Omara: Si alma mía, ¡la gloria eres tú!

Solapas principales

Omara: Si alma mía, ¡la gloria eres tú!
Fecha de publicación: 
18 Septiembre 2016
0
Imagen principal: 

Imaginen que en este minuto, sus registros cimeros en el doble hectómetro (23.03 segundos) y los 400 metros (51.77) superan las marcas de nuestras mejores sprinters convencionales: Arialis Gandulla (23.08) y Roxana Gómez (52 y fracción).

Tal es su virtuosismo que con su récord mundial de la vuelta al óvalo en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016, bien pudiera haber disputado una presea en los Panamericanos de Toronto, o incluso acceder a instancias semifinalistas en el Mundial de Beijing 2015 o la cita olímpica de suelo carioca. Otro dato curioso, su marca la hubiese colocado en el puesto 60 del ranking anual de los 400 metros convencionales.

Omara, junto a su guía Yuniol Kindelán salió de la curva con ventaja que se convirtió en un calvario para sus rivales, quienes desde la instancia previa estaban conscientes de que pugnarían por la segunda y tercera posiciones, pues en ella Omara quebró igualmente la primacía con 52.90.

Omara, la chica récord, una santiaguera que extraña sobremanera a su hija Erika, que destila sensibilidad y lo demostró dedicando su título de los 200 metros a su coequipera Yunidis Castillo, que desde el 2007 venía moldeando sueños, materializados ahora al amparo del Cristo Redentor.

Tres cetros y siete cotas deshechas entre paralímpicas y universales la convierten sin cuestionamiento alguno en una de las grandes vedettes del certamen multideportivo.

LORENZO PÉREZ: LA CONSAGRACIÓN

Estar precedido por la condición de recordista del orbe, no le daba muchas otras opciones que la del éxito indiscutible al nadador Lorenzo Pérez (clase S-6). Entonces se lanzó a la alberca en busca de la consagración. Ya en preliminares, sin tanta exigencia había conseguido el mejor registro (1:07.69 minutos).

Oro paralímpico para nadador cubano Lorenzo Pérez

Su entrenador Ernesto Garrido lo condujo hasta el carril cuatro, reservado para los mejores tritones. Lorenzo lo examinó y se lanzó al agua con su energía de brazadas incontenibles. Tocó primero en los 50 metros con parcial de 30 segundos y fracción, cedió terreno ante el colombiano Nelson Crispin en la vuelta…

Sabía que no podía permitirse la derrota, sacó una dosis extra de fuerzas y con impresionantes 1:04.70 obtuvo el oro de la consagración. Un cetro anhelado, que le proporciona otra dosis de oxígeno para continuar airoso en la batalla perenne con la vida, luego de que en el 2005 sufriera un accidente fatal reparando su casa en Niquero, tras el paso del huracán Dennis.

Solo 10 centésimas lo separaron de su plusmarca absoluta, de ahí que su rendimiento se antojó inalcanzable para Crispin (1:0537) y el ucraniano Oleksandr Komarov (1:06.28). Por cierto, la también ucraniana Yelizaveta Mereshko (1:11.40) pulverizó la cota del orbe en el propio segmento y clase entre las damas.

ERNESTO BLANCO: FACTOR SORPRESA

Tenía todas las condiciones necesarias para convertirse en as paralímpico. En una conversación con su entrenadora Miriam Ferrer me aseguró: “el principal problema de Ernesto Blanco (categoría T-46/47) es su psiquis, ganar en confianza, creerse que puede ser el mejor corredor paralímpico de 400 metros, porque lo posee todo. Es alto, rápido, mantiene buen ritmo de carrera, apoyado en la amplitud de su paso”.

Velocista cubano Ernesto Blanco gana oro paralímpico

Entonces, el capitalino, debutante en este tipo de lides y uno de los miembros más jóvenes de la preselección nacional, cumplió todos los vaticinios de su mentora. Ya en preliminares se había ganado el derecho de largar por el carril cuatro finalista al estampar el segundo mejor tiempo (49.68), por detrás del jamaicano Shane Hudson.

Arrancó con todo, fue rebasando a sus oponentes sobre la primera curva, y en la recta larga cargó estamina, la necesaria para rebajar su cota personal hasta 48.79 segundos gloriosos. Solo así pudo soportar el feroz remate del brasileño Petrucio Ferreira (48.87).

Su vellocino, muy merecido, puede decirse que sorprendió a muchos especialistas, de ahí que Blanco, en la jornada sabatina de brillo supremo, puede ser considerado el factor X que catapultó a Cuba y la ubicó entre las 20 naciones de vanguardia del medallero.

LEINIER SAVÓN: EL MÁS VELOZ DE UNA FAMILIA DE PEGADA

No se ajusta guantes, no sube al cuadrilátero, al menos no de manera oficial. En cambio, el guantanamero Leinier Savón es el hombre más rápido de una familia con pegada. Fiel a su condición de doble rey del orbe, el pequeño bólido tuvo unos primeros 100 metros de vértigo, basado en su explosividad, y luego se dedicó a mantener el ritmo, sostener su paso y culminar a la vanguardia de la categoría T-12 en el doble hectómetro con tiempo de 22.23 segundos.

Leinier Savón, oro del hectómetro en Río 2016

Esa ventaja sacada hasta sorteada la curva, le bastó para resistir el empuje del sudafricano Hilton Handengoven (22.43). Savón, sumó su cetro al de los 100 metros (10.92), calco de su irrupción en la élite en la justa universal de Doha, Catar, el año pasado.

El título de Leinier se convirtió en el octavo de la legión de 22 deportistas de La Mayor de las Antillas, válido para ascender hasta el puesto 17 del medallero, con la plata de Yunidis Castillo y seis preseas de bronce.

Así cerró Cuba, de forma impecable, con perfectos cuatro vellocinos de cuatro posibilidades, como parte de una competición que reunió a 4 300 atletas y que además, en una cruzada tenaz contra los tramposos, realizará 1 500 controles antidoping.

Adiós Río, con tiempos y marcas de prestigio en la fecha conclusiva para los nuestros… Leinier, Lorenzo, Ernesto, y Omara, si alma mía, ¡la gloria eres tú!

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video