El campo y pista comienza a carburar rumbo a Tokio

Solapas principales

El campo y pista comienza a carburar rumbo a Tokio
Fecha de publicación: 
11 Agosto 2020
0
Imagen principal: 
Juan Miguel, pese a su juventud, es uno de los candidatos más serios al oro olímpico en la longitud. posee tope personal de 8.68 metros.

Impasse, una palabra que en materia deportiva suena a ostracismo, a preocupación, a incertidumbre sobre las capacidades físicas y mentales a la hora de recomenzar… incluso, hasta a sueños diluidos.

Imaginen además si hablamos de uno que se acerca a los cuatro meses (120 días) de inactividad para nuestros representantes del atletismo, quienes tuvieron su último escenario competitivo oficial en la Copa Cuba desarrollada a puertas cerradas en el Estadio Panamericano, un estreno silencioso y sombrío, sin público que vitorease las buenas marcas estampadas, en la reinaugurada pista.

Lo cierto es que cuando está fijada para el próximo 15 de agosto la fecha de retorno de nuestras principales cartas involucradas en el proceso de clasificación olímpica a Tokio, y otros considerados atletas de perspectiva inmediata, incluidos los exponentes del campo y pista, ya en el mundo se comenzó a rodar, con la celebración de los dos primeros mítines de la cuestionada Wanda Diamond league.

A eso se le suman confrontaciones del denominado circuito europeo en otras pruebas no incluidas en el nuevo calendario del Diamante.

Con estas líneas pretendemos iniciar un seguimiento a la agenda atlética universal toda vez que hasta este minuto Cuba cuenta con 14 clasificados para la cita en la capital nipona, pero al decir de la Comisionado Nacional Yipsi Moreno González, nuestra cifra de agraciados pudiera estar en el orden de los 20-25 efectivos.

Cabe destacar que en esta oportunidad la World Athletics, entidad rectora a nivel global, estableció unas mínimas de inscripción bastante exigentes para la cita bajo los cinco aros.

Sin más, y ansiando que nuestras cartas se liberen del velo de inercia que los cubre, iniciamos esta suerte de visor Atlético, que también comprenderá una breve explicación introductoria de cada prueba en cuestión, para contextualizar mejor el panorama.

Lanzamiento del Disco (f)

Indiscutiblemente los 70.15 metros disparados por la estadounidense de 25 años Valarie Allman han disparado la alerta en la élite de esta modalidad.

De antemano se presentará el disco como uno de los eventos más cruentos, a tal punto que en esta sui géneris campaña, con muy pocas comparecencias a la jaula de lanzamientos entre las discóbolas de la élite, ya ocho han superado los 63. 50 exigidos para pugnar en ese excelso entorno.

Además de Allman, las “bendecidas” son:

  1. Sandra Perkovic (65.93-CRO)
  2. Kristin Pudenz (65.58-ALE)
  3. Yang Chen (65.26-CHN)
  4. Yaimé Pérez (64.76-CUB)
  5. Melina Robert-Michon (64.14-FRA)
  6. Shanice Craft (64.03-ALE)
  7. Denia Caballero (63.71-CUB).

Posdata: Yaimé (69.39) y Denia (69.20) hicieron el uno dos en la pasada campaña, al igual que en el Mundial de Doha, por lo que mantienen su condición de favoritas de cara al cetro en Tokio.

Longitud (m)

Todavía no carburan los principales pesos pesados de esta modalidad. Me refiero al jamaicano Tajay Gayle, Juan Miguel Echevarría, los sudafricanos Luvo Manyonga y Rushwal Samaai, además de la legión de saltadores estadounidenses.

Semejante panorama de pujanza hace pensar en otro duelo campal en Tokio.

Cuba asistiría con tres efectivos a dicha justa, con las mayores esperanzas cifradas en Juan miguel, pero con opciones reales de colarse los tres entre los ocho mejores del planeta.

La World Athletics fijó en 8.22 el registro para hacer el grado. Así se presenta el incipiente prisma anual hasta este minuto:

  1. Lester Lescay (8.28-CUB)
  2. Kristian Pulli (8.27-FIN)
  3. Maykel Massó (8.26-CUB)
  4. Juan Miguel Echevarría (8.25-CUB. Había materializado 8.41 en su efímera incursión sobre pista cubierta).
  5. Tajay Gayle (8.23-JAM).

Triple (m)

Hay otro portento en el triple salto, que fiel a la tradición de la escuela cubana igualmente cuenta con tres saltamontes de pinchos superiores a los 17.14 requeridos.

Hablamos de Jordan Díaz, quien con 18 abriles se estiró hasta 17.49.

En este 2020 precisamente otro cubano, Pedro Pablo Pichardo, nacionalizado portugués, comanda las acciones con sus 17.47 en los Inspiration Games de Zurich y otras latitudes. Le escoltan:

  1. Andy Díaz (17.30-CUB)
  2. Christian Taylor (17.27-EUA)
  3. Cristian Nápoles (17.18-CUB)
  4. Pablo Torrijos (17.09-ESP)
  5. Lázaro Martínez (17.08-CUB)
  6. Omar Craddock (17.04-EUA)

Resulta pertinente aclarar que en la corta cruzada bajo techo Hugues Fabrice Zango, de Burkina Faso se había estirado hasta 17.77, y el norteño Donald Scott hasta 17.24. eso sin que saliera al ruedo Will Claye, puntero del 2019 con impresionantes 18.14.

