ESTILOS DE VIDA: Frutas y más frutas

Solapas principales

ESTILOS DE VIDA: Frutas y más frutas
Fecha de publicación: 
7 Octubre 2015
0
Imagen principal: 

 

NUESTRAS FRUTAS SON HERMOSAS Y DULCES. Son coloridas y perfumadas. Nuestros mercados deberían estar copados de frutas. Deberían. Pero no vamos a entrar en consideraciones que nos aparten del sentido de este trabajo. Vamos a hablar de las frutas en general, de sus beneficios para la salud, para tener claro que debemos aprovechar las frutas que tenemos a nuestro alcance porque, de cualquier forma, ellas siempre son garantía de calidad de vida.

LAS FRUTAS ESTÁN COMPUESTAS FUNDAMENTALMENTE POR AGUA: por cada 100 gramos de fruta, consumimos aproximadamente entre 80 y 90 gramos de agua. Por lo tanto comer fruta, desde un punto de vista de hidratación, es casi como beber agua. El azúcar, al ser absorbida y asimilada rápidamente por el organismo convierte a las frutas en fuente de energía instantánea.

CADA 100 GRAMOS DE FRUTA suponen consumir alrededor de 2 gramos de fibra vegetal, fundamentalmente la pectina, fibra altamente beneficiosa para el organismo.

EL CONSUMO DIARIO DE LAS SALES QUE CONTIENEN LAS FRUTAS ayuda a regular el equilibrio mineral en el organismo. Contienen un alto nivel de potasio y baja cantidad de sodio. También aportan magnesio y algunas calcio.

LOS ÁCIDOS ORGÁNICOS Y AROMAS QUE PORTAN LAS FRUTAS son normalmente tolerados por nuestro organismo, excepto en situaciones especiales en las que se debe recurrir a aquellas frutas con bajo contenido de ácidos orgánicos.

LAS FRUTAS APORTAN GRANDES CANTIDADES DE VITAMINAS, pues son especialmente ricas en betacarotenos, poderosos antioxidantes que protegen nuestras mucosas y piel.

LA VITAMINA QUE MÁS ABUNDA EN LAS FRUTAS ES LA C, y lo que es importante de esta vitamina, es que nuestro organismo no la sintetiza, por eso la alimentación debe proveerla. Esta vitamina debe reponerse cada día a través de los alimentos, porque no se acumula en el organismo, y su exceso es eliminado en la orina. También se destruye muy fácilmente, por altas temperaturas, cocción, aire y luz. Por eso es preferible consumir las frutas crudas para asegurar la ingesta máxima de vitaminas. La vitamina C tiene un alto poder antioxidante, con lo que se convierte en protectora de los tejidos y células de nuestro organismo.  

SEGÚN LOS ESPECIALISTAS EN LA MATERIA se deben consumir, al menos, 3 ó 5 piezas de fruta cada día. Esto garantiza a nuestro organismo un correcto aporte en vitaminas y minerales que necesita diariamente.

POR SU VARIEDAD Y CANTIDAD DE VITAMINAS Y MINERALES QUE APORTAN, las frutas hidratan el organismo con rapidez; ayudan al correcto funcionamiento del aparato digestivo; al ser diuréticas y depuradoras del organismo, facilitan el drenaje de líquidos; aportan fibras vegetales solubles y no aportan grasas (excepto los frutos secos, olivas, aguacates y cocos que aportan aceites beneficiosos para el organismo); aportan vitaminas antioxidantes naturales.

LAS FRUTAS PREVIENEN LA OBESIDAD: poseen muy pocas calorías y mucha fibra. Esto permite que el cuerpo se satisfaga con más facilidad sin que tenga que ingerir otros alimentos más calóricos. La ingestión habitual de fruta es una buena manera de prevenir la obesidad.

LAS FRUTAS PREVIENEN EL ESTREÑIMIENTO: por su riqueza en fibras, facilita la expulsión de heces del intestino y previene el estreñimiento u otras enfermedades intestinales como la diverticulosis, esta última más habitual en la gente mayor.

LAS FRUTAS PREVIENEN LOS ATAQUES DE CORAZÓN: junto con las verduras previenen la formación de coágulos en las arterias y diluyen la sangre. Se ha comprobado como la ingestión habitual de estos alimentos reduce de un 20 a un 40 % las posibilidades de sufrir un problema vascular.

LAS FRUTAS PREVIENEN LA HIPERTENSIÓN: su consumo habitual, combinado con una dieta baja en grasas, disminuye la presión arterial.

LAS FRUTAS PREVIENEN EL CÁNCER: Estudios recientes han demostrado que la fruta es rica en componentes antioxidantes capaces de eliminar los radicales libres, partículas que son las responsables de la aparición de enfermedades degenerativas, entre ellas el cáncer.

CONSUMIR FRUTAS EN EXCESO SUPONE un aumento de calorías, las cuales, por la forma en que las sintetiza nuestro organismo, pueden transformarse en reserva lipida en nuestro organismo.  De todas formas, son un comodín en toda dieta, fundamentalmente por su aporte de nutrientes (vitaminas, minerales y demás). Lo más adecuado es consumirlas a modo de colación o merienda, ya sea a media mañana y a media tarde, sin abusar en el consumo diario.

LA CÁSCARA DE LAS FRUTAS ES UNA IMPORTANTE FUENTE DE FIBRA, de vitaminas. Por esto es aconsejable comerse la cáscara, mientras que no sea áspera o desagradable, pues así la propiedad nutricional de la fruta será mayor. La fruta siempre debe ser muy bien lavada antes de ser consumida.

LA PRÓXIMA SEMANA SEGUIREMOS CON ESTE TEMA. Hablaremos de los beneficios específicos que guardan las frutas que están a nuestro alcance.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video