¿Padre es cualquiera?

Solapas principales

¿Padre es cualquiera?
Fecha de publicación: 
16 Junio 2019
0
Imagen principal: 

Como marca la tradición, este domingo celebramos en toda Cuba el día de los padres. Una fiesta que se realizó por primera vez en nuestro país el 19 de junio de 1938 por iniciativa de la escritora Dulce María Borrero. Desde entonces, como indica el almanaque los cubanos nos reunimos para pasar un día en familia.

A propósito de la fecha, Cubasí conversó con hombres y mujeres de diferentes edades para conocer hasta que punto es verdad la expresión de que madre es una sola y padre es cualquiera; “un criterio que nada tiene que ver con la realidad”, afirmó uno de nuestros entrevistados.

“Creo que la expresión salió de una mujer”, sentenció en tono jocoso Fernando; mientras Alexis agregó que las mujeres mantienen un vínculo muy estrecho con los hijos desde que están embarazadas y creen tener derecho absoluto sobre ellos, pero ambos somos importantes y es necesario respetar el espacio de cada cual.

En ese punto, existió total coincidencia, tanto las mujeres como los hombres afirmaron que el niño necesita de sus padres. Si viven separados hay que tratar de mantener un vínculo normal y estrecho entre los dos, aun cuando exista una relación muy difícil, aseguraron los encuestados.

“Sinceramente no sé de donde salió la expresión, pero nosotras nos sacrificamos mucho más por los hijos. En mi caso he sido madre y padre”, aseguró Alina con determinación.

Una historia parecida cuenta Ernesto, un joven que a los 19 años decidió afrontar con la ayuda de su madre, la crianza de su hijo. “Su mamá me lo entregó con solo unos meses de nacido. En ese momento estaba en la Universidad y creí que no podría, pero al final lo hice y no me salió mal. Demostré que yo también podía asumir el reto”.

“No se trata de medir los cariños en una balanza. Hay padres muy buenos y sacrificados como hay madres que también lo son. La familia es un núcleo formado por los padres y los hijos. Nadie puede sustituir el rol del otro”, comentó Esperanza.

Los planteamientos son muchos y van desde posturas que defienden el derecho total de las madres a otras más flexibles que colocan a los padres al mismo nivel. Más allá de las concepciones machistas y feministas, lo cierto es que hoy la sociedad cubana es mucho más abierta y no es extraño ver a un hombre asumiendo roles que antaño correspondían exclusivamente a las madres, encargadas de la educación y el cuidado de los hijos.

“En ese sentido, puntualizó Raúl, las mujeres nos han enseñado mucho. Tienen una gran capacidad para enfrentar varias cosas a la misma vez, nosotros por supuesto no queremos quedarnos atrás.

Además es innegable que el nivel educacional y cultural permite que los hombres podamos sentirnos seguros para afrontar la paternidad sin ningún tabú. Realizamos tareas en el hogar como bañar a nuestros hijos, los ayudamos en las tareas, le damos de comer y nos preocupamos por sus necesidades básicas. Hoy miramos el asunto desde otra perspectiva”.

Encontrar una respuesta difinitiva sobre este complejo tema resulta muy engorroso por las deficiones erradas que aun persisten en la mente de muchos cubanos. Lo que sí está claro es que la figura de papá y mamá son importantes para el normal desarrollo de los niños. Ambos, como bien define nuestra amiga Esperanza, son imprescindibles y nadie debe sustituir el papel que le toca en la vida de su pequeño.

Padres más activos

Por suerte, la imagen del padre distante y frío ha ido cambiando no solo en Cuba sino a nivel mundial. El hombre moderno ha roto con los estereotipos que lo ubicaban al frente de una familia para mantener el orden y las buenas costumbres como sucedía antaño.

Cada día se hace más evidente el cambio de roles en la sociedad. Hoy su participación suele volverse más intensa a medida que crecen los hijos. La mayoría no ven el tema de la paternidad como una responsabilidad, sino como una actividad que les provoca placer. Los investigadores afirman que se percibe una búsqueda de bienestar integral de toda la familia a partir de una complementariedad y flexibilidad en las tareas que los enriquece como personas.

Algunos estudios demográficos confirman un crecimiento notable en la cifra de familias monoparentales que giran alrededor del padre, y de hombres que deciden criar a sus bebés mientras sus esposas trabajan porque han quedado desempleados o simplemente cobran menos que su mujer.

En Cuba existen leyes que protegen a los padres, en caso de que una pareja decida que él será el que se encargue de la crianza del bebé el primer año de vida. Anteriormente era común que las abuelas se encargarán, pero la tendencia va modificándose poco a poco y los padres van asumiendo su tarea de forma natural, lo que a la larga resulta más beneficioso para los hijos y favorece la relación en pareja.

¿Padre es uno solo?

Para nada voy a saltarme ahora al policiaco, es que conocí a uno de estos padres que son capaces de cualquier cosa por colarse en los espacios de sus hijos, vivirlos con ellos, acompañarlos desde niños y “cualquier cosa” incluye disfrazarse de Aladino y subirse a un escenario a bailar, sin ser artista ni cosa parecida, solo para mezclarse con ellos, para hacerlos sonreír, esos padres que compran las 99 papeletas posibles para hacer realidad aquello de “quiero ser el mejor amigo  de mis hijos”.  Este es Edisbel Chil, un cubano de aquellos que se vuelven extraordinarios en el día a día común, lo conocí en el proyecto sociocultural Corcel de Esperanza y aquí se los presento:

“El hecho de ser padre es lo más grande que le puede suceder a un ser humano, a un hombre en la vida, trato de mantener las mejores relaciones con mis niñas, que tengan confianza en mí, que exista siempre una interacción entre nosotros, que cuando ellas tengan algún problema puedan compartirlo, conversarlo conmigo.

