DE LA HISTORIA DEPORTIVA: Fanny, de la mediocridad a la gloria

Solapas principales

DE LA HISTORIA DEPORTIVA: Fanny, de la mediocridad a la gloria
Fecha de publicación: 
3 Enero 2020
0
Imagen principal: 

La holandesa Francina Blankers corre, vuela y... ¡derriba la varilla! No puede pasar de 1.55 y termina en el sexto puesto del salo alto de los XI Juegos Olímpicos empatada con otras cinco participantes, prueba ganada por la húngara Ibolya Csack al superar 1.65; con igual resultado pero con fallas anteriores terminaron la plateada británica Dorothy Odam y la alemana Elfride Kaun.

A aquella joven de 20 años le queda el relevo 4 x 100 de Berlín 1936. El equipo tiene condiciones pero se hunden al lugar seis en una especialidad ganada por EE.UU. con 46.9, encabezados por Helen Stephens, a sus 18 años titular individual en los cien lisos, a pesar de la presencia del fenómeno polaco Stanislawa Walasiewicz. 11.5 por 11.7. El fracaso no amilanó a Fanny: se dedicó con mayor tesón a los entrenamientos y competencias, dirigida por su esposo. El avance no se hizo esperar. Lo promisorio en ella ya estaba dando resultados cuando llegó la Segunda Guerra Mundial.

Poseía una buena hoja de servicios: récord de su país en los 800 al recorrerlos en 2.29 en 1935, tercer lugar en 100 y 200 metros llanos en el campeonato europeo de 1938, pero proeza era la participación de Fanny Blankers-Koen en Londres 1948. Había dejado atrás sus mejores años, madre de cuatro hijos, existían descollantes muchachas en el firmamento atlético. No solo triunfó en la justa de la capital inglesa: fue la más destacada del certamen al conquistar cuatro medallas de oro, y obtiene nuevos nombres: la Holandesa Voladora y el Rayo Holandés.

Se desata en la decimocuarta magna cita: lugar cimero en los cien metros planos con 11.9; en el debut de los 200 se impone con 24.4 (en la semifinal logra marca para la justa: 24.3), en los 80 con vallas es la primera 11.2, tiempo mejor que el récord mundial; y en el premio mayor del relevo corto (47.5) es la figura principal. De haber actuado en salto alto y largo y pentatlón poseía calidad para adjudicarse tres coronas más: le pertenecían los mejores logros de esas especialidades en el orbe. La coincidencia con otras pruebas no se lo permitió.

Relevo: le entregan el batón con atraso. Pisa el acelerador. Su cuarteto vence debido, en gran medida, a ese esfuerzo. En los 110 obstaculizados, su rival más potente es la británica de 22 años Maureen Gardner quien se sitúa a la vanguardia del combate enseguida. Quinto obstáculo. Francina la alcanza. Choca con la valla. Parece... ¡No! Aventaja a su más joven contraria por una nariz, como se dice, al conseguir ambas 11.2.

En su vida deportiva, fue dueña de doce plusmarcas mundiales, 33 de su nación, cinco títulos de Europa y 58 holandeses. Tenía 36 años cuando dejó atrás la marca de su país en el lanzamiento del peso con balazo de 11.90. Ella y Carl Lewis resultaron seleccionados, por votación organizada por la Federación Internacional de Atletismo, como los mejores atletas del siglo XX. Fanny murió el 26 de enero de 2004.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video