El maletín que Google trajo a Cuba

Solapas principales

El maletín que Google trajo a Cuba
Fecha de publicación: 
1 Julio 2014
9
Imagen principal: 

Sin embargo, poco se ha dicho sobre la presencia en la delegación del director de Google Ideas, Jared Cohen. Cohen es un ex alto funcionario del Departamento de Estado, a quien el líder de Wikileaks, Julian Assange, ha calificado como “director de cambio de régimen de Google” y “canalización del Departamento de Estado en Sillicon Valley”.

Jared Cohen, quien fungió como asesor de la Secretaría de Estado tanto con Condolezza Rice como con Hillary Clinton, ha dedicado tiempo y poder de convocatoria a Cuba. Él presidió el 21 de marzo de 2012 un evento de Google Ideas en la ultraconservadora Heritage Foundation de Washington DC  con el título “Cuba Needs a (Technological) Revolution: How the Internet Can Thaw an Island Frozen in Time” en el que sólo intervinieron conocidos enemigos de la Revolución cubana como el senador por  la Florida Marco Rubio, el ex Subsecretario de Estado, Roger Noriega, el director de Radio y Televisión Martí, Carlos García Pérez, el Codirector del Cuba Study Group, Carlos Saladrigas, el Director Ejecutivo del Instituto George W. Bush, James Glassman y Mauricio Claver Carone, director del US-Cuba Democracy PAC.

Sobre Jared Cohen escribió Assange -al conocerse “gracias a Edward Snowden, que Google y otras empresas de alta tecnología de Estados Unidos recibieron millones de dólares de la NSA por su complicidad con el sistema de vigilancia masiva PRISM”- en un artículo titulado “Google y la NSA: ¿Quién tiene el “maletín de mierda” ahora?”:

“Documentos publicados el año pasado por Wikileaks, obtenidos del contratista de inteligencia de EE.UU. Stratfor, muestran que en 2011 Jared Cohen, entonces (como ahora) director de Google Ideas, estuvo corriendo en misiones secretas hasta el borde de Irán, en Azerbaiyán. En estos correos electrónicos internos, Fred Burton, Vicepresidente de Inteligencia de Stratfor de Inteligencia y ex alto funcionario del Departamento de Estado, describe a Google de la siguiente manera:

“Google está recibiendo WH [Casa Blanca] y del Departamento de Estado apoyo y cobertura aérea. En realidad ellos están haciendo las cosas que la CIA no puede hacer … [Cohen] se va a poner a sí mismo secuestrado o asesinado. Podría ser lo mejor que puede pasar para exponer el papel encubierto de Google en los levantamientos espumosos, para ser franco. El Gov’t de EE.UU. puede negar su conocimiento y Google se queda con el “maletín de mierda””

“En otra comunicación interna, Burton posteriormente aclara sus fuentes sobre las actividades tanto de Cohen como de Marty Lev, director de security and safety de Google y .. Eric Schmidt.

“Los cables de WikiLeaks revelan también que antes Cohen, al trabajar para el Departamento de Estado, estaba en Afganistán tratando de convencer a las cuatro principales empresas de telefonía móvil afganas para desplazar sus antenas a bases militares de Estados Unidos. En el Líbano él trabajó secretamente para establecer, en nombre del Departamento de Estado, un think tank chií anti-Hezbolá. ¿Y en Londres? Estaba ofreciendo fondos a los ejecutivos de cine de Bollywood para insertar contenido anti-extremista en las películas de Bollywood y la promesa de conectarlos a redes relacionadas en Hollywood. Ese es el Director de Google Ideas. Cohen, el eficaz director de cambio de régimen de Google. Él es la canalización del Departamento de Estado en  Silicon Valley.”

Coherentemente con esa descripción, Cohen y dos de sus acompañantes visitaron en Cuba a la colaboradora de una embajada estadounidense más mencionada en los cables diplomáticos secretos filtrados por Wikileaks, Yoani Sánchez.

