Tope Cuba-USA: “El Niño” rememora y actualiza

Solapas principales

Tope Cuba-USA: “El Niño” rememora y actualiza
Fecha de publicación: 
2 Julio 2015
0
Imagen principal: 

Tras más de 15 años sin pisar suelo estadounidense el mejor pelotero cubano de todos los tiempos, Omar Linares, indicó que enfrentar a las escuadras de este país en su patio fue y es motor para el desarrollo de su deporte.

«Si tienes en cuenta que son Cuba y Estados Unidos, junto a Japón, de los países que más han hecho por la pelota, no hay dudas de que los topes siempre incrementaron el nivel técnico de sus participantes», sentenció.

«También debemos recordar que en momentos tensos de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos fueron puentes de solidaridad entre dos pueblos que tienen al béisbol como deporte nacional», añadió el otrora antesalista.

«Los dos primeros encuentros fueron trascendentales, porque Estados Unidos presentó a los mejores equipos que enfrenté», aseveró al dialogar con JIT desde su posición de integrante del colectivo asistente a la versión iniciada ayer.

«Ahí estaban Jim Abbot, Tino Martínez, Robin Ventura, que después fueron profesionales de mucho renombre. Eran tremendos peloteros, pero nosotros teníamos una “banda” de respeto con Ulacia, Pacheco, Kindelán, Casanova, Lourdes, Víctor, Juan Castro, entre otros», evocó.

«Antes eran siete partidos, en el mismo año en La Habana y un mes después en Millinton o viceversa. El primero nos lo ganaron, con Higinio Vélez como manager de aquella novena, pero como sucede ahora nos servía de mucha preparación para otros eventos», puntualizó.

El actual metodólogo nacional ve con buenos ojos la posible inclusión de cubanos en el béisbol de Grandes Ligas.

«Si se realizan conversaciones de respeto que lleven a contrataciones serias y no discriminatorias sería muy beneficioso para la pelota cubana, pues se podrían medir talentos que sabemos tienen para rendir al más alto nivel», enfatizó.

«También acabaría con el negocio que tienen montado los mercaderes que desangran nuestro béisbol y que en muchos casos también acaban con la vida deportiva de algunos que le siguen la rima sin medir las consecuencias», amplió Linares.

«La pelota cubana siempre ha sido de gran calidad, antes del triunfo de la Revolución y después con nuestras Series Nacionales. Tiene buena salud, aunque hay quienes dicen que no contamos con tanta fuerza como antes», consideró.

«Hay jugadores de talento en nuestros campeonatos nacionales. No cito nombres para no herir a nadie, pero solo hay que ver los juegos para comprobar la abundancia de quienes pueden considerarse diamantes para moldear», expresó en otra parte del intercambio.

«Trabajar con este equipo que estará en los Juegos Panamericanos de Toronto fue mucho más que un orgullo. Confío en esos muchachos, que tienen deseos de jugar pelota y de ganar el título que perdimos en Guadalajara», dijo en torno a la cita por venir.

«Para una competencia corta es muy difícil dar a un campeón. Canadá es el anfitrión y el defensor; Estados Unidos siempre presenta buenos conjuntos, pero los otros tienen peloteros y República Dominicana es rey del III Clásico. Entonces será dura la pelea», acotó.

Presentado por el anunciador local del National Training Complex de esta ciudad, “El Niño” recibió ovación cerrada de quienes le saben multicampeón olímpico y mundial, y fiel al punto de rechazar numerosas ofertas destinadas a convertirle en traidor.

De 47 años y con cuatro hijas, tras incursionar como atleta en el béisbol japonés estuvo como asistente de dirección en Panamá, Nicaragua y México.

Exaltado este año al Salón de la Fama Mundial con sede en Canadá, resultó igualmente entre los 10 incluidos en la refundación del cubano, en diciembre del 2014.

«Todo lo que he hecho ha sido por mi gente. Si hoy entreno a estos muchachos es por el béisbol, lo que ha sido mi vida», concluyó.

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video