Triple (f)

Nadie pone en duda que la venezolana Yulimar Rojas (15.43 bajo techo en la actual campaña) es la actual candidata a reinar en Tokio. Sin embargo, la pugna por la plata y el bronce en el triple femenino se vislumbra bien interesante.

A Rojas, sobre pista techada se sumaron con registros de relieve en la actual temporada las estadounidenses Tori Franklin (14.64), y Keturah Orji (14.60), además de la antillana Liadagmis Povea (14.52).

Precisamente Liadagmis lidera el escalafón anual (14.55). a sus espaldas se sitúan, por encima de los 14.32 que marcan la clasificación la búlgara Gabriela Petrova (14.38), y la también cubana Davisleydi Velazco (14.34).

Eso sí, hay un grupo de huesos que aún no se estrenan de manera oficial, entre ellos la jamaicana Shanieka Ricketts (14.93 y segunda del top en 2019).

Altura (m)

El visor en esta modalidad muestra paridad por encima de todo. Se piden 2.33 metros para inscribirse en Tokio y justamente ese registro materializaron cinco saltadores en la campaña invernal, incluido el cubano Luis Enrique Zayas.

Junto a él lo materializaron el estadounidense Darryl Sullivan, el británico Tom Gale, el bahamés Jamal Wilson y el ruso Ilya Yvanyuk.

Eso sin que el número uno indiscutible en el último lustro, el catarí Mutaz Essa Barshim desafiara a la gravedad aún.

Al aire libre son los 2.30 lo que han conseguido seis saltadores. A Wilson en este club se adicionan el australiano Brandon Starc, el sudcoreano Sang Hyuk Woo, el italiano Gianmarco Tamberi, el bielorruso Maksim Nedesekau, y el suizo Loic Gasch.

Pértiga (f)

Es este otro evento que se presagia al rojo vivo. Y no lo digo exclusivamente por los 4.92 de la estadounidense Katie Nageotte. A ese registro impresionante hay que sumarle los no menos halagüeños 4.83 de la novel sueca Michaela Meijer.

La relación de mejores saltos outdoor la componen además la slovaca Tina Sutej (4.75), la británica Holly Bradshaw (4.73), y la bielorrusa Iryna Zhuk (4.72).

A la altura de 4.70 fijó la varilla la World Athletics para apuntarse en Tokio. Como para sacudir o alarmar a la élite incluso antes de descorrer las cortinas.

Sin embargo, más de una decena de pertiguistas ha conseguido esa marca en este 2020, incluida nuestra Yarisley silva (4.74 en pista cubierta).

Bajo techo igualmente descollaron la rusa Anzhelika Zidorova (4.95), las igualmente norteñas Sandi Morris (4.91), y Jennifer Suhr (4.85), y la venezolana Robeilys Peinado (4.78).

800 metros

Una carrera en extremo táctica, en la que puede que la reincorporada Sahily Diago (2:01.11) acompañe a Rose Mary Almanza (1:58.92) puntera de la campaña hasta este minuto. Periodo que se ha puesto ardiente luego de que cuatro corredoras hayan rebajado los dos minutos en los últimos días.

Hablamos de las británicas Jemma Reekie (1:59.52) y Laura Muir (1:59.54), la irlandesa Ciara Mageean (1:59.69), la noruega Hedda Hynne (1:59.94), y la suiza Selina Buchel (1:59.97).

Eso sin tener en el prisma de rendimientos aún a la legión de estadounidenses que lidera ajee Wilson, además de varias corredoras africanas de mucho empuje, a las que se suma la jamaicana Natoya Goule.

Llega el epílogo de esta mirada profunda entre tiempos y marcas, metros y segundos… y lo hacemos a ritmo de 400 con vallas (f).

Una prueba que vio en la norteña Dalilah Muhammad (52.16 segundos), a la nueva plusmarquista del orbe. Junto a ella tres coterráneas que se antojarán bien rocosas. Son los casos de Sydney Mclaughlin (52.23), Ashley Spencer (53.11), y Shamier Little (53.73).

A ellas se suman la jamaicana Rushell Clayton (53.74), la suiza lea Sprunger (54.06), y la curtida checa Zuzana Hejnová (54.11).

En lo que va de 2020 la holandesa Femke Bol (53.79) ha sido la del crono más halagüeño.

En tanto nuestra clasificada, Zurian Echevarría (55.00), detuvo los relojes en marzo en 55.77, para situarse quinta en el incipiente escalafón anual.

Ese es el panorama atlético. Cuando Mónaco se alista para acoger la tercera parada del recortado calendario de la Wanda Diamond League. Eso será el jueves 13 de agosto, dos jornadas antes de que nuestros preseleccionados comiencen a desempolvar sus pinchos, pues su arribo al Estadio Panamericano está fijado para el próximo día 15.

 

Yaimé busca superar la barrera de los 70 metros, lo que sería el colofón a la condición de discóbola más sólida en los últimos dos años.
Liadagmis Povea ha estabilizado rendimientos en la élite del triple salto femenino.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video