ESTILOS DE VIDA: Belleza de hombre

Solapas principales

ESTILOS DE VIDA: Belleza de hombre
Fecha de publicación: 
21 Abril 2015
0
Imagen principal: 

Finalmente soplan otros vientos, y el número de hombres que cuidan su aspecto personal crece por día. Por eso, hoy hablaremos sobre higiene y belleza masculina. No importa si eres "clásico", "metro", "retro", "hipster" o cualquiera de esas tendencias que benefician al comercio de la ropa y los cosméticos. Lo que importa es que tengas claro que la belleza está sobre todo en la salud y la limpieza.

Y PARA SER UN HOMBRE LIMPIO hay que tener presentes unos cuantos aspectos. Mantente siempre aseado, lucha contra el olor a sudor. Si te es posible inicia el día con un buen baño: te ayudará a desperezarte del sueño, te refrescará eliminando los restos de la sudoración nocturna, y de seguro te sentirás mucho más dispuesto para emprender las labores del día. De esta forma enfrentarás con más eficacia el calor y la transpiración, ya que una buena ducha evita que el sudor se descomponga y comience a oler mal.

SI ERES PROPENSO A SUDORACIONES INTENSAS pues deberás realizar más de un baño al día, para eliminar las bacterias que propician el mal olor.

DURANTE EL BAÑO ENJABONA ABUNDANTEMENTE las zonas con mayor sudoración y durante el día procura refrescarte el pecho, el cuello y las axilas con agua y jabón una o dos veces para evitar los malos olores.  Para ello intenta tener siempre contigo, guardados en un bolso, artículos elementales de aseo: jabón, una pequeña toalla de felpa ―o desechable―, cepillo de dientes y gel dentífrica, desodorante y si es posible una colonia. Así estarás preparado ante cualquier contingencia y nunca te verán sucio u oliendo mal.   

USA SIEMPRE ROPA LIMPIA. Antes de ponértela cerciórate que esté lavada correctamente, que huela a limpio. Antes de lavarlas, debes restregar directamente a mano, con jabón o detergente, las zonas que más se afectan con la transpiración.

UN CONSEJO EFECTIVO Y ANTIGUO ―con el que nuestros abuelos mantenían su ropa siempre perfumada― es colocar bolsitas de tela con hojas de hierbabuena, lavanda, o cualquier otro elemento perfumado que te guste, en tu escaparate y en las gavetas en las que guardas tus prendas de vestir. A algunos les resulta más práctico guardar junto a su ropa limpia, jabones de olor o pequeños algodoncitos previamente perfumados con colonia.

UTILIZA ROPA ADECUADA que permita que el cuerpo elimine el sudor. Vivimos en un país cálido y muy húmedo. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de escoger nuestra vestimenta. Procúrate piezas de vestir hechas con fibras naturales y aléjate de las telas acrílicas; estas son poco transpirables, retienen el sudor, y por ello permiten la proliferación de microorganismos.

LA ALIMENTACIÓN ES IMPORTANTE en estos empeños de limpieza y buenos olores. Come vegetales de hojas verdes, ricos en clorofila pues esta oxigena las células de nuestro organismo, lo desintoxica y tiene efectos desodorizantes.

DISMINUYE EL CONSUMO DE SAL, ALCOHOL, PICANTES, CAFÉ y todos los alimentos excedidos en grasa. El ajo, la cebolla y otras especias fuertes son productos aromáticos que pueden eliminarse por el sudor. Consúmelos con mesura.

TOMA MUCHO LÍQUIDO, PRINCIPALMENTE AGUA Y JUGO DE FRUTAS, pues estos diluyen mejor el sudor. Importante es mantener el nivel óptimo de hidratación de la piel. El agua que produce el organismo no es suficiente, por eso debemos beber agua.

INGERIR AGUA A SORBOS DURANTE EL DÍA ES VITAL PARA LA PIEL. Por supuesto también cumplen esa función las frutas, los zumos naturales, las verduras, la leche. Recuerda que debemos consumir 2 litros de agua al día.

Y CON LA HIDRATACIÓN CORRECTA pasamos a considerar los cuidados de la piel masculina. En la medida de tus posibilidades aplícate siempre una crema hidratante que te ayude a mantener el nivel óptimo de hidratación en la piel. Cuida tu piel del sol, de la polución urbana, del viento y hasta del excesivo aire acondicionado. Estos agentes externos estropean la piel sin importar que cantidad de agua bebamos o cuanta crema nos apliquemos.

