Cuba: Plantas medicinales, una opción para médicos y pacientes

Solapas principales

Cuba: Plantas medicinales, una opción para médicos y pacientes
Fecha de publicación: 
29 Julio 2019
0
Imagen principal: 

Desde un digestivo y un anticatarral hasta un circulatorio, sedante y diurético, se puede encontrar en el establecimiento Flora: La antigua botica de la abuela*, un lugar donde la medicina natural y tradicional (MNT) trata, de alguna manera, de ganar la batalla e imponerse frente a los medicamentos procesados químicamente.  

Su artífice y creador es el doctor Rodolfo Arencibia, quien ha dedicado su vida al estudio de las plantas medicinales y a su empleo efectivo en el tratamiento de diversas afecciones.

 ABT botanica 02 copia cubasi

Doctor Rodolfo Arencibia, fundador de Flora: La botica de la abuela.

 ABT botanica 03 copia cubasi

alt

Influenciado en gran medida por sus ascendientes (abuela y madre) quienes ante un padecimiento recomendaban siempre acudir a la medicina verde, Arencibia —como más se le conoce— empezó a inclinarse por este mundo incluso desde que estudiaba la carrera de Medicina.

Con más de tres décadas dedicadas al estudio de las plantas medicinales (con una maestría sobre el tema), Arencibia asegura que también es importante tener en cuenta el sector agrícola, porque para la obtención de un buen producto es indispensable contar con una materia prima de calidad.

Proyecto en desarrollo

Comentó que Flora: La antigua botica de la abuela se inauguró el 3 de junio del 2018, en saludo al cumpleaños del General de Ejército Raúl Castro Ruz, uno de los principales impulsores del desarrollo de las plantas medicinales en nuestro país.

Nacido y criado en Punta Brava (consejo popular del municipio de La Lisa), Arencibia tuvo la idea de construir en esa zona un laboratorio e incorporarse al trabajo por cuenta propia. En la actualidad ello ha trascendido y se concibe como un proyecto en desarrollo. Una vez aprobado (se encuentra en ese proceso) será en el país la primera cooperativa de productos naturales.

El objetivo fundamental del proyecto —explicó— es revalorizar el trabajo de los llamados yerberos o vendedores de plantas medicinales que, sin duda, forman parte de una tradición muy antigua en nuestro país, y que proviene desde los indios y otras culturas y poblaciones como los españoles, africanos, europeos, chinos y japoneses. No obstante, gracias al desarrollo científico alcanzado ha sido posible aplicar la ciencia, la tecnología y la innovación a las plantas medicinales verdes y secas.

Como estudioso del tema, conocía de la existencia de fincas provinciales de plantas medicinales, cuyas producciones no eran totalmente empleadas por el Ministerio de Salud Pública, es decir quedaba un remanente.

De ahí nació la idea de crear este laboratorio (La botica...), donde únicamente se utilizan las materias primas que provienen de estas fincas del Ministerio de la Agricultura; una especie de garantía para luego obtener productos de calidad.

67247033 435771917269797 2214668760554405888 n cubasi

De recorrido por una de las fincas de plantas medicinales, verificando la calidad de las materias primas, 

lo cual resulta fundamental para la obtención de un buen producto.

Opción, No alternativa

Con estas materias primas y sobre la base de experiencias de diversos centros de investigaciones, La Botica ha formulado un grupo de mezclas con evidencias científicas,  de alguna forma comprobadas para diversos problemas de salud.

Por ejemplo —señaló Arencibia— el anticatarral combina cinco plantas, entre ellas el orégano, el copal, la naranja; para el circulatorio se vinculan dos especies, la caléndula y la naranja, y en el renal tratamos siempre que esté presente el té de riñón, y a veces utilizamos el llamado Palo del Brasil.

Agregó que la variedad de productos oscila sobre los 40, aunque por las dificultades con las materias primas casi siempre disponen de entre 22 y 25.

Gracias a su amor por el tema y los deseos de que Cuba retome estas prácticas saludables para el tratamiento de determinados padecimientos, Arencibia ha sido el promotor de la celebración en La Habana en septiembre venidero (del 16 al 20) de la 28 edición del Congreso Italo-latinoamericano de Etnomedicina, uno de los eventos más importantes de productos naturales que se desarrolla a nivel mundial.

Cuando hoy el país tiene entre sus prioridades impulsar la MNT, La botica de la abuela constituye un espacio esencial, donde la población puede acudir (ahora se han sumado otros dos puntos de venta: en La Lisa, en la avenida 51 y 190,  y en el municipio de La Habana Vieja, en la farmacia ubicada en Teniente Rey, entre Habana y Compostela, antigua Sarrá) para adquirir cualquiera de estos productos.

“El primer mundo no tiene limitaciones económicas, ni período especial, ni la desgracia del bloqueo, y allá un producto natural es más caro que uno químico, entonces hay que mirar en ese sentido. Por eso yo digo que su empleo No es una alternativa, sino una opción que médicos y pacientes deben tener siempre en cuenta”, enfatizó.

 *Ubicada en la periferia del centro de la capital, a unos 24 kilómetros al oeste y en una zona privilegiada por la naturaleza, de poca contaminación ambiental. Punta Brava es un lugar ideal para la producción de forma limpia de estos bio productos. La botica está situada en la avenida 251, No. 5002, entre 50 y 52, muy cerca de la Autopista Nacional

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video