La Bienal de todos

Solapas principales

La Bienal de todos
Fecha de publicación: 
21 Junio 2015
0
Imagen principal: 

La 12ª Bienal de La Habana, ha llegado mucho más a la calle, al ciudadano, aunque es justo decir que desde su segunda convocatoria ha tenido esa intención y se logró poco a poco; cada edición aportó a la siguiente hasta llegar a un tope alto en la relación arte-público”, dijo Margarita González Lorente, subdirectora artística y curadora del trascendental encuentro del arte contemporáneo que llega a su fin este 22 de junio.

 

margarita

“La Bienal —añadió— se siente en los barrios, en los centros de trabajo, en los espacios públicos. Las gentes hablan del evento y de los artistas. Esto indica que el nivel de conocimiento por la promoción ha sido alto y efectivo”.

UNA CARACTERÍSTICA HA SIDO LA ARTICULACIÓN DE ESTE EVENTO CON ACCIONES DEL DIARIO VIVIR DE LOS CUBANOS

La especialista y subdirectora del Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam (CWL), una de las figuras más sobresalientes en la organización de las últimas bienales dijo: “He estado en cuatro, desde la 9ª hasta esta 12ª edición, en la que hay logros o novedades que la distinguen. El vínculo con la arquitectura es uno de ellos, aunque en la 7ª convocatoria se dedicó bastante espacio a este tema.

 “Una característica —agregó— ha sido la articulación de este evento con acciones del diario vivir de los cubanos, como los trabajos de varios artistas invitados en un bicitaxi y en los carretilleros de La Habana Vieja. Otro, y tal vez el más distintivo, es la estrecha relación que ha tenido esta Bienal con la ciencia y diversos saberes del conocimiento humano, como la botánica, la medicina, la investigación ecológica, y además con la música, las artes escénicas…”

Asimismo dijo que “el uso de espacios no tradicionales de las artes plásticas, para acoger obras, ha sido algo novedoso. El polideportivo de San Isidro, el edificio La Metropolitana de O’Reilly y Aguacate, la librería Fayad Jamis, la casa de los abuelos Nueva Vida, por la Loma del Ángel, son algunos ejemplos de ello”. González Lorente enfatizó que “como sorpresa o éxito podemos hablar de la obra del artista indio Nikhil Chopra, la pieza del artista afgano Aman Mojadidi, en la lancha de Regla; las obras de Víctor Ekpuk y Gregor Schneider en el CWL, y de Héctor Zamora, de México”.

PRIMERO MIRAMOS LA CALIDAD DE LA PROPUESTA, EL PROYECTO EN SÍ, VENGA DE DONDE VENGA EL ARTISTA

Margarita se ha entregado en cuerpo y alma a esta gran fiesta internacional del arte contemporáneo, la que “de por sí, por su nombre y su historia, hace que todos se muestren interesados en estar en ella de una u otra forma. Es un gran reconocimiento para los creadores cubanos, es bueno para su currículum. Sus obras las ven muchas personas, entre ellas críticos, galeristas, coleccionistas. Artistas de todas las provincias han participado en las 12 ediciones. Y primero miramos la calidad de la propuesta, el proyecto en sí, venga de donde venga el artista.

 “No obstante —enfatizó—nuestra Bienal tiene una curaduría, un eje temático, un concepto, sobre el cual invitamos a los artistas. No se trata de una convocatoria abierta, a través del envío de los proyectos. Nos proponemos un tema, una idea, que va saliendo luego de la lectura de materiales, la visita a otras bienales del mundo, cuando se puede, y la presentación a todo el equipo de estas experiencias internacionales. A partir de ahí, se va creando un banco de artistas, que los curadores filtran y luego proponen al comité organizador. La selección final es colectiva. Es un método único, y no digo que sea el mejor, pero está probado desde hace muchos años, con sus defectos y virtudes, y ha funcionado hasta ahora, aunque pudiera estar sujeto a cambios y a mejoras.

“Hay muchos artistas buenos en el mundo y si su obra no tiene que ver con el eje curatorial, aunque sea muy bueno, no se escoge”.

