LA FOTO: Un monumento a la laboriosidad

Solapas principales

LA FOTO: Un monumento a la laboriosidad
Fecha de publicación: 
15 Marzo 2019
0
Imagen principal: 

A los niños hiperactivos y con problemas con la concentración, algunos psiquiatras les recomiendan construir con piezas de LEGO. Ese, se sabe, es uno de los juegos que más estimulan la imaginación y la capacidad creativa.

A mí me encanta, me ha gustado toda la vida. Les he comprado unos cuantos juegos de LEGO a mis sobrinos con la más o menos oculta pretensión de ponerme a jugar yo solo cuando pase a visitarlos. Mi hermano me sugirió que me los compre para mí uso exclusivo.

Pero lo que han construido en Alemania los maestros Rene Hoffmeister y Pascal Lenhardbuilt con esas diminutas piezas ya es un homenaje a la laboriosidad humana: la emblemática furgoneta Volkswagen a tamaño real.

Este sería el juguete soñado de muchísimos niños obsesionados con la creación de estructuras (el niño que yo fui, por ejemplo).

400 mil piezas de varios colores, formas y tamaños alcanzaron para recrear detalles, superficies y accesorios significativos del vehículo: mesas plegables, un fregadero, un juego de café, una estufa de gas, obras de arte y hasta luces funcionales.

La furgoneta pesa 700 kg y según el sitio Cultura inquieta, lo más impresionante es que sus constructores han conseguido incorporar una puerta corredera como en la furgoneta verdadera.

Algunos dirán que este es un esfuerzo inútil, que esta furgoneta no es funcional… pero ¿quién dijo que el arte tiene que serlo?

alt

MÁS FOTOGRAFÍAS, AQUÍ: https://culturainquieta.com/es/arte/diseno/item/15264-una-furgoneta-volkswagen-construida-con-400-000-piezas-de-lego.html

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video