El feminismo no es una etiqueta

Solapas principales

El feminismo no es una etiqueta
Fecha de publicación: 
14 Diciembre 2019
0
Imagen principal: 

Entre los documentales más citados en la edición actual del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y, quizás del año, se encuentra En busca de un espacio, de la cineasta Marilyn Solaya.

La directora de esa propuesta y de Vestido de novia, brinda con este nuevo material una mirada a la historia del feminismo en Cuba, y a esas mujeres que han quedado olvidadas, fuera de los libros de texto y el conocimiento de la población en general.

Sobre la experiencia que resulta ser su primer trabajo histórico, conversó con la ACN y expresó: "Para mí fue un reto porque es muy difícil hacer un documental histórico, ya que implica una responsabilidad grandísima”.

“Es un tema muy sensible para mí: la historia de las mujeres en la Isla y esa parte que ha sufrido totalmente de la invisibilidad por ignorancia total.

“En Cuba el feminismo se demonizó. ¿Por qué? Porque las mujeres lograron un protagonismo político muy importante y, por supuesto, en una sociedad machista y patriarcal, no solo aquí, sino en el mundo entero. Es inconveniente abordar los tópicos del feminismo como algo natural, como derecho y necesidad.

“Para mí evidentemente este trabajo fue un reto, y tu no puedes contar esta historia incursionando en nuevos caminos o universos complejos, tienes que comunicar y las herramientas en que me apoyé fueron las clásicas: el archivo de fotografías e imágenes, las caricaturas, la vieja escuela del documental cubano”.

Este producto audiovisual está basado en el libro En busca de un espacio: Historia de mujeres en Cuba, de Julio César González Pagés.

“La filmación fue muy rápida, ya tenía un proceso de investigación larguísimo y a un buen presentador que es el mismo autor del texto, el doctor González Pagés, que me hizo el recorrido de las sufragistas. Fue histórico y emotivo. Me transmitió toda la pasión por esa historia.

“Esta es mi primera producción y tuve que diseñarla con recursos sencillos, luego el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) me convoca para ver en qué podían ayudar en el proyecto, se implicaron en esto y dieron una oportunidad en todo el proceso de postproducción y sonido.

“El rodaje duró 10 días y decidimos hacer la presentación en junio, para antes de dar el corte final, hacer una prueba y funcionó. Lo filmé en agosto de 2018 y se estrenó en junio de 2019, no llegó a un año entre filmación y estreno”.

Uno de los pasos iniciales del documental lo dirigieron al Festival de Cine Invisible de Bilbao, donde fue premiado y para Solaya fue de gran valor.

“Lo presentamos en cinco ciudades del país vasco, luego en Madrid, que fue muy importante, porque el movimiento feminista en España está a la vanguardia y que conocieran a nuestras feministas resulto extraordinario. Siento que hicimos justicia y que haya sido seleccionado para el Festival de Cine de La Habana, es valioso porque da la oportunidad de que la gente se interese”.

El camino a seguir luego del documental, va de la mano de Todas, proyecto social que dirige Marylin Solaya, y que, además, constituye el título de una película que- según aclara- le quita el sueño, pero para bien.

“Es la historia de la epopeya de las mujeres, se ha contado siempre desde el lado masculino, pero las mujeres cubanas no han tenido esa posibilidad. No han sido protagonistas dentro del cine cubano desde ese aporte hecho a la construcción de la ciudadanía y la nación.

“Yo creo que es importante pues muchos de los derechos que se lograron en ese momento, son los que disfrutamos hoy, y que varios creen que nacimos con ellos, pero no, hubo que pelear y conquistarlos con sacrificios y renuncias.

“Es meritorio destacarlas, en un contexto en el que nos amenaza el fundamentalismo, y que todos los derechos que hemos conseguido se pueden caer. Las féminas
debemos conocer la historia y actualizar nuestro discurso, que se estancó de alguna manera y los estudios de género quedaron en un espacio académico y tienen que bajar al pueblo, a la gente.

“Debe saberse que el feminismo no es una etiqueta ni una manada de mujeres que quieren destruir a los hombres; al contrario, es un grupo de mujeres peleando por sus derechos. Eso es, no es querer hacer lo que hacen los hombres, es igualdad, equidad, paridad”.

El día 30 de enero en el Palacio del Segundo Cabo, presentarán nuevamente el documental, a las dos de la tarde, y  a las ciatro, inaugurarán la exposición titulada Todas, en busca de un espacio, mezclando el tema del proyecto y el documental, esta será una línea del tiempo de todo el feminismo en Cuba.

“Es el inicio de un largo proyecto, nos iremos por todo el país a hacer una gira y a cada provincia llevaremos el documental con la expo itinerante, y haremos debates con propuestas para que en cada lugar se investigue y destaque el trabajo que hicieron las mujeres.

“Sueño con que en una pared de cada museo, pongan las fotos de las mujeres y su historia en la región. Todas es un proyecto que no posee fin”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

Infografía

Video