Otaola, Ultrack…, instigadores contra Cuba de estos tiempos

Solapas principales

Otaola, Ultrack…, instigadores contra Cuba de estos tiempos
Fecha de publicación: 
21 Febrero 2020
0
Imagen principal: 

Probablemente sepa de lo que le estoy contando, si ha escuchado a amigos o familiares conversar sobre algún programa donde Otaola ofende a Haila por no atacar al socialismo, o algún otro en el que prácticamente le fabrica un pedestal a Yotuel por Ojalá pase, su tema musical repleto de críticas, para muchos, exageradas.

En caso de que haya visto en más de una ocasión a Ultrack, fácilmente habrá podido percatarse de lo siguiente: el 99,9999… por ciento de su programa se fundamenta en intentar desprestigiar a la sociedad cubana, a sus instituciones, a las personas que las dirigen, en fin: amplifica todo lo malo y obvia o distorsiona lo bueno que sucede.

Ambos, y otros, utilizan las redes sociales con la intención de colocar a la gente contra su gobierno. Con cinismo pretenden hacer de cada cosa sucedida en el país un motivo para poner fin a la Revolución. No importa si ocurre algo malo, regular o bueno. Tienen la destreza de presentarlo de tal forma, que las personas que les escuchan, si no tienen información veraz y oportuna, podrían ser manipuladas, lo cual es su propósito.

alt
Captura de video. Alexander Otaola promueve distintas manifestaciones de violencia. La mayoría de los programas de este youtuber consisten básicamente en tergiversar la realidad de la Isla con el fin de fomentar el odio entre los cubanos de dentro y fuera. Para ello, recurre a ofensas a autoridades oficiales; al desprestigio de artistas, intelectuales y periodistas; y a la diseminación de informaciones falsas con el objetivo de crear un clima de caos, miedo e inseguridad en Cuba.

Este fenómeno no es nuevo. Lo hecho y dicho por voceros como Otaola y Ultrack es, en esencia, reedición de sus antecesores. Los códigos, las tecnologías y los medios han evolucionado, pero los contenidos y los mensajes contenciosos continúan siendo los mismos.

El magnicidio consiste, por supuesto, en el asesinato a líderes políticos. Sobre qué se considera terrorismo, por otro lado, pudieran existir múltiples criterios. Sin embargo, para las Naciones Unidas, «los actos criminales con fines políticos realizados o calculados con la intención de provocar un estado de terror en la población en general (…) son injustificables en toda circunstancia, cualesquiera que sean las consideraciones políticas, filosóficas, ideológicas, raciales, étnicas, religiosas o de otra índole que se aleguen para justificarlos».

No obstante, ciertos sujetos —antes y ahora— han justificado la realización de actividades de ese corte como forma para lograr cambios en el sistema cubano.

De acuerdo con las leyes de Estados Unidos, es ilegal promover y apoyar acciones violentas de esa índole. No obstante, tal como en el pasado hubo terroristas en medios de Miami orientando «alojarle una bala en la cabeza al tirano» —es decir, instando a atentados contra Fidel Castro—, en la actualidad Ultrack exhorta públicamente a liquidar con un dron a Raúl Castro. Lo mismo que Otaola, él apoya labores mercenarias dentro de la Isla, como las desplegadas por los supuestos Clandestinos.

alt
Captura de video. El youtuber conocido como Ultrack ha llamado desde su canal a defender actividades que tienen como fin causar terror e incertidumbre dentro del territorio cubano. En señal de su apoyo, en esta imagen aparece portando una máscara, la cual en los últimos tiempos ha sido asociada con las acciones desplegadas contra bustos de José Martí por individuos pagados desde Estados Unidos.

Visto así, los instigadores de estos tiempos de Facebook, Twitter y Youtube no son más que el reemplazo de otros anteriores ya desaparecidos o pasados de moda.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

  • Reanudación del transporte público en la capital, con motivo del inicio de la primera fase de la etapa de recuperación pos-COVID-19, en La Habana, Cuba, el 3 de julio de 2020. Foto tomada de Facebook

Infografía

Video