Un lugar para hacer el amor

Solapas principales

Un lugar para hacer el amor
Fecha de publicación: 
5 Noviembre 2014
0
Imagen principal: 

Fotos: CubaSí

Como en las películas: pétalos de rosas en las sábanas, velas aromáticas en una bañera llena de espuma y un ramo grande de girasoles, que no vienen al caso, pero son sus preferidas, así lo pidió Juan Carlos una semana atrás y su habitación, con dos copas y una botella efervescente, ya está lista para recibir a Mariela y celebrar los veinte años que los han unido en las buenas y en las malas. Veinte años de compartir espacios, de hablar bajo, de no respirar, de dejarlo para mañana o para cuando se pueda, de soñar con la idea de novelas y películas que desde hace un tiempo es una realidad en su misma ciudad.

Son muchas las parejas que como Juan Carlos y Mariela encuentran en los hospedajes por horas un espacio para retomar su sexualidad o simplemente para cambiar la rutina y complacer algunas fantasías, aunque sean las más «retorcidas». Hoy día, una gran parte de los arrendadores particulares garantizan el espacio perdido con el cambio de objeto social de las famosas posadas, tétricas en el recuerdo de muchos, pero visitadas en sus tiempos por gran parte de la población adulta de nuestro país. De alguna manera, las hemos «conocido» a través de clásicos de la cinematografía nacional como Fresa y Chocolate, donde la lúgubre escena en la posada se confunde con una película de Alfred Hitchcock.

casas-de-hospedaje-por-hora
Sin embargo, para el arrendador Ernesto Rodríguez Castro, de Santiago de las Vegas, todo aquello es agua pasada y hoy día el confort, la higiene y la privacidad son pilares fundamentales en este negocio que nunca descansa. Las llamadas pueden ocurrir a cualquier hora del día, pero principalmente a partir de las seis de la tarde, y en la madrugada lo mismo a las dos que a las cinco. Por lo general, esas suelen ser las más peligrosas, pues a dichas horas el alcohol ha hecho efecto y tengo que rechazarlos para evitar «una situación», asegura el propietario. No obstante, en las habitaciones se les permite ofertar cualquier bebida que soliciten los clientes, siempre y cuando se registre la venta en el Libro Registro de Arrendatarios que suscribe la Dirección Municipal de la Vivienda de cada municipio.

Esta entidad regula las políticas legales para concertar cada arrendamiento, por ejemplo, es de obligatorio cumplimiento por el arrendador anotar los datos según corresponda al carnet de identidad de los arrendatarios.

Asimismo, el propietario debe velar porque los clientes no perturben el orden, las normas de convivencia y la tranquilidad ciudadana.

Por su parte, los directores municipales de la vivienda pueden cancelar el permiso de arrendamiento siempre que se realicen en el lugar actividades ilícitas o antisociales por parte del propietario, sus convivientes, los arrendatarios o sus acompañantes.

Siempre y cuando estas regulaciones se cumplan y ninguno de los clientes sea menor de edad, los propietarios tienen la libertad de permitir o no el arrendamiento a parejas ocasionales, estables, múltiples, e incluso establecer contratos personales.

Pero la investigación en diez hospedajes visitados reveló que la mayoría de los clientes son parejas estables, entre 20 y 55 años de edad, que buscan un lugar para hacer el amor. Se me ocurre un montón de situaciones: parejas como Mariela y Juan Carlos, jóvenes que empiezan a conocerse, la primera vez, aniversarios, etcétera.

casas-de-hospedaje-porhoras

casas-de-hospedaje-x-horas-

 

De todos ellos, no son menos las anécdotas que guardan los propietarios: siempre hay algunos que se quedaron encerrados en el baño, y en el closet (sin comentarios), el que pidió una ambulancia por un tobillo fracturado, los infartados, los que dejan juguetes, videos y hasta lencería.

Más opciones, más amor…

Sin embargo, aunque parezca una opción «económica», con precios como 125 pesos cubanos por tres horas o menos, es para muchos la única opción «decente». Amén del que tiene cuarto privado, casa propia, y del que puede pagar una noche en un hotel… para el resto, que es bastante grande, solo queda el hospedaje por horas, las becas, los parques, las escaleras oscuras, la playa y hasta el malecón.

En este aspecto preocupan siempre los jóvenes, los que aún estudian y no tienen donde intimar, ya sea porque el padre de ella es demasiado serio o porque la madre de él es demasiado celosa. ¿Pueden los jóvenes aspirar a opciones más asequibles y seguras?

Teniendo en cuenta que en las últimas generaciones se manifiesta la aparición cada vez más temprana de la maduración sexual, representa un desafío importante no solo para los sistemas de salud, sino también para los gobiernos, contribuir a que esta etapa transcurra exitosamente, con satisfacción de la calidad de vida y de sus necesidades de salud, bienestar y desarrollo.

Y no solo la sexualidad de los más jóvenes es importante, la necesidad de estas opciones también clasifica en el establecimiento de políticas nacionales para aumentar la fertilidad entre las parejas. Las opciones para hacer el amor también incitan al acto y velar, por ello, a una reproducción segura.

Según un estudio publicado en 2013 por la Revista Cubana de Salud Pública sobre «Fecundidad, anticoncepción, aborto y mortalidad materna en Cuba», la Isla figura entre los países con la tasa global más baja de fecundidad.

Por tanto, pensar en diversificar las opciones para el amor y la reproducción no es algo traído por los pelos: es una realidad que atañe a todos y que no puede convertirse en un lujo.

Algunos, como Benedetti, piensan que «Con sábanas qué bueno / sin sábanas da igual». Pero con certeza, la mayoría pensamos que la respuesta siempre será más sábanas y más amor.

alt

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video