CRÍTICA DE CINE: Basada en hechos reales

Solapas principales

CRÍTICA DE CINE: Basada en hechos reales
Fecha de publicación: 
24 Julio 2018
0
Imagen principal: 

Les diré algo, aunque no venga al tema mi vida personal: no creo en ese bloqueo. Con perdón de Stephen King porque obviamente es uno de los temas que a él le interesan. Pero para mí, no existe el miedo a la página en blanco.

Porque la página en blanco es casi el final del acto creativo. Quiero decir, primero surge la idea. A veces de la cabeza, a veces de la propia mano. Y luego las ideas se vuelcan como locas ante la página que aguarda. Pero la página no es nunca el primer paso, sino el último. Por ende, el llamado “terror de la página en blanco” es un error de concepto.

No obstante. El bloqueo del escritor, el miedo terrible a “la página en blanco” es algo que ha preocupado y sigue preocupando a muchos creadores. Se ha creado un mito al respecto. Es algo que existe. (No todos tienen por qué entender el concepto como lo hago yo).

En esta ocasión Roman Polanski plasma el asunto en Basada en hechos reales, una película que narra la historia de cómo una escritora bloqueada encuentra apoyo en una de sus fans.

La cinta está basada en una novela. Una novela homónima de Delphine de Vigan (D´aprés una histoire vraie). Tanto en el libro como en la cinta la página en blanco aparece como la causa de todos los problemas. Una página en blanco devoradora, un blanco absoluto de un documento de Word que aparece como el diablo en la pantalla de la laptop.

Emmanuelle Seigner (esposa de Roman Polanski en la vida real) y la siempre arrebatadora Eva Green son las coprotagonistas de esta historia. Seigner está absoluta en su fragilidad. Los miedos y los devaneos esquizoides se presentan como consecuencias normales en la personalidad de todo escritor. (Otra vez, algo que no debiera ser absoluto: para algunos escritores el acto de escribir es uno de liberación y de felicidad plena. Lo menciono porque no quiero que se entienda que la vida de los escritores es un mar de amargura. Porque no es así).

Eva Green está en esta cinta muy vampiresa. Casi como si fuera un personaje de Tim Burton. Ella intenta hacerse imprescindible en la vida de Seigner. Pero, ¿con qué intenciones? ¿Se puede confiar en una desconocida? Y… ¿qué tan sola está esta escritora que se vuelve vulnerable al abrazo de una desconocida? Una vez más, el oficio de escritor se sacraliza con estereotipos.

El problema de la cinta, sin embargo, es más grande que abusar de estereotipos. Lo cual sorprende, porque la reputación de excelencia siempre precede a Roman Polanski.  Pero la película es errática… y el final resulta decepcionante. Obviamente una obra menor en la carrera de este octogenario director, que tanta obra genial le ha legado al Cine.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video