Un freno a los acaparadores

Solapas principales

Un freno a los acaparadores
Fecha de publicación: 
15 Mayo 2019
0
Imagen principal: 

En los últimos tiempos, la escasez de productos alimenticios ha propiciado el acaparamiento, una práctica que, aunque no ha estado ausente en el país, tiene sus altas y sus bajas, ¡claro está, en dependencia de la situación del mercado interno!

En diciembre pasado, la canasta básica de los cubanos se vio afectada con el déficit de harina de trigo, lo cual influyó en la disponibilidad del pan, un producto de gran impacto en la población.

En los primeros meses del 2019, las insuficientes reservas de aceite “dispararon” el acaparamiento, a pesar del control que se apreció en los comercios.

En 3ra. y 70, por ejemplo (me consta), solo se vendían dos botellas por persona, lo cual afectó sobremanera a los revendedores, quienes casi siempre se las arreglan para burlar lo establecido.

La espiral se cierra ahora con la poca disponibilidad de productos cárnicos, entre estos, el pollo, de gran beneficio para niños y personas de la tercera edad.

Todo ello es consecuencia de la compleja situación que atraviesa el país —tema sobre el cual informó el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil Fernández, en la última sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular— a partir del recrudecimiento de restricciones de nuestra economía por parte del Gobierno de Estados Unidos, por supuesto, el bloqueo y la ley Helms-Burton.

El panorama se "acomoda" perfectamente a esta plaga de personas que viven “a costilla de la gente”, como dice el argot popular.

Hace unos días, en el mercado ubicado en el Centro de Negocios Miramar, presencié cómo una mujer se llevaba más de 20 paquetes de sal y una cifra similar de paquetes de galleticas de dulce (en una rebaja de precios).
 

Conversando sobre el tema con una de mis vecinas, conocí que en días anteriores la sal había tenido problemas, es decir, escaseaba, de ahí esa compra “abrumadora” del producto.

El 19 de septiembre del pasado año, CubaSí hizo referencia a una entrevista publicada en el diario Granma a la ministra de Comercio Interior (Mincin), Betsy Díaz Velázquez, donde ella aseguró:

“Las condiciones actuales de nuestra economía y la escasez de productos no se admiten como pretexto para la ilegalidad. Nada la justifica. La falta de principios, unida a la poca exigencia de los superiores en cada establecimiento, es la principal causa de hechos como `el asalto` a las manzanas de la tienda La Puntilla, que indignó al pueblo cubano hace apenas unos días”.

En ese momento, el Mincin orientó “la regulación de 48 productos de primera necesidad, como el huevo, la frazada de piso, el jabón, detergente, por citar algunos ejemplos, para evitar que pocos compren en grandes cantidades y se produzca el desabastecimiento”.

Hoy (ya no se trata de manzanas) el acaparamiento y los acaparadores siguen haciendo de las suyas, provocando el malestar de la población, acabando con los salarios de los trabajadores honestos y provocando disturbios en las colas. No solo quieren ser los primeros, sino llevarse todo lo que puedan.

Alejandro Gil, al intervenir ante los delegados del XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), expresó que han existido algunas restricciones con proveedores, lo que ha provocado afectaciones en la producción de huevos y retrasos en el arribo del pollo, pero el país no renuncia al crecimiento del plan de la economía proyectado, aun cuando no se disponga de la totalidad de las importaciones, porque se explotarán las potencialidades internas.

Aseguró que la situación que tiene la economía cubana de tensión de liquidez es reversible. En el primer trimestre han existido restricciones financieras y problemas de contratación asociados al recrudecimiento del bloqueo, lo cual ha provocado desabastecimiento en los mercados, una situación que se ha ido recuperando, aunque también demanda la búsqueda de soluciones nacionales ante el fuerte componente de importación que existe.

Por eso resulta imprescindible crear conciencia de que las personas no tienen derecho a comprar en grandes cantidades, lo cual “huele” a reventas.

Hoy un cartón de huevos (contiene 30 unidades) que se oferta a 33 pesos cubanos, cuando está disponible en el mercado, los negociantes lo venden a 5 CUC, o sea, 125 pesos; es decir, le sacan de ganancia más de 90 pesos.

¡Negocio redondo!, pero, desgraciadamente, quienes trabajan y no tienen tiempo para dedicarse a las colas, caen en sus “redes”, porque necesitan este producto para la alimentación de la familia.

El segundo secretario del Comité Central del Partido, José Ramón Machado Ventura, en el acto de condecoraciones por el 17 de Mayo, Día del Campesino, en declaraciones a la prensa reconoció que, independientemente de las limitaciones de recursos, hoy estamos en mejores condiciones que en otros momentos para incrementar las producciones y garantizar la alimentación del pueblo.

Al referirse a algunos renglones básicos, como el huevo y la carne de cerdo, explicó que se buscan alternativas y en cada lugar se precisa lo que se puede hacer. ¡Vamos a salir adelante!, enfatizó el dirigente partidista.

Atinadas y necesarias resultaron también las recientes palabras de la titular del Mincin, Betsy Díaz, relacionadas con una serie de medidas que ya se están implementando con el objetivo de mantener la estabilidad de determinados productos en el mercado. En relación con el aceite, afirmó que este tiene aseguramientos desde la producción nacional y, por lo tanto, no debe presentar déficit alguno.

A partir del recrudecimiento de las medidas del gobierno de los Estados Unidos, la comercialización de pollo igualmente ha sufrido afectaciones. En relación con ello, la titular del Mincin manifestó que se buscan alternativas para mantener su presencia en el mercado, y anunció que ya su venta está regulada, al igual que el arroz y los frijoles. Exhortó a mantener la calma y a evitar el acaparamiento, "un flagelo con el que estamos conviviendo". Y yo le agregaría que todos debemos combatir, no solo afrontando las disímiles situaciones que se presenten a diario, sino a partir del ejemplo de uno mismo, en relación a comprar lo que verdaderamente nos hace falta.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video