Estilos de vida: Bruschettas para picar en fin de año

Solapas principales

Estilos de vida: Bruschettas para picar en fin de año
Fecha de publicación: 
30 Diciembre 2015
0
Imagen principal: 

Chicharrones, malanga frita, panecillos con pasta o canapés y la inefable croqueta son algunos de los “saladitos” que acostumbramos preparar en Cuba. De la cocina italiana le traemos hoy una receta que se ha extendido por todo el mundo: las bruschettas (se pronuncia brusquetas en el idioma de origen).

 

Es un plato sano y natural, rico, ligero, fácil de hacer; en fin, ideal para sorprender a propios e invitados este 31 de diciembre o los venideros feriados.

 

Si las bruschettas le llegan a encantar, como me sucede a mí, puede incorporarlas a  su mesa durante el resto del año, incluso haciendo la función de plato principal en una comida ligera, junto a una ensalada verde.

 

Le garantizo que nunca llega a aburrir, porque acepta muchas variantes, con ingredientes añadidos como el queso, trocitos de jamón, un poco de atún u otros que pueda elegir algún comensal. Pero la bruschetta clásica ha conquistado el mundo entero con unos productos básicos. Si la prueba, confirmará que no necesita más.

 

Ingredientes:

-1 pan (puede usarse el baguette, el pan de molde o cualquier otro que le permita cortarlo en rebanadas)
-3 o 4 dientes de ajo
-½ cebolla
-8 o 10 tomates bien maduros
-una pizca de pimienta negra molida
-albahaca fresca o seca molida
-sal

 

Preparación:

1.    Cortar el pan en rebanadas de un centímetro o menos
2.    Tostar ligeramente
3.    Pelar el ajo, cortar los dientes a la mitad y frotar con ellos ambos lados de las rebanadas de pan
4.    Si lo prefiere, puede agregar unas gotas de aceite a cada rebanada
5.    Corte la cebolla y los tomates maduros en trocitos pequeños
6.    En un recipiente aparte mezcle el tomate y la cebolla picados, espolvoree sobre ellos la albahaca seca o esparza la fresca previamente rasgada; agregue la sal y la pimienta.
7.    En una bandeja sirva el pan tibio, acompañado del recipiente con la mezcla. Para evitar que el pan se humedezca demasiado, se le agrega una gran cucharada de la mezcla a cada rebanada al momento de comerla.

 

Sencillo ¿verdad? Le garantizo que se va a sorprender cuando pruebe el sabor de este “picadito” especial, acompañado de una copa de vino o una cerveza.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video