HACEMOS UN ANÁLISIS DE LAS ZONAS GEOGRÁFICAS QUE ATIENDE LA BIENAL Y DE OTROS PAÍSES

Desde que comenzó la Bienal se han dado distintas cifras de artistas participantes. Sobre este asunto la experta curadora, con más de 30 años de trabajo en la cultura y en las artes plásticas, explicó que se previó “una estructura de artistas invitados, tanto de forma individual, como de proyectos colectivos. En esta 12ª edición participan 116 creadores invitados, que en algunos casos son dúos artísticos, o grupos de creación, lo que hace que esto se convierta en 154 artífices presentes; en un dúo los dos son creadores. Por una cuestión interna de trabajo lo contamos como un proyecto, pero en realidad se trata de dos o tres artistas y en muchos casos han sido más. De estos invitados, 27 proyectos son de cubanos.

“Hacemos un análisis de las zonas geográficas que atiende la Bienal y de otros países, como los de Europa —añadió—. De los 154 artistas invitados, 31 corresponden a esos creadores, el resto son de nuestras áreas de estudio: Asia, África, Medio Oriente y América Latina. Concurren figuras de 42 países”.

SE PUEDE MANEJAR LA CIFRA DE MÁS DE 900 ARTISTAS PRESENTES

La vicedirectora del CWL indicó que “los ocho proyectos colectivos invitados suman 205 artistas. Si se añaden los individuales, podemos concluir que la 12ª Bienal tiene un total de 359 artistas participantes. Entre esos colectivos se encuentran el Museo Orgánico de Romerillo; Mapeando el parque Trillo; Con lentes de contacto, en la Universidad de las Artes; Ópera de las escuelas de arte, Montañas con una esquina rota, en el Vedado; Barrio Colón, el proyecto Sud Sul Sud, con arquitectos argentinos; y Entre, dentro, fuera, con cubanos y estadounidenses, en el Pabellón Cuba.

“Mirando el programa de las muestras colaterales de la ciudad me dediqué a contarlas, son 188, en muchos casos colectivas. No conté a los artistas, pero ascienden a unos 300. Si agregamos los 240 en Zona Franca, que creo son más, que se exhiben en el Parque Histórico Militar Morro- Cabaña, tendremos alrededor de 540 artífices en las muestras colaterales.

 “Visto así, entonces se puede manejar la cifra de más de 900 artistas presentes, entre la muestra central de la Bienal y las exposiciones colaterales. El número exacto darlo ahora es difícil, pues hay autores que se repiten en las colaterales, personales y colectivas. Es un trabajo paciente, que haremos luego de que concluya el evento, hay mucho que cotejar”, dijo Margarita, quien desde hace más de 10 años trabaja en el CWL.

HEMOS TENIDO EL APOYO TOTAL DEL MINISTERIO DE CULTURA, DE SUS INSTITUTOS Y CONSEJOS

La también licenciada en Historia del Arte señaló que el mejor homenaje que podemos hacerle a Wifredo Lam es la celebración de una Bienal de calidad, en la que “hemos tenido el apoyo total del Ministerio de Cultura, de sus institutos y consejos. Esto nos ha dado aliento, cada uno de ellos se implicó de forma profunda desde antes de iniciar el evento y en todo el tiempo que este ha transcurrido, continuamos trabajando día a día en chequeos y coordinaciones que demanda esta cita”.

En su reconocimiento agregó a “amigos del mundo sin los cuales no hubiera podido levantarse este encuentro. Han estado con nosotros en los montajes, en la preparación de los espacios y en la ejecución de las obras. Otras instituciones como la Universidad de las Artes, la Universidad de La Habana, centros científicos, el gobierno de la ciudad, el Partido, todas las entidades culturales de los territorios que acogieron la Bienal, además de Planificación Física, la Oficina del Historiador de la Ciudad, en fin, un gran grupo de personas y organismos, que desde sus niveles de dirección y de especialización nos apoyaron en todo”.

Particular mención hizo “a los creadores, que vinieron, hicieron sus obras, y nos han dado un mes de arte y cultura por toda la ciudad. Este es un evento de todos, de la cultura cubana, de nuestro país, sin el cual ya Cuba no puede vivir… ni nosotros tampoco”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video