Cuba: resistencia implica buscar alternativas para el desarrollo

Solapas principales

Cuba: resistencia implica buscar alternativas para el desarrollo
Fecha de publicación: 
8 Diciembre 2019
0
Imagen principal: 

Puede que la temperatura varió de la templada Minsk, la casi calurosa Bakú o las frías San Petersburgo y Moscú, pero la calidez de la acogida fue la misma para recibir el jefe de Estado de Cuba, quien realizó visitas integrales a esas ciudades.

Lo de Minsk fue una verdadera zambullida en unos