Rafael Bonachela: «He recreado una relación de pareja con todos sus colores»

Solapas principales

Rafael Bonachela: «He recreado una relación de pareja con todos sus colores»
Fecha de publicación: 
27 Enero 2020
0
Imagen principal: 

En los días finales de 2019, el coreógrafo Rafael Bonachela regresó a Cuba para trabajar con los bailarines de Acosta Danza. Su dueto Soledad, integra el programa de Cuerpos, la nueva temporada que la compañía dirigida por el primer bailarín Carlos Acosta, presenta el 24, 25, 26 y 31 de enero y 1 y 2 de febrero, en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Sobre este dramático dúo de amor conversamos con el artista.

—¿Cómo surge la idea de crear Soledad?

—En el 2005 los bailarines Antonia Grove y Theo Clinckard fundaron PROVE un proyecto de danza independiente en Londres. Justo en ese momento yo había decidido dejar de bailar profesionalmente y dedicarme por completo a la coreografía. Ellos me encargaron una obra para ‘PROVE’ y entonces creé Soledad, algo que significó mucho para mí en ese momento de mi carrera. Tony y Theo son unos bailarines magníficos que yo conocía muy bien, incluso Tony y yo habíamos bailado juntos en la Rambert Dance Company. Ellos apostaron por mí y fue el principio de mi aventura como coreógrafo.

alt
Foto: Yuris Nórido

—¿Cómo fue el trabajo de creación?

—La colaboración siempre está en el núcleo de mi creatividad. Yo involucro mucho a los bailarines en el proceso creativo. Creo importante que exista el diálogo para poder abrir las puertas al cambio, al descubrimiento, y encontrar nuevas vías de comunicación a través del cuerpo y el movimiento.

«En el proceso de creación se propusieron diferentes ideas conectadas a la esencia de la obra. Con esas ideas en mente, hicimos una serie improvisaciones y experimentos. A partir de ahí se generó el lenguaje de movimiento que habita la obra.

«Soledad es un dúo técnico, muy físico, pero a la vez íntimo y de pequeños gestos. Tanto el hombre como la mujer por igual han de manipularse, sostenerse, aguantarse y empujarse el uno al otro. Hay mucho trabajo de contacto y conexión de darse el peso entre los bailarines. Es esencial que haya confianza entre ellos para que puedan lanzarse y arriesgarse a dejarse llevar el uno por el otro».

—¿Qué momento de la relación de pareja refleja esta obra?

—Yo diría que, desde el momento mas tierno, delicado e íntimo al más apasionado, feroz y salvaje. Son dos personas que se quieren, se protegen y a veces no se entienden: una relación de pareja con todos sus colores.

alt
Foto: Enrique Smith Soto

—La música de Soledad es de compositores e intérpretes latinoamericanos, con la excepción del violinista Gidon Kremer ¿Por qué escogió esta música para contar una historia tan universal?

—Siendo español que vivía en Londres tenía muchas ganas de coreografiar con música latina y escogí temas que siempre me habían gustado y que sabía que me inspirarían.

«Conocí la música de Chavela Vargas a través de las películas de Pedro Almodóvar, me gusta mucho su tono de su voz y la pasión de las letras. A mi me fascinan los instrumentos de cuerda y la música de Piazzolla tocada por Gidon Kremer le da una tensión psicológica a la obra y una melancolía latina a la que no me pude resistir».

Rafael Bonachela es uno de los coreógrafos españoles más conocidos en el panorama de la danza internacional. Director artístico de la Sydney Dance Company, ha creado obras para compañías como la Transitions Dance Company, del Reino Unido, Danza Contemporánea de Cuba y la Dance Works Rotterdam, entre otras. También ha trabajado para figuras como la cantante Kylie Minogue, para empresas como MTV y ha colaborado en diversas campañas publicitarias.

—¿Cómo estableció el vínculo con Acosta Danza?

—Yo he seguido la trayectoria de la compañía desde su fundación. Carlos y yo siempre hemos hablado de una posible colaboración y cuando los vi bailar en el Festival Grec de Barcelona pensé que Soledad sería la pieza perfecta para la compañía.

—¿Cuál es su criterio sobre la interpretación de Soledad por Acosta Danza, luego de trabajar con nuestros bailarines?

—Son bailarines muy bien preparados, que tienen base clásica y contemporánea muy sólida y esa es la mejor combinación para bailar mis obras. Además, son artistas con mentes abiertas y cuerpos inteligentes. Su interpretación es muy buena, muy consistente y atrevida. Es todo un gusto verlos entregarse por completo y dejarse llevar por la danza.

alt
Foto: Sergio Jesús Martínez

—¿Ofrecen los bailarines de Acosta Danza algún aporte en su interpretación de Soledad, diferente al resto de los artistas que la han bailado?

—Siempre se ha dicho que el cubano lleva la música en la sangre y estos bailarines tienen una conexión especial con la música latinoamericana que se utiliza en la obra, la sienten a más no poder y por supuesto también entienden la letra y su significado. La diversidad de la compañía es algo que enriquece la obra, hay una fuerza y sobretodo una sensualidad en la interpretación de estos bailarines que es única.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video