Covid-19: ¡SOS! Niños en casa

Solapas principales

Covid-19: ¡SOS! Niños en casa
Fecha de publicación: 
3 Abril 2020
0
Imagen principal: 

Ya cumplimos una semana desde el cierre temporal de las escuelas cubanas como medida para el enfrentamiento de la Covid 19. Desde entonces, las familias “enfrentamos” dos retos: mantener a nuestros niños a salvo de la epidemia y conservar también la salud mental de todos y todas. Quedarnos en casa y lograr que esos locos bajitos lo lleven lo mejor posible, estudien y se diviertan al mismo tiempo, es tarea de grandes.

¿Cómo lo llevamos? Hay muchas ideas, incluso en cinco minutos, que nos llegan desde todas partes, pero  ¿qué ha funcionado en la práctica? Mis colegas madres del grupo de tercer grado de mi hijo más pequeño, me oxigenan todos los días a través de un grupo de Whatsapp donde, maestra incluida, lo mismo se aclaran dudas y comparten fotos de las teleclases, que recetas de cocina, consejillos amorosos, de salud, belleza o trabajo, se planean fiestas para cuando “esto pase” y celebramos otras virtuales de cumpleaños feliz.

Los niños también comparten mensajes, fotos videos, abrazos y cariñitos que no mueren desde la distancia, ideas contagiosas como pintarles caritas a todos los huevos de la casa o trabajar duro en un improvisado laboratorio para encontrar la vacuna que eliminará definitivamente este maldito coronavirus que los mantiene lejos.

Terapéutico ha sido para todos mantenernos al habla y compartir rutinas, propuestas, fórmulas para ir llevando estos días en casa. Mis amigas del aula de Amada (la mejor maestra del Ejército Libertador), me han dado permiso para compartir las experiencias, quién sabe si otras madres y padres, tíos, tías abuelos y abuelas, se animan y nos cuentan las suyas, así formaremos un sano trapicheo de buenas prácticas en el que ganamos todos, hasta Ana Lía, la futbolista estrella de la escuela, ha entendido que, ahora mismo, un poco de muñes vale gol.

.

Darío: costurero y científico

Claro que si ellos se mantienen al tanto de la situación y los esfuerzos de muchos adultos por colaborar, quieren sumarse. Días antes de cumplir sus nueve años, Darío ha empleado el tiempo en coser sus propios nasobucos y experimenta en busca de una cura para el coronavirus.

¿Hormiguitas retozonas? ¡De eso nada!

Orgullosos y orgullosas de cooperar también en las labores domésticas, hembras y varones, como debe ser, que no podemos criar machistas, sino hombres y mujeres buenos y útiles. Sandro ayuda a lavar la ropa, Rachel ya aprendió a cocinar el arroz, Ananda cuida a su hermanito y Sofía prepara dulces con la abuela.

Los amigos, jugar con ellos en la distancia

Pável y su mamá lo hicieron jugando con sus fotos, para luego circularlas en el grupo y las risas, los recuerdos y las bromas, también circularon.

Creación VS aburrimiento

Maday es una artista haciendo muñecas, todos y todas admiramos sus caras de luna de papel, Javi armó un carro con legos, Gian construyó su propia y colorida computadora, Rachel podrá repartir títeres de anillos muy pintorescos para todos y Madai mariposas y corazones, pero sin dudas, nada se ha hecho tan viral como dibujarles rostros a los huevos, Ana Laura fue una de las que se sumó, con mucho cuidado.

Tiempo para los afectos

Y parece simple, pero jugar con el hermano mayor a “hacer caritas” y ver quién se ríe primero, o a la pelota con el abuelo y la prima pequeña. Aprovechar el tiempo para expresar esos afectos que a veces se escapan en la locura del día a día, es otro de los saldos positivos que podemos sacarles a estos tiempos en los que, debemos andar más juntos que nunca, aunque no revueltos.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video