Rina Peñalver: ¡Nueve décadas de vida y aún en las aulas!

Solapas principales

Rina Peñalver: ¡Nueve décadas de vida y aún en las aulas!
Fecha de publicación: 
5 Septiembre 2016
0
Imagen principal: 

Foto: Agustín Borrego

Un nuevo período lectivo comenzará dentro de muy pocos días y para Rina Peñalver González será su curso escolar número 71. ¡Increíble pero cierto! El 6 de noviembre venidero la ejemplar docente  cumplirá 90 años con una salud de hierro —¡en horabuena!—, una absoluta claridad y, sobre todo, disposición para enseñar.

altLa maestra Rina Peñalver pronto cumplirá noventa años, pero sigue dando clases.

 

Profesora del instituto preuniversitario urbano Gerardo Abreu Fontán, del municipio capitalino de Centro Habana, en el curso pasado impartió la asignatura de Cultura Política y dirigió el departamento de Humanidades.

“Ahora —contó a propósito del inicio de las clases— pretendo enseñar Historia Contemporánea y de América, porque me parece muy importante que los muchachos conozcan bien sobre este continente y las luchas que hoy tienen lugar en muchos de nuestros países”.

Maestra normalista (obtuvo el título en 1950) y alfabetizadora, reside en uno de los llamados municipios periféricos de la ciudad, por lo que todos los días se ve obligada a levantarse poco después de las cinco de la mañana para llegar temprano al preuniversitario, situado muy cerca del Parque de la Fraternidad, en pleno corazón de Centro Habana.  

Sin embargo, pese a la distancia nunca llega tarde. Para esta mujer pequeña —y grande por sus valores— no existen limitaciones.

Responsable con su trabajo, de trato afable y respetuoso con sus compañeros, ejemplo indiscutible cuando se trata de docentes consagrados, y muy querida por sus alumnos. Ella es todo eso en síntesis.  

Preocupada por la formación de las nuevas generaciones, Rina no es una maestra común. Su entrega a la profesión, la clara percepción sobre el rol que les corresponde desempeñar a los educadores, y su amor incondicional hacia los niños, adolescentes y jóvenes, la convierten en un paradigma.

¿No le parece un sueño acumular más de siete décadas en  educación?

"Me siento bien, contenta. No tengo ausencias, ni impuntualidades. Para mí la escuela es un bálsamo. En la clase no tengo dificultades para mantener la disciplina, pues dialogo con los educandos y trato de entenderlos".

¿Qué le aporta el aula?

"Riqueza espiritual. Vivo rodeada de adolescentes y esa es una edad maravillosa; si  eres capaz de entenderlos, entonces no hay mayor felicidad".

A punto de cumplir 90 años ¿hasta cuándo piensa trabajar?

"Hasta que tenga salud mental y los alumnos me quieran. Ellos me buscan, lo mismo si tienen algún dolor, necesitan salir antes de hora, conversar algún problema, precisar orientaciones para estudiar o realizar alguna tarea".

¿Qué opinión le merece la figura del maestro?

"Hoy hay muchos jóvenes y ellos necesitan apoyo, orientación. El maestro es una figura clave en la sociedad y resulta imprescindible enaltecerlo. Tiene en sus manos el futuro".

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video