.

El atletismo es un caso aparte. El deporte rey contempla 47 pruebas, cada una con sus especificidades y la curva evolutiva, si bien comienza a medirse en las categorías cadete y juvenil, experimenta un cambio brusco en no pocas ocasiones durante el tránsito a la élite.

Por último contemplo las disciplinas naúticas, remo, canotaje, y hasta vela, todas con una carga física importante, pero que no entra en contradicción con la presencia de figuras longevas y en consonancia, el mejor palmarés de muchas pasados los 30 años.

2-    Cualidades y perfil individual de los protagonistas

Acá entran a jugar factores de índole objetiva y subjetiva. En el primer escenario contamos con infraestructura de preparación que posibilite un crecimiento si no bien acelerado, a tono con cada etapa dentro de la carrera del deportista en cuestión.

La capacidad del mismo para asimilar volúmenes y planificación a tono con cada estructura preparatoria, empaste con sus compañeros de equipo y entrenador, así como también esa sed de ser grande que posea cada uno.

Esto último está en los linderos con el plano psicológico: asimilación de variables como escenarios competitivos abrumadores, público y prensa, predisposición a la competencia, modelaje de variables como la concentración de la atención y la organización de todas sus capacidades o variables volitivas en función de un objetivo determinado…

No se desprecian las disciplinas colectivas, sucede que en ellas el llamado team work es el eje medular de un elenco exitoso, independientemente de las edades de cada uno de sus miembros. Además, hasta este minuto, Cuba no ha logrado clasificar a ningún elenco a tierras niponas.

Luego de este panorama tomaremos como muestra a los campeones olímpicos cubanos de las últimas tres ediciones de citas estivales, para luego aterrizar en nuestra predicción y visualización de posibles aspirantes a la corona, tomando en cuenta tanto la edad, como las restantes variables antes expuestas:

Beijing 2008
1-    Yipsi Moreno: Atletismo, lanzamiento del martillo. Se tituló con casi 28 años.
2-    Dayron Robles: Atletismo, 110 c/v. Tenía casi 22 abriles al imponerse.
3-    Mijaín López: Lucha Grecorromana 120 kg. Alzó su primer cetro con 26 años.

Londres 2012
1-    Mijaín López: Lucha Greco, 130 kg. Casi 30 años.
2-    Roniel Iglesias: Boxeo, 64 kg. Rey con 24 abriles.
3-    Robeisy Ramírez: Boxeo, 52 kg. Titular con apenas 19 primaveras.
4-    Idalys Ortiz: Judo, +78 kg. Reina con 23 años, próxima a los 24.
5-    Leuris Pupo: Tiro deportivo, pistola rápida a 25 metros. As con 35 abriles.

Río de Janeiro 2016
1-    Mijaín López: Lucha Greco, 130 kg. Materializó su tercera corona con casi 34 años.
2-    Ismael Borrero: Lucha Greco, 59 kg. Se vistió de oro con 24 años.
3-    Robeisy Ramírez: Boxeo, 56 kg. Se erigió doble monarca con 23 años.
4-    Arlen López: Boxeo, 75 kg. Alzó el cetro con 23 abriles.
5-    Julio César La Cruz: Boxeo, 81 kg. Rey con casi 27 años.

Con la relación de reyes y reinas en nuestro poder caemos en esta espera en la que todos nuestros preseleccionados, algunos con mayores perspectivas y otros con menos, han convertidos sus hogares en centros de entrenamiento, tratando a sangre y fuego de no alejarse mucho de la forma deportiva, para que, una vez se normalicen las actividades, retornar a sus entrenamientos sin tamaño distanciamiento, y con la posibilidad de adquirir sus óptimas capacidades en el menor tiempo posible.

Tomando en cuenta todo elemento sobre el cual hemos reflexionado, así como la calidad incuestionable de posibles rivales directos de nuestros ases, y algún eléctrico que nunca se debe despreciar, le proponemos un listado de candidatos a lo más alto del podio en Tokio, sin menospreciar las edades con las que llegarán a ese magno evento, y con el consabido margen de error que a la vuelta de un año y tres meses aproximadamente, pudiera encerrar este comentario, una vez caído el telón de los olímpicos.

1-    Mijaín López: (encararía el reto con casi 38 años).

2-    Ismael Borrero: (anclaría en la competición con 28).
3-   Idalys Ortiz: (llegaría con 31)
4-    Andy Cruz: Boxeo 64 kg. Llegaría con casi 26 abriles.
5-    Lázaro Álvarez: Boxeo, 57 kg. Subiría al ring con 30 años.
6-    Yaimé Pérez: Atletismo, lanzamiento del disco. Igualmente encararía la cita con 30 primaveras.
7-    Denia Caballero: Atletismo, lanzamiento del disco. Dispararía el implemento con 31 años.
8-    Juan Miguel Echevarría: Atletismo, salto de longitud. Clavará sus pinchos en la arena con casi 23 primaveras.
9-    Serguey Torres-Fernando Jorge Dayán: Canotaje, C-2 a mil metros. El primero bogará con 34 años, en tanto Fernando Jorge lo asumirá con 22.

Día X de mi cuarentena. Confieso que al escribir estas líneas me embargó cierta dosis de ansiedad, de vitorear en un estadio, de sentir la adrenalina de ver a los nuestros compitiendo, dando lo mejor de ellos. De tener el privilegio de narrar sus hazañas. En definitiva ver ondear la bandera cubana en lo más alto, entonar las notas del Himno de Bayamo, y disfrutar los rendimientos de nuestros deportistas, sabiendo todo el sacrificio que representó su ascenso al Olimpo deportivo, es y será siempre, uno de los mayores motivos de orgullo.

La artemiseña tendrá en la anfitriona y joven Akira Sone, a su rival más enconada.

Comentarios

Estimado periodista, con todo el respeto que usted se merece les comento que en ese pronostico está faltando el luchador greco romano Ismael Borrero y me atrevo a decir que es uno de los tres deportistas cubanos más seguro, candidatos a la gloria olimpica junto a Mijain y Andy.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video