Cuentapropistas: Lo nuevo si es bueno, dos veces bueno

Cuentapropistas: Lo nuevo si es bueno, dos veces bueno
Fecha de publicación: 
18 Mayo 2014
14
Imagen principal: 

A ojos del cubano común, ese sujeto acostumbrado a encontrar un negocio sin brillo ni pompa cada dos o tres cuadras, esta avalancha de carteles lumínicos promocionando negocios privados de todo tipo le parece un espejismo. Pero no, el cuentapropismo hoy en Cuba es una realidad, un hecho que se consolida cada vez más, una alternativa que de seguir desarrollándose satisfactoriamente podría convertirse en mas que una salida.

La variedad de ofertas, la creatividad a la hora de vender su propuesta, el desenfado y buen trato de los empleados son algunos de los elementos que atraen a este tipo de establecimientos a personas que constantemente buscan escapar de la rutina y que prefieren pagar más por sentirse mejor y mejor atendidas.

la-chucherria

Aunque el sustituir el buzón de quejas y sugerencias por la charla directa con el dueño, cambiar la tablilla de precios por el menú del día y no hablar más de usuarios sino de clientes parezca insignificante, no lo es. Todas esas transformaciones invitan al consumidor a sentirse diferente, a saberse en su país, con todo lo que eso implica, pero sintiéndose en otra parte.

Desde la calle 23 en el vedado capitalino puedes trasladarte a México si comes tacos en “Mi burrito habanero”. Viajar a sitios imaginarios si te acercas, muy cerca de allí, a “Dulcelandia”, una dulcería que te hará alucinar con el sabor y el precio de sus “delicias”.

Ya no se puede decir que en Cuba no hay. Porque aún con carencias, el entorno comercial se ha enriquecido con espacios que van desde tiendas de mascotas, hasta bares y restaurantes con tragos y platillos que ni sabías que existían en el trópico.

Con los que llegan el panorama económico y social cubano ha ganado diversidad y dinamismo, mientras el Estado se ha librado de un numeroso grupo de prestaciones menores, que representaban una considerable carga económica, sin hablar de la mejoría en sus ingresos gracias a los impuestos.

También la ampliación de las actividades autorizadas para el trabajo por cuenta propia -en su mayoría del sector de los servicios- es la solución que encontró el Gobierno como salida para los centenares de miles de empleados estatales que serían reubicados en otros puestos laborales como parte de las reformas económicas realizadas en la Isla.

Todavía hay mucho por solucionar. Mucho por mejorar. La inexperiencia en el contexto imperante aún golpean a este sector de la economía. Un sector que es libre de decidir, un sector con deberes y derechos.

Los problemas para adquirir los insumos que necesitan para sus negocios, los altos precios de las tiendas en divisas del Gobierno, la inexistencia de un mercado mayorista así como la carencia de una ley que proteja las propiedades y bienes materiales de quienes se desempeñan en estas labores, son algunas de las quejas de los cuentapropistas en la actualidad. Además de insatisfacciones de otra índole.

Graciela González, doctora en Ciencias Sociológicas y profesora del Departamento de Sociología de la Universidad de La Habana, se refirió a una tendencia a no exigir en estos nuevos puestos de trabajo las mismas condiciones laborales que en el sector estatal en materia de protección, higiene, garantías como las vacaciones remuneradas o la posibilidad de superación.

No hay mucho por decir, ahora toca hacer. Como expresara el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros en la Asamblea Nacional el 18 de diciembre de 2010, corresponde al Partido y al Gobierno facilitar la gestión de los trabajadores por cuenta propia, no generar estigmas, ni prejuicios hacia ellos.

Los cuentapropistas, como muchos prefieren llamarlos, son iguales al resto de los trabajadores, solo eligieron otro camino, igual de válido por cierto. Por eso, el no poder acceder los servicios que estos nos ofrecen, el no entender su estética o su estrategia de marketing o el empeñarse en preservar lo que se perdió hace mucho no son motivos suficientes para no confiar en esta nueva modalidad de desarrollo económico.

Abra su mente y deje entrar en ella todo lo bueno venga de donde venga y no olvide que lo nuevo si es bueno, pues dos veces bueno.

Comentarios

Que mas puedo decir además de que estoy completamente de acuerdo con este articulo, muchas felicidades....
Sencillamente, llamarlos por su nombre Sector Privado y mas apertura para salir de la crisis estatal.
Y por que no emiten una LEY que permita autorize los cines 3D, las salas de videojuegos y la venta de ropa importada ?. Eso es algo que muchas personas queremos tanto clientes como cuentapropistas, ojalá permitan ejercer estas actividades y cada cual que pague su licencia y así todos seremos un poquito más felices. Muchas gracias a Cubasí por este artículo
Todavía queda mucho por hacer, sobretodo eliminar las absurdas prohibiciones de los Cines 3D y las salas de juegos, eso fue algo que ha causado mucho descontento en la población, igualmente debieran permitir la venta de ropa importada yo pienso que se pueden crear licencias especiales para ejercer estas actividades, prohibir no es la solución.
Muy bueno el artículo. Los cuentapropistas no cuentan con un mercado mayorista que le permita bajar sus precios. El impuesto del 10% sobre las ventas es algo que deben revisar ya que las pérdidas quién las paga?. Hay que pensar que no sólo son los precios altos en los mercados minoristas y la red de tiendas en CUC sino las multas en las pesas cuando vas a adquirir algún producto, el pan en ocasiones es viejo y tienes que sopesar con todos esos obstáculos para brindar un buen servicio y tener siempre al cliente.

Páginas

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video