Todos somos servidores públicos

Solapas principales

Todos somos servidores públicos
Fecha de publicación: 
18 Julio 2019
0
Imagen principal: 

En estos tiempos, cuando la institucionalización y el ordenamiento del país son una necesidad impostergable, los servidores públicos adquieren una extraordinaria importancia. Un concepto estrecho de tal denominación, quizás pudiera centrarse en una determinada esfera de la vida cotidiana.

Sin embargo, los servidores públicos —y valga la redundancia— son todos aquellos que desde un espacio laboral están en el deber de prestar un servicio, cualquiera que sea. Casi nada escapa a ello y pudiera decirse que todos, de una manera u otra, somos servidores públicos.

Al igual que en la producción, donde una fábrica depende de la materia prima, de los equipos y de la fuerza productiva para echar a andar toda esa maquinaria y obtener resultados, lo mismo ocurre en múltiples tareas y espacios de la vida cotidiana, donde se acumulan demasiados pesares y dificultades por mal trabajo, ineficiencias, insensibilidad, indisciplinas y burocracia.

Y es que también los servicios (de toda índole) presuponen ciertos encadenamientos, en los cuales inciden la voluntad y los deseos de hacer de los seres humanos.

Por ejemplo, si una persona necesita una certificación (de nacimiento, de matrimonio, de defunción) para luego proseguir un trámite legal determinado y, por alguna razón, no se le entrega en el tiempo establecido, pues entonces la cadena de inseguridad y malestar continúa. De ahí que sea tan importante que cada cual cumpla con su responsabilidad en el “pedacito” que le toca.

Consciente de cuanto afectan estas situaciones en la vida de los cubanos, el Presidente Miguel Díaz-Canel recurre al tema con frecuencia. 

Los servidores públicos conforman un amplio abanico de actividades y profesiones, en los que —por mencionar algunos— pudieran citarse los educadores, el personal de salud, los trabajadores jurídicos y hasta los periodistas.

Casi nada escapa a esta conjunción de palabras, cuyo significado adquiere en la actualidad una trascendencia enorme para el buen desenvolvimiento del país.

Muchas veces se tiene la solución del problema “ahí mismo, al doblar de la esquina”, como dice el argot popular, sin embargo no se concreta y las personas pierden el tiempo, la calma y la paciencia. Además, en ocasiones ello deriva —condicionado por el ánimo de resolver lo antes posible— en conductas inescrupulosas y corruptas, con “don dinero” de por medio.
 
Un país necesita de todo eso, de los incrementos productivos, de las exportaciones e importaciones, de las inversiones, pero también de que en todos los ámbitos la gente sienta que sus problemas son atendidos, tenidos en cuenta y, al menos escuchados, cuando no tienen solución inmediata.

En su reciente intervención, al clausurar el Tercer Período Ordinario de Sesiones, de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, el Presidente cubano se refirió a la funcionalidad de los servidores públicos y a los valores que deben tener.

VGPREmpMarcurijeER 1 display cubas

El constante apego al pueblo, ha propiciado que el Presidente cubano tenga una absolutaclaridad sobre los problemas más acuciantes que afectan a la población. De ahí sus valoraciones y criterios respecto a los servidores públicos, que muchas veces tienen en sus manos las soluciones.

“Quien tiene a mano la más rápida y eficiente solución a un problema no tiene por qué minimizarlo ni delegar su solución bajo consideraciones jerárquicas o sectoriales. Todos somos servidores públicos.

“Niega el espíritu de la Revolución quien entorpece, demora o hace imposible el trámite para acceder a un subsidio, a la propiedad de una vivienda, al usufructo de una tierra entregada para producir. Esas son gestiones que, en general, roban tiempo y energías a las personas que trabajan, estudian y aportan a la sociedad.

“Cuando hablamos de rescatar la decencia pensamos también en la honestidad y el sentido de cooperación de los servidores públicos.

“La vocación de servir no puede ni tiene por qué confundirse con servilismo.  Dar un buen servicio desde la amabilidad, la humildad y la educación nos hace más profesionales y añade a nuestro ejercicio laboral un sello de calidad y calidez humana que hoy necesitan otros y mañana necesitaremos cualquiera de nosotros.  Tenemos que ser serios y eficaces en las respuestas”.

Tales palabras muestran la claridad de pensamiento y de acción del  Presidente. Por el bien de Cuba y de todos, ¡hagamos nuestros su ejemplo y sus palabras!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video