DE LA TELEVISIÓN: Para que suene la banda

Solapas principales

DE LA TELEVISIÓN: Para que suene la banda
Fecha de publicación: 
19 Diciembre 2018
0
Imagen principal: 

Cubavisión cuenta otra vez con un gran show para la noche de los domingos, al menos durante los próximos dos meses. RTV Comercial ha producido un nuevo concurso de talentos, que completa la batería de grandes espectáculos que deben cubrir todo el año de trasmisiones: Sonando en Cuba, Bailando en Cuba, La Colmena TV y ahora, La Banda Gigante.

alt

alt

alt

Hay que agradecer, y mucho, que el concurso comenzara sin preámbulos, ya hemos visto demasiados programas introductorios: lo que más interesa aquí es la competencia, y desde la primera entrega aquí se concursó.

Lo que más ha llamado la atención es la originalidad de la propuesta: competencias de canto y baile hay muchas en el mundo, y casi todas se parecen. Los instrumentistas no han recibido tanta atención, así que dedicarles un programa de talentos pudiera parecer arriesgado, pero La Banda Gigante ha movido bien las “piezas”. El espectáculo se sustenta en una puesta en pantalla fastuosa, las presentaciones instrumentales son brillantes e integran coreografías integrales, y a todo eso se suma una evidente vocación cultural: sin agobiar al espectador (por intermedio de figuras populares) se deslizan información histórica y valoraciones sobre la música cubana de todos los tiempos.

alt
Alexander Abreu y Telmary en la Sección La puerta

alt

El énfasis está en el acervo popular, para atraer a un público más amplio y variado, pero con buen gusto e intencionalidad se puede ir abriendo el espectro a la gran tradición de la música en Cuba.

Un concurso, en arte, siempre dejará insatisfacciones, pero serán menos si el jurado es de altura, como es el caso: son tres destacados músicos, maestros de sus respectivas especialidades.

Lo que tantas veces se ha señalado en otros programas por el estilo, que los jurados no “expliquen” bien sus decisiones, que de paso no aporten valoraciones útiles a los concursantes y al público, está aquí salvado por las reflexivas intervenciones de la maestra Dayana García, Alain Pérez y sobre todo José Luis Cortés, dieron simpáticas pinceladas de humor.

alt
 Festejando al concluir el primer programa

Sería bueno, eso sí, evitar ciertas paradojas: ¿cómo es posible, por ejemplo, que la percusionista más celebrada por todos los jurados fuera enviada a la zona de peligro? Esa decisión había que argumentarla.

Las reglas tienen que estar claras desde el principio. Aquí se explicaron las de la primera etapa y las de la segunda, sería bueno que se fueran explicitando todas, para que el público tenga noción de lo que puede ir pasando… y vaya sacando sus conclusiones.

Lo que no debería suceder (y en otros programas ha pasado) es que se improvise sobre la marcha, porque no resulta justo ni serio para los concursantes y los espectadores.

La grandilocuente escenografía (pletórica de pantallas y muy bien iluminada), la espléndida banda sonora (aunque es posible que resulte demasiado carnavalesca para algún purista), el dinamismo en la edición, en la propia estructura del programa… auguran también éxito para la propuesta.

Seguramente con la marcha se irán perfilando algunos aspectos.

Hay que agradecer también el buen gusto de los conductores que afortunadamente no se permitieron juicios de valor sobre el ejercicio de los concursantes… sin contar que es más difícil hacerlo si se trata de música instrumental: de un cantante casi todo el mundo opina.

Este es obviamente un primer acercamiento. ¡Con La Banda Gigante regresaremos!    
 

Fotos y videos tomado del Facebook oficial del programa

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video