La Isla entre redes

Solapas principales

La Isla entre redes
Fecha de publicación: 
18 Octubre 2017
0
Imagen principal: 

Aunque a los efectos convencionales estar entre redes puede tener una connotación negativa, porque es visto como sinónimo de estar apresado, en los tiempos que corren estar entre redes, o mejor, en las redes, equivale a popularidad y a mucho, muchísimo más.

Por eso, ahora que nuestro país está cada vez más cerca de extender la posibilidad de acceso a Internet, también en los hogares, vale insistir en el potencial que encierra ese tipo de comunicación para las instituciones cubanas, para informar, orientar y dirigir.

Así lo apuntaba en julio último Miguel Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, durante el debate parlamentario sobre la Política Integral para el Perfeccionamiento de la Informatización de la Sociedad en Cuba.

Al comentar en específico sobre las potencialidades del gobierno electrónico, Díaz Canel precisó, según reporte de Cubadebate, que “es la posibilidad que damos a través de estas plataformas de la interacción de la población con el gobierno. Es una forma de participación en la toma de decisiones, una manera de brindar el contenido de las políticas públicas y ponerlas al alcance de la población y de cada uno de los ciudadanos cubanos”.

En otro momento de su intervención, el vicepresidente primero amplió acerca del gobierno electrónico; “Creo que todos los organismos tenemos que pensar en ello, ¿cuál es la información de políticas públicas que le hace falta a la población? Debemos ir desarrollando plataformas donde cualquier ciudadano cubano pueda preguntar y obtener respuestas a sus problemáticas y a sus interrogantes, o participar, dar criterios, opiniones y hacer sus propuestas. Esa es una de las tareas fundamentales en las cuales debemos avanzar”.

Sin dudas, se avanza. En el tema específico de estas líneas, las redes sociales –que alcanzaron el año pasado una penetración en Cuba de cerca del 346 %, situando a este país a la cabeza de ese indicador- , pueden ya destacarse alguna entidades entre las que van a la vanguardia.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba constituye un magnífico ejemplo de agilidad y buen hacer. No por gusto además de su sitio CubaMinrex, también en Twitter, @CubaMINREX se ha convertido en fuente para muchos medios de prensa, nacionales y foráneos, a la vez que es asiduamente consultado por la ciudadanía.

Desde el recibimiento de presidentes, vicepresidentes, embajadores y otras personalidades, las muestras de solidaridad desde y hacia Cuba, hasta reiteradas denuncias contra el bloqueo económico y financiera injustamente impuesto por EE.UU a Cuba, y también contra el Actual orden económico internacional es responsable de pobreza, hambre y falta de saneamiento a nivel mundial, por mencionar de lo más reciente; así como su permanente actualización en cuanto al acontecer de las relaciones entre nuestra Isla y el imperio norteño.

En este último tópico, muchas veces han sido citados los tuits de Josefina Vidal @JosefinaVidalF.

Otro punto y aparte merece el Ministerio de Turismo (MINTUR) con su proyección en las redes sociales, particularmente en Facebook. Casi pisándole los talones al huracán Irma, desde que este abandonó el territorio nacional, voceros y comunicadores en general de esa entidad desde https://www.facebook.com/pg/MinturCuba/posts/ se han ocupado muy eficazmente de dar a conocer, muchas veces in situ, la reanimación de los espacios turísticos en Cuba.

Una ingeniosa y fresca estrategia puede percibirse en la presencia en Facebook del MINTUR. Usualmente empleando el hashtag #CubaTravel, se han dado a promover las potencialidades turísticas de este país una vez recuperadas del arrasador paso de Irma. Lo mismo realzando las maravillas ofrecidas por Baracoa que subrayando los encantos de otras ciudades y de playas.

En su proyección en Facebook se hace notable la interactividad que incentivan, preguntando una y otra vez al internauta, invitándolo a narrar sus experiencias de viajar en un coco taxi o de bracear en las límpidas aguas de varadero.

“Viajar es demasiado bonito para hacerlo solo por Internet”, insisten desde una profesionalidad que incluye imágenes así como videos, y a la cual habrá que agradecer en alguna medida los venideros resultados de dicho sector.

También el Ministerio de Comercio Interior actualiza su Facebook con mucha sistematicidad sobre el acontecer cubano e informa desde las facilidades crediticias para damnificados por el huracán Irma, las labores de recuperación en toda Cuba, y, particularmente, las gestiones de ese ministerio, que es sobre todo lo que los internautas desean encontrar en el muro de esa entidad.

De todas formas, y atendiendo a su encargo social en la solución de necesidades primarias como la alimentación, podría hacer más, concentrándose especialmente en ofertas y facilidades para la población.

El Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) igual marcha a la avanzada en cuestiones de la web 3.0. https://www.facebook.com/cenesex/. Junto a su directora, la doctora Mariela Castro, quien también personalmente “sube” interesantes materiales y puntos de vista a su “muro”, han promovido valiosos mensajes relativos a la educación de la sexualidad, a la necesidad de luchar por seres humanos más plenos y felices.

