Cumbre-Panamá: Diecinueve “sombras” contra Venezuela

Solapas principales

Cumbre-Panamá: Diecinueve “sombras” contra Venezuela
Fecha de publicación: 
7 Abril 2015
0
Imagen principal: 

Lo hicieron en vísperas de iniciarse la Séptima Cumbre de las Américas como eslabón de una trama urdida en Washington contra esa nación.

No por casualidad se la difundió desde Madrid la agencia estatal EFE y amplificó en Miami Diario Las Américas.

En su documento piden a los mandatarios del área bregar por la libertad de los “presos políticos” y la vigencia de los derechos humanos en el país suramericano.

Los firmantes denuncian lo que juzgan como la alteración democrática que sufre Venezuela, criterio a presentar en vísperas de la Séptima Cumbre.

Vocera principal de esta jugada es una fundación que dirige el ex presidente del gobierno español José María Aznar.

Tanto él, como los restantes  ultraderechistas que auspician la arenga, llaman a unir esfuerzos para construir una "alternativa" a la crisis venezolana.

Entre los firmantes se encuentran, Sebastián Piñera (Chile), Álvaro Uribe, (Colombia); José María Aznar (España), Vicente Fox (México), y Mireya Moscoso (Panamá).

Sus nombres están entre quienes afirman que la Cumbre de las Américas no puede obviar "la urgente e inaplazable necesidad de apoyar al pueblo de Venezuela".

Falta de pudor a granel, sobre todo si se toman algunos ejemplos.

Aznar ha sido una figura  mezclada a hechos deleznables, como desde hace meses, tal y como reveló la prensa, al escándalo de corrupción que araña a la jefatura de su Partido Popular (PP).

Ha sido fiero en su odio a la Revolución bolivariana de Venezuela, pero no ha levantado un dedo ante la tragedia socio-económica que sufren millones de españoles.

Alvaro Uribe es un desenmascarado paramilitar que ejecutó acciones criminales hoy todavía pendientes de justicia.

Incluso, como declara él mismo, y repite la televisión de Caracas, montó un plan destinado a invadir Venezuela, “pero me faltó tiempo”, a lo que Hugo Chávez respondió, “no le faltó tiempo, le faltaron c…”

Mireya Moscoso, el 26 de agosto de 2004 liberó al terrorista de origen cubano Luis Posada Carriles y a tres de sus hombres, quienes de inmediato se trasladaron a Miami.

Ella lo hizo mediante tres decretos en vísperas de entregar la presidencia a Martín Torrijos.

Los terroristas habían sido condenados por un tribunal panameño a siete y ocho años de cárcel “por atentar contra la seguridad colectiva”.

Asimismo se les encontró culpables de planificar un atentado con explosivos contra el presidente de Cuba, Fidel Castro, durante la Cumbre Iberoamericana de Panamá, en noviembre del 2000.

El ataque iba a ser cometido en la Universidad que lleva el nombre de la nación, con el uso de 30 libras de explosivos C-4 que habrían causado la muerte de miles de participantes en el acto estudiantil donde estuvo el líder cubano.

Fue tan escandaloso el indulto de Mireya Moscoso a los cuatro terroristas que más tarde lo anularon por “inconstitucional”.

Distintas fuentes hicieron constar que la ex presidenta Moscoso recibió más de un millón de dólares por el servicio prestado.

Ahora ella figura junto a José María Aznar, Alvaro Uribe, Sebastián Piñera, y otros ex mandatarios que enviaron un documento a la Sétima Cumbre de las Américas.

¿Contenido? Un recio cuestionamiento a la situación de los derechos humanos y demás libertades en Venezuela.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video