Los visitantes de Google se abstuvieron de hablar en Cuba con la prensa, tanto nacional como extranjera. Al parecer, esta postura tuvo  la intención de regalar la primicia informativa a la señora Sánchez. Así lo evidencia el retuit inmediato de Cohen, ya de regreso en Estados Unidos, a una información acerca del viaje a Cuba de los ejecutivos de Google, publicada por el “periódicoque Yoani hace por encargo del gobierno estadounidense.

Tampoco los medios han dicho que Eric Schmidt es chairman de la Junta de la New America Fundation, principal beneficiaria de los fondos de USAID para los programas “prodemocracia” en Cuba, encargada del proyecto Commotion que el New York Times reveló como destinado a nuestro país. New America Foundation recibió en septiembre de 2013 4,3 millones de dólares de la USAID  para desarrollar proyectos en Cuba durante tres años.

¿Estará Google, como dice Fred Burton, haciendo lo que la CIA no puede hacer? Al parecer sí, pues es obvio que también aquí Cohen estuvo “corriendo en misiones secretas” y cargó con el incómodo maletín en el que ocupa algún lugar la promoción de los personajes que EE.UU. paga y organiza para el “cambio de régimen” en Cuba.

De todos modos creo positiva esta visita. Además de la explícita declaración a favor de un cambio en la política de EE.UU. hacia Cuba que ha suscrito Schmidt  desde su perfil en Google+, seguramente los ejecutivos estadounidenses que -según una publicación de Miami- estuvieron en instituciones como la Universidad de Ciencias Informáticas e Infomed, pudieron comprobar el nivel técnico y la profesionalidad de los especialistas cubanos enfrentando las limitaciones que, tanto su empresa como su gobierno, nos imponen y contrastarlas con la mediocridad de los amigos en que Estados Unidos se gasta el dinero.

Comentarios

Esas visitas no nos asustan, al contrario, siempre demostramos nuestras capacidades intelectuales y tecnicas y tecnológicas, al final ellos siempre pierden.
Es una razón más para desarrollar nuestras comunicaciones. Tomarnos en serio el problema de la informatización de la sociedad. Dejar de buscar pretextos, porque hay mucha gente que tiene las soluciones. Escuchar a los especialistas pero darse cuenta que un muchachito, con casi noveno grado, puede a veces tener la clave. Lo demás lo sabemos, el poder de EUA no quiere ser amigo de Cuba, ni viene en solidaridad con nuestro proyecto. En buen cubano... quieren jodernos. Pero la solución no puede seguir siendo prohibir y no expandir. Eso ha demostrado tambien ser una mala solución. Tal vez lograr plataformas y sistemas propios de conjunto con los países del ALBA u otro organismo que sea lo suficientemente seguro para todos y nos permita a la vez el acceso pleno a las TICs.
Muy de acuerdo con el comentario de Alexander, no seguir buscando pretextos para la (de)formación del hombre nuevo, al negarle a nuestros jóvenes el acceso total a las nuevas tecnologías. Los cubanos merecemos la informatización verdadera de la sociedad actual. Sabemos de sobra las malas intenciones del imperialismo global pero no deberíamos seguir asustando como el otro reporte que he leído de Percy Alvarado titulado: «¿Agenda secreta en la visita de ejecutivos de Google a Cuba?», de lo contrario porque autorizaron el viaje?, alguien los recibió y los llevó hasta la UCI, no somos bobos, los que tienen las funciones de vigilar que cumplan sus deberes, ok? Ya veo estos dos artículos fabricando pretextos para cerrar la llave. Qué pena para los que piensan como Iroel Sánchez. «Hay dos mecanismos que mueven al mundo: el sexo y la plusvalía», nos dejó escrito Alejo Carpentier, no importa si lo escribió en La Habana o en Paris, él siempre será cubano y universal, entonces no existía la internet, menos mal porque no nos habríamos enterado a tiempo en Cuba. @milovalls
Pienso que cualquier cosa que huela A internet la satanizan. Miedo a que?
Milo ¿Cuál es el pensamiento de iroel? Porque Iroel lo que ha hec ho es dar datos, todos verídicos y de fuentes etadounidenses. Parece que a ti te molesta más que a Granma que se sepa lo que vinieron a hacer los de google.

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video