MIRAR(NOS): Relaciones sexuales durante el embarazo

Solapas principales

MIRAR(NOS): Relaciones sexuales durante el embarazo
Fecha de publicación: 
3 Septiembre 2018
0
Imagen principal: 

Las relaciones sexuales, sin tener en cuenta horario o fecha específica, son saludables casi siempre. Muchos tabúes giran en torno a su práctica durante la gestación y hoy Cubasí se propone desmitificar tales pareceres.

Incluso porque los beneficios no pueden pasarse por alto yo soy de las que recomienda el sexo durante el embarazo. Por supuesto hay que tener en cuenta que no sea un período de riesgo y que algunas posiciones resultan más cómodas que otras.

Primero, aclaremos que debe usted desterrar el temor. En cualquiera de sus variantes no hace daño al feto y al sexo, amiga (o) que me lee, no hay razón para cogerle pavor. Ya sé (incluso porque estuve en su posición) que el abdomen cada vez más voluminoso y el “intruso” en su vientre vuelven un caos el asunto de la intimidad. Esto hace que más del 50% de las parejas, en primera instancia, propongan no practicarlo durante los 9 meses de gestación (que como se sabe, clínicamente pueden llegar a ser más de ese tiempo).

Hay ventajas psicológicas, el sexo siempre las trae. Razón de más para que siga haciendo el amor con su pareja incluso porque hace sentir, a la mujer, que sigue manteniendo un cuerpo erótico perfectamente capaz de despertar sensaciones en su hombre.

Es a partir del segundo trimestre de embarazo, cuando la mujer está más predispuesta a practicar sexo y se excita más rápidamente, gracias a un aumento de la vascularización y vasocongestión de los órganos genitales. Además, libres del temor de concebir un hijo, muchas mujeres se abandonan con mayor tranquilidad a la pareja, consiguiendo más fácilmente el orgasmo.

Esta intimidad satisfactoria también tiene consecuencias beneficiosas desde el punto de vista físico: de hecho, el sexo es una "gimnasia" muy útil para estimular la circulación sanguínea, aliviar las tensiones del embarazo y liberar endorfinas (las "moléculas de la alegría", que ayudan a eliminar el estrés y la depresión).

Por su parte, a los hombres les encantan los cambios físicos que experimentan sus parejas: el pecho de la mujer se hace más turgente, grande y receptivo a las caricias, y las curvas de las caderas se marcan cada vez más, haciendo a la mujer más femenina.

Sepa también que las mujeres acumulan unas 3 libras de sangre durante el embarazo y la mayoría de esa sangre circula debajo de la línea de la cintura. Tal vez descubra que esa circulación extra de sangre le permita tener un orgasmo con mayor facilidad e incluso más de uno. El orgasmo es la sensación intensa de placer que producen las relaciones sexuales. Al tener un orgasmo, es posible que sienta contracciones alrededor de la vagina.

Hacia el final del embarazo, tal vez no sienta tanto interés por el sexo. A medida que se le agranda el abdomen, quizás le resulten incómodas algunas posiciones sexuales. También puede sentir menos interés en el sexo porque está pensando más en el parto y en tener a su nuevo bebé. Es normal sentir esas emociones. Igualmente pueden demostrarse afecto e intimidad aunque no desee tener relaciones sexuales.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video