POR RAZONES HORMONALES, EN EL SEXO MASCULINO abunda las pieles grasas. Este tipo de piel es más gruesa y produce más sebo, por tanto son más engañosas: no transmiten la sensación de tirantez en el rostro y los hombres que la poseen no se ocupan de hidratarla.

LAS PIELES GRASAS NO NECESITAN NUTRICIÓN COSMÉTICA. La aplicación de cremas nutritivas traería como resultado una sensación pegajosa y granos. Trata de aplicarte productos libres de aceites. Los especialistas han determinado que el único producto graso que beneficia a este tipo de piel es el aceite de jojoba. También hay que cuidar el nivel de grasa en la piel, que no significa luchar por desaparecer completamente el sebo, pues este protege y retarda el envejecimiento.

AL SER MÁS PESADAS, LAS PIELES GRASAS SUELEN PRESENTAR FLACIDEZ mucho más pronto que otros tipos de pieles. Por eso es aconsejable, en la medida de las posibilidades, usar un cosmético reafirmante, someterte a limpiezas de cutis, exfoliar tu piel más de una vez a la semana.  

ADEMÁS DE LA PIEL, un órgano bastante sensible y poco atendido por los hombres, HAY QUE TENER OTROS CUIDADOS PRIMORDIALES:

CUIDA TU SALUD BUCAL CON EL ASEO CORRECTO y visitando cada cierto tiempo el estomatólogo. Sabemos que este es uno de los más puntos más importantes en la imagen de cualquier persona, influye directamente en nuestro bienestar, en nuestra autoestima y en la impresión que los demás tengan de nosotros.

VISITA AL ESTÓMATÓLOGO UN VEZ AL AÑO para que actualice el estado de tu boca. Si eres declarado de alto riesgo por producir caries con mucha rapidez entonces es aconsejable visitar al especialista cada seis meses.   

CUIDA DE TUS CABELLOS, DE TUS UÑAS Y DE LA LIMPIEZA DE TUS ZAPATOS. No importa el estilo que hayas elegido, los colores y los largos; lo que realmente importa ‒y lo repetimos‒ es el cuidado higiénico. No hay razón para tener los cabellos maltratados o las uñas sucias; ni siquiera lo justifica determinadas profesiones. No luzcas tus zapatos con esa suciedad que se adivina de días, que no es solo el polvo de la última jornada.

POR PREJUICIOS, LA LIMPIEZA SEXUAL es un asunto que se aborda poco en el mundo de los caballeros.  La falta de higiene en los órganos del aparato reproductor masculino puede causar comezón, sensación de ardor o quemazón, hinchazón, enrojecimiento y hasta secreción de líquido purulento cargado de pus, provocado todo por la proliferación de hongos, bacterias y otras infecciones en esa zona.

AL IGUAL QUE LAS MUJERES, LOS HOMBRES DEBEN REALIZAR una limpieza genital cada día, independientemente al baño. En esta, la zona genital debe ser humedecida abundantemente, para luego ser lavada completa con agua y jabón, procurando no lastimarla. Si no tienes circuncisión echa atrás el prepucio y lava abundantemente con agua y jabón esa parte del glande. Luego asegúrate de eliminar todo el jabón. Seca cuidadosamente la zona inguinal y la entrepierna con una toalla exclusiva para ello. Aplica talco en la zona si padeces de sudoración. En caso de que hayas sostenido relaciones sexuales con una mujer en periodo de menstruación, lava rápidamente tu zona genital, pues el riesgo de infección en esos casos es más alto.

PARA FINALIZAR, OTRO ASUNTO IMPORTANTE: revisa periódicamente tu pene, testículos y la bolsa escrotal para descartar cualquier anomalía, (inflamación, endurecimiento, cambio de coloración) que indique la necesidad de urgente atención médica.

EL MITO DE QUE EL HOMBRE NO NECESITA de especiales cuidados ha ido quedando atrás.  La misma ciencia se ha encargado de desmontar antiguas convicciones y hoy un hombre es más atendido en el medio social mientras más pulcritud demuestre. Si a la caballerosidad proverbial y a una educación a toda prueba se le suma el cuidado físico, la higiene de su persona, no habrá dudas de que el hombre de los nuevos tiempos será mucho más perfecto e, incluso, irresistible.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video