En esa dirección, y entre sus más recientes mensajes, se inscriben pronunciamientos condenando la violencia contra las mujeres y las niñas, el racismo contra los afroamericanos, denuncia el abuso sexual infantil como una forma de prevenirlo y también llamando a la educación de niños, niñas y jóvenes transgénero, así como numerosas acciones a favor de la comunidad LGBTI.

Y conste que aquí se hace referencia a los temas más afines a la misión de cada entidad porque hay otros de los que el corazón necesita hablar, con independencia de profesiones y encargos sociales específicos, como por ejemplo el aniversario de la muerte del Che Guevara, por solo citar uno de esos recientes acontecimientos, con amplia repercusión también en la Cuba de la red de redes.

Si el asunto fueran sitios, portales y plataformas, no podría dejar de mencionarse a Infomed, a CubaEduca y a Ecured, la biblioteca colaborativa cubana, pero como aquí se habla de redes sociales -en especial de Twitter y Facebook que son de las más empleadas por los cubanos- , hay que destacar también a la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA).

Lo mismo en su twitter, @ETECSA_Cuba, que en su facebook, la empresa mantiene un constante intercambio con sus clientes respondiendo interrogantes, orientando y también promoviendo recargas internacionales y nacionales, detallando sobre la comercialización de Nauta Hogar (internet en los hogares)…

alt

alt

No faltan en estos espacios digitales la encomiable labor de los linieros y de otros trabajadores de ETECSA en el restablecimiento de las comunicaciones luego del huracán, y tampoco pronunciamientos que trascienden nuestras fronteras como la intervención de Cuba abogando en la Conferencia Mundial de Desarrollo de las Telecomunicaciones por un proceso de informatización inclusivo que garantice la soberanía de las naciones.

Y en cuanto a la defensa de la soberanía en el ámbito de las telecomunicaciones y de las nuevas tecnologías en general, el estudioso de la comunicación y periodista español de 53 años, Pascual Serrano, fundador, entre otras, de la publicación electrónica Rebelión, había apuntado precisamente desde tierra cubana:

“Nuestros tiempos son indisociables de internet, la era de la internet le llaman incluso. Y es en ese ciberespacio donde se está desarrollando parte de la batalla. No toda, pero sí parte. Internet puede servir para alienarnos con sus chisporroteos de frivolidades e intranscendencias, con los narcisismos de sus redes sociales, con su alud de mentiras y falsedades, con una falsa sensación de militancia.

“Pero también puede servirnos para enfrentar al oligopolio de los grandes medios de la información, para tejer redes de solidaridad e interacción que se materialicen en la vida real, para llevar la cultura donde nunca pudimos llevarla. Los intelectuales debemos saber utilizar en cada época las armas que disponemos, y ni una sola del enemigo debemos ignorar. Pero siempre recordando que el hambre, la opresión y las injusticias se producen en el mundo real no el virtual”, afirmó Serrano en La Habana, en julio de este año, durante el 80 Aniversario del II Congreso de Escritores en Defensa de la Cultura.

Desde el convencimiento de esas verdades es que las instituciones cubanas, aun en medio de dificultades económicas, financieras, tecnológicas, han de continuar difundiendo en las redes sus realidades, logros, dificultades y perspectivas, dotando al ciudadano de información y explicaciones, respondiendo a sus inquietudes, acogiendo sus propuestas, porque eso es hacerlo más capaz para conducir su destino y el de la nación toda.

A la vez, constituye una variante otra de aportarle a cada cubano para enfrentar desde la cultura y la solidez de argumentos veraces las andanadas de mentiras y también de banalidades que, desde su supuesta inocuidad, enajenan y confunden.

Por eso es una pena que aun sean escasos los organismos, entidades e instituciones con una participación realmente meritoria en las redes sociales, consideradas como los canales e instrumentos de comunicación más relevantes en los últimos años para América Latina, de acuerdo con un estudio de Latin American Communication Manager 2016-2017, el cual contó con el concurso de profesionales de 17 países, consultado para el artículo “Monopolios Tecnológicos, Redes Sociales y Medios de Comunicación: Batallas en la web”, de Randy Alonso.

De ahí la importancia de generar contenidos propios y no desgastarse en principalmente multiplicar mensajes difundidos por los medios nacionales. Ello, en no pocas ocasiones trae como resultado privar a las entidades en las redes de una personalidad propia, de ese sello distintivo que permite sean identificadas por sus seguidores.

En algún momento deberá despegar el anunciado portal del ciudadano en bien de ese gobierno electrónico defendido por Díaz-Canel, quien en la ya citada reunión parlamentaria enfatizó:

“Con la vocación humanista de la Revolución tenemos que defender que Internet, las redes sociales, nuestras plataformas informáticas de desarrollo de servicios y aplicaciones estén orientadas a la gestión del conocimiento. Y que los cubanos puedan usar internet para aumentar sus saberes, elevar su cultura general integral, enriquecer sus valores espirituales y sentimentales y también para hacer Revolución”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video