“Si a mí me gusta estar orgulloso de ellas, involucrarme con ellas en el proyecto es una forma más de que ellas sientan orgullo de su padre y como sé que les encanta que yo participe en todas las actividades trato de estar siempre al máximo de mí en sus cosas y aportar todo lo que pueda…

“Quisiera seguirles ofreciendo las mejores enseñanzas, y que la vida me de mucha fuerza y salud para continuar acompañándolas hasta una edad muy avanzada, mi intención es tratar de guiarlas… Yo digo que madre es una sola y padre también es uno solo, puede ser que exista algún hombre que tenga una relación con una mujer y le llegue como un padre a los hijos de ella, pero el cariño de un padre es tan único como el de una madre.”

Hijos en primer plano…

Sí, porque están estos padres que de algún modo saben que trascienden también a través de sus hijos y solo tienes que “echarles un medio” y te hablan de sus retoños  como para nunca acabar, con una mezcla de devoción y responsabilidad  que enternece…  así fue con  el músico cubano Angel Bonne, bastó  un  “háblame de tu hijo”:

“Mi hijo es un talento natural, es un niño que viene a resumir todo lo que hay en mi familia de talento para la música, está en cuarto año de piano y en segundo de percusión y fue el ganador este año de la fiesta del tambor en batería, es un niño con un gran talento que todo el mundo está reconociéndole, en mi opinión, demasiado adelantado y esas cosas suelen ser perjudiciales, conozco otros casos de gente muy talentosa que ha terminado frustrándose porque las emociones que han ido viviendo en la niñez sobrepasan todo y ya no tiene aliciente seguir avanzando y esto es una escalera...

“Siento muchísimo orgullo de él y, por supuesto, yo soy una de las personas que más le colabora desde el punto de vista de repasarlo y estoy arriba de él, porque es un niño, que lo que quiere es jugar fútbol, pelota y mataperrear y andar por ahí, además es un niño que fue criado en un concepto de la independencia, o sea cuando él era chiquito yo abría la puerta del carro, él apenas sabía caminar, yo pegaba bien el carro a la acera y abría la puerta ahí y él tenía que subirse, incluso una vez se cayó cuando íbamos a salir del parqueo y una mujer enseguida fue a levantarlo y yo le dije, déjalo que él se levanta, porque en la vida si te caes te tienes que levantar y eso es una metáfora de la vida, yo siempre lo he dejado ser, porque la sobreprotección es fatal…

“Ya no vive conmigo desde que tenía seis años, pero vivimos a seis cuadras y hasta hace muy poco yo me levantaba todos los días y lo llevaba a la escuela y lo recogía, ya va y viene solo, pero mi presencia siempre la ha tenido, estoy muy orgulloso de él y estoy seguro de que tiene una gran estrella para su futuro, ojalá entienda que es una carrera de resistencia, no de velocidad…

Padres complicados…

Mientras trataba de convencer a este funcionario cuyo nombre juré omitir de que me diera una entrevista sobre cómo ser padre de tres hijos de diferentes madres, dirigir una empresa bastante grande, que te hace estar ausente de casi todo y, sin embargo, participar de algún modo en sus vidas, sonó el móvil, justo cuando casi lo tenía convencido y ya me estaba contando que religiosamente los domingos son para sus hijos, que los junta en casa de la abuela y se baña con ellos en la manguera del patio… justo cuando creía que mi entrevista iba a empezar… el celular sonando…

“Dime mi amor”… ¿Estás mejor? … Sí mi vida… Mi niña linda, tienes que cuidarte… No te preocupes, yo voy a estar ahí contigo… Dale majadera, todo va a estar bien… sí, me llamas… no discutas con tu mamá… Muchos besos mi amor… te amo”

Y colgando el teléfono me mira y me dice: “era mi hija, la mayor, esa tiene 22 años, pero apenas le duele la cabeza me llama para decírmelo, ya, ahí tienes tu entrevista”. Y si, ahí estaba, el “cuadro” es ingeniero mecánico no muy dado a las palabras, el tipo es concreto con todos y meloso con su hija como con una novia de estreno, pero como soy terca y no me levanté tan fácil de la silla, me contó de la noviecita que tiene Alejandro, “el varón, el del medio”, por Jaimanitas, y que la más pequeña quiere manejar un barco y aprender a leer y las clases comienzan como a la nueve de la noche, cuando terminan las reuniones y los despachos de papa con sus jefes… al final me fui con la grabadora vacía, pero con el sosiego de ver que es posible ser muy complicado y ser "el" padre…

No uno, sino “el padre”, ese imprescindible, insustituible, el que nos perdemos cuando nos enseñan a decirle papá a otro que siempre “será como un padre”, pero nunca será lo mismo, el que se pierden los progenitores que por voluntad propia no pasan de esa cualidad biológica o cuando la modernidad  y el pragmatismo se equivocan  y nos hacen creer que padre es cualquiera… y en esa fórmula perdemos todos, pero siempre más los hijos que los padres…

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video