Desechos electrónicos, dislate económico y bandas criminales

Solapas principales

Desechos electrónicos, dislate económico y bandas criminales
Fecha de publicación: 
15 Octubre 2017
0
Imagen principal: 

Sería imposible imaginar el mundo moderno sin teléfonos inteligentes, computadoras, equipos de aire acondicionado y un sinnúmero de aparatos más en industrias y hogares, pero el adelanto tecnológico viene acompañado de una regresión: los desechos electrónicos.

Evaluaciones del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) señalan que el reciclaje inteligente es la clave para enfrentar el problema, pues el cúmulo de residuos electrónicos alcanza un promedio de 41 millones de toneladas por año y podría llegar a 50 millones.

'En nuestra imprudente cultura del desecho, esto puede parecer irrelevante, pero no lo es. Los metales y algunos otros materiales no son finitos y aun así los arrojamos como si lo fueran. Máquinas de café, neveras, cables eléctricos, ordenadores, televisores y viejos radios analógicos se están acumulando en vertederos de todo el mundo', alertó el ente.

No debería pasarse por alto que 'los productos electrónicos están aumentando exponencialmente en número, variedad y complejidad, y todos ellos utilizan elementos tanto valiosos como peligrosos', indicó el director del Centro Internacional de Tecnología Ambiental del Pnuma, Keith Alverson.

A juicio del perito, el desafío de reutilizar, reciclar y eliminar adecuadamente los desechos electrónicos resulta enorme y continuará creciendo, tanto en el ámbito empresarial como familiar a escala global.

Según investigaciones de Naciones Unidas, entre el 60 y el 90 por ciento de los desechos electrónicos se comercializan o descargan ilegalmente, a menudo con la participación de bandas criminales trasnacionales.

De acuerdo con ONU Medio Ambiente, los convenios de Basilea, Estocolmo y Rotterdam regulan el movimiento y la eliminación de los desechos, 'pero los delincuentes y los comerciantes astutos encuentran maneras para evadir las normas'.

Sus métodos, agregó el organismo, incluyen declarar las baterías desechadas como plástico y tubos de rayos catódicos y monitores de computadora como chatarra de metal.

Las técnicas de contrabando de pequeña y gran escala se pueden ver en todo el orbe, desde el transporte organizado de camiones en Europa y América del Norte hasta el uso de los principales centros de contrabando al sur de Asia, incluido el traslado marítimo de contenedores, precisó el análisis.

Para resolver muchas de estas dificultades y asegurar que no nos quedemos sin metales en las próximas décadas, hace falta un reciclaje mejor y más formalizado, insistió la entidad.

Indagaciones del Panel Internacional de Recursos avalan que el aprovechamiento de los desechos resulta sostenidamente bajo: de 60 metales estudiados solo un tercio tiene una tasa de reciclaje que supera 50 por ciento y ese indicador es inferior a uno por ciento en el caso de 34 elementos.

Expertos como Nellemann insisten en la necesidad de establecer sistemas de reciclaje y formalizar y subsidiar los sistemas irregulares de manejo, y al mismo 'enfrentar la significativa participación de la delincuencia organizada en el manejo de desechos'.

Recuperar metales valiosos y otros recursos contenidos dentro de los productos electrónicos puede reducir la cantidad de residuos electrónicos producidos, disminuir la presión sobre el medio ambiente, crear empleos y generar ingresos, subrayó el Pnuma.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video