Adicciones: la muerte inadvertida por nicotina y alcohol

Solapas principales

Adicciones: la muerte inadvertida por nicotina y alcohol
Fecha de publicación: 
29 Octubre 2015
0
Imagen principal: 

 

Seis de la tarde en el parque de Ferreiro, en la ciudad de Santiago de Cuba, dos estudiantes de preuniversitario conversan sobre fútbol y mientras polemizan sobre Leonardo Messi y Cristiano Ronaldo, uno de ellos pide una fosforera a un “tío” desconocido y enciende un cigarro.

 

Más adelante, en la parada, un veinteañero se deleita exhalando humo y obvia a la señora que tose, gesticula desesperadamente para apartar la tóxica sustancia y ante la inercia del muchacho, se aleja y expresa su incomodidad.

 

Varias son las escenas que acompañan este panorama, desde personas celebrando en todo momento -incluso en horas tempranas de la mañana - con una cerveza o un trago de ron, hasta padres que inducen a sus hijos en la pubertad a consumir bebidas alcohólicas porque eso “los hace hombres”.

 

No hace mucho vi a una amiga sonreír ante la acción de su hija de cinco años de simular un cigarro ante la forma alargada de un caramelo que degustaba.

 

Ciertamente muy ocurrentes son los niños, solo que si a ello se le añade el hábito de los progenitores de fumar en cualquier momento, aún en su presencia, se dilucidarán mejor actitudes como la de la infante, quien puede llegar a ser una de esas adolescentes que desde los 13 años se inicia en tal adicción.

 

No bastan días de cumpleaños, fiestas de navidad u otras ocasiones especiales para compartir con productos cuyo consumo excesivo, demostrado está, provocan serios daños a la salud.

 

El alcoholismo disminuye en más de 10 años el promedio de vida, mientras que el tabaquismo está asociado a varios tipos de cáncer como el de faringe, pulmón, laringe, esófago, vejiga, vías urinarias y biliares, páncreas, riñón, estómago, hígado y cuello uterino.

 

Spots televisivos, campañas publicitarias, alertas médicas, historias de vida de personas que se han afectado, incluso muerto, por estilos de vida marcados por el alcohol y el cigarro, no han tocado todavía las conciencias adormecidas de quienes no conciben su existencia sin esas sustancias.

 

Muchos no imaginan una fiesta sin un vinito al menos, porque, según dicen, “mientras más cerveza y ron, mejor la parranda”.

 

La botella está lo mismo durante las salidas los fines de semana, en una fiesta, una reunión familiar, un encuentro ocasional, o como motivo para el encuentro entre amigos, lo cual es una realidad en el mundo.

 

Según una investigación de la Universidad de Adelaida, en Australia, citado en mayo de 2015 por el sitio digital Cubadebate, casi el cinco por ciento de la población adulta en todo el orbe (unas 250 millones de personas) sufre de adicción al alcohol y más del 20 por ciento fuman tabaco.

 

En tanto, una encuesta de factores de riesgo -divulgada en agosto de 2014 por el citado medio- arrojó que esa adicción cobra la vida cada año a mil 500 cubanos, solo por cáncer de pulmón y cardiopatía isquémica.

 

El propio estudio señaló que el 24 por ciento de la población de 15 años y más fuma en Cuba activamente, es decir, una de cada cuatro personas, y más del 50 por ciento está expuesta al humo del tabaco en su hogar, en el trabajo o en lugares públicos.

 

¿Es usted uno de ellos?

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video