Fin de una era en la pelota cubana

Fin de una era en la pelota cubana
Fecha de publicación: 
23 Mayo 2015
0
Imagen principal: 

Lo ocurrido este jueves en el salón de actos del estadio Latinoamericano fue tan telúrico que los análisis puramente beisboleros quedaron postergados ante el anuncio del nuevo técnico de la selección nacional: Roger Machado.

Ha sido tanta la inercia en las autoridades de la pelota cubana que nadie imaginó un giro de timón tan brusco como este, y no porque el anterior técnico fuera muy querido, ni porque el entrante no estuviera capacitado.

La llegada de Víctor Mesa al frente de la preselección me atrevería a decir que conllevó una aprobación casi unánime en todo el país, pero poco a poco ese fervor se fue diluyendo por algunas actitudes censurables del propio técnico, y porque, quién sabe por qué, le echaban la culpa de todo lo mal hecho: si se jugaba de día, era por Víctor Mesa, si no había conferencia de prensa, era por Víctor Mesa, si un árbitro se equivocaba, era por Víctor Mesa, en fin, que siempre pagaba el totí, como dice el refrán popular.

Por primera vez parecía que se hacía lo correcto al nombrar a un técnico por un periodo de tiempo considerable, para que pudiera trabajar a fondo, pero la excelente idea, en teoría, fracasó por varios motivos. En primer lugar, porque no se puede hablar de trabajo continuado cuando de año a año hay demasiadas caras nuevas en las preselecciones (sin que esto sea malo), y en segundo lugar porque desmotiva al resto de los técnicos. El propio Roger se alejó durante un año porque sintió que araba en el mar, y todavía resuenan los ecos de las duras confesiones de Alfonso Urquiola.

Si algo positivo tiene este cambio es fundamentalmente que nos deja claro que nadie es intocable, y que se están tratando de sepultar métodos anquilosados y filosofías del Pleistoceno. Luego de un paso como este, cómo no pensar en aplicar a rajatabla y sin miramientos el reglamento, o de una vez sentar a todos los árbitros y exigirles que la zona de strike sea la misma, o velar porque bates, estadios y pelotas sean completamente legales y medidos con la misma vara.
Volveremos para hablar de los peloteros, no se preocupen.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video