La noticia de la semana: ¡Llegó la papa!

Solapas principales

La noticia de la semana: ¡Llegó la papa!
Fecha de publicación: 
2 Marzo 2017
0
Imagen principal: 

ACN FOTO/Diana Inés RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

De barrio en barrio, y de casa en casa, la noticia era esperada: ¡llegó la papa! Comercialización habitual en esta época del año, este “preciado” producto del agro se ha convertido en un verdadero suceso, debido a su ausencia durante varios meses.

Alimento “perseguido” por quienes las prefieren fritas o rellenas, lo cierto es que la papa es bienvenida en nuestra cocina y el no poder contar con ella trae algunos contratiempos a aquellos que, sobre todo, tienen la responsabilidad/obligación de poner todos los días un plato en la mesa, más cuando en esta época del año escasean algunas viandas y otras (como la malanga, por ejemplo) tienen precios altísimos.

 

alt

Sin embargo, no pretendo hacer en este artículo un “tratado” acerca de su importancia, ni tampoco del hecho de por qué no la “vemos” más a menudo. Eso queda para otra ocasión.

Intento apenas repasar lo vivido desde el pasado viernes 24 de febrero cuando en la capital comenzó la comercialización regulada en unas 300 unidades, fundamentalmente mercados agropecuarios estatales (MAE) y del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT), cooperativas no agropecuarias que gestionan mercados y otras seleccionadas, según explicó en el periódico Tribuna de La Habana Luis Carlos Góngora Martínez, vicepresidente del Consejo de la Administración Provincial (CAP).

Los con/sin suerte y los que aún no la han probado…

Como casi siempre ocurre —todavía sin haber transcurrido una semana— los comentarios abundan. Por una parte, están aquellos que ya pudieron comprarla; quienes no han podido hacerlo; los que hicieron tres o más horas de cola o los que llegaron al lugar de venta y apenas unos minutos después salieron satisfechos con la jaba llena.   

Los criterios, por supuesto, varían en dependencia de la experiencia personal. Gloria vive en Altahabana, municipio de Boyeros, y aún no ha podido ir al mercado, porque su horario laboral no se lo permite y el fin de semana “el lugar de venta estaba infernal”.

El pasado año no estuvo regulada su venta —afirmó a CubaSí— y  ahora vemos que son cuatro libras por consumidor. No estoy de acuerdo con la medida adoptada, creo hemos dado en este sentido cierto retroceso.

Coincidente opinión tiene Mauricio; jubilado y residente de Marianao. “Yo vivo solo, el mercado no me queda cerca, seguramente tendré que hacer cola, y luego me iré con mis cuatro libritas a cuestas. ¿Eso es justo? En la cosecha pasada uno se podía marchar con diez libras desde la primera vez, ahora son muy pocas”.

Sin embargo, Alfredo, alaba una decisión que intenta repartir lo que se ha producido entre la mayoría de la población: "Yo quisiera que no hubiera sequía, que se produjera más, pero si esto es lo que hay, pues es preferible que seamos muchos los beneficiados".

alt

Eso lo corrobora Yosvani Pupo Otero, director de Ventas Minoristas del Ministerio de Comercio Interior (Mincin), quien en declaraciones al diario Juventud Rebelde, explicó que la venta se realiza de forma controlada, precisamente para permitir un mayor acceso de la población.

En tanto Mercedes, de Arroyo Naranjo, señaló insultada sobre otra arista del asunto: la distribución realizada para adquirir el producto del agro en determinados lugares ha sido un “desastre”.

En la esquina de mi casa —dijo— tengo un puestecito de viandas, y resulta que debo caminar más de ocho cuadras, pues no le corresponde mi bodega. Luego me enteré que quienes viven lejos, les toca el que me queda cerca. “¡No entiendo nada, es un verdadero laberinto!”.

Alegrías y sinsabores

La papa trae alegrías, pero también sinsabores. Para nadie es un secreto que hay colas donde la gente —en el peor de los casos— ha tratado de resolver las discordancias a puro golpe; mientras en otros no han faltado las discusiones fuertes, incluidas palabras obscenas, de mal gusto y desagradables.

El pasado año —y me consta— miembros de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) participaron en la organización de las colas. Eso pude verlo en dos mercados de Plaza de la Revolución (incluido el llamado del EJT, en la calle Tulipán).

Esto al inicio me alarmó mucho, pero luego lo acepté porque varias veces pude adquirir la papa de una forma organizada, amén de que existan siempre personas irrespetuosas que se burlan de lo establecido, “pasan” por encima de los demás y a la vista de todos.   

El propio vicepresidente del CAP precisaba en el artículo mencionado con anterioridad que la cobertura sería adecuada en los consejos populares más extensos y lugares más apartados, “este año se duplican los puntos de venta con relación al año anterior”.

Y a continuación agregaba: “Como norma la red asegura entre dos y tres establecimientos por consejo popular, y en algunos, por su extensión territorial, un número superior”.

Entonces, no comprendo el caso de Mercedes, quien debe caminar tantas cuadras cuando en la esquina de donde reside se comercializa el famoso tubérculo.

alt

Actuar con tino, inteligencia y dominio de la actividad comercial

Al preguntarle a Gloria otros elementos relacionados con la actual cosecha (lo cual comprobamos que es de su dominio, pues es una persona que está bien informada), comentó como algo favorable que los municipios productores son los primeros que se están beneficiando con la llegada de la papa.

Milena, una joven trabajadora, considera como un imperativo que los dirigentes del país “no le pierdan ni pie ni pisada a este asunto, desde la preparación de las tierras, hasta la cosecha final”, y elogió el seguimiento que le ha dado al tema José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Comité Central del Partido, quien en enero último en la provincia de Matanzas, por ejemplo, al realizar un recorrido por algunos de sus territorios señaló la necesidad de que “por dondequiera que uno mire vea todo plantado, esa debe ser la divisa”.

Y luego habló de la importancia de aprovechar las áreas al máximo e insistió en que la agricultura dispone de mayores recursos y eso tiene que transformarse en más comida.

Si años atrás el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro, subrayó que la defensa de la Patria y la alimentación del pueblo eran dos tareas esenciales, en la actualidad tal planteamiento mantiene total vigencia.

alt

La papa llegó a los barrios y en muchos hogares cubanos ya el pueblo la disfruta. El país invierte recursos (de todo tipo) en su producción y cosecha, solo que son seres humanos quienes organizan la comercialización y de ellos depende, en buena medida, la satisfacción de la población.

En el campo no se puede perder un minuto de tiempo, ni desaprovechar recursos. En la ciudad hay que actuar con tino, inteligencia y dominio de la actividad comercial. Es un engranaje y como tal se deben obtener los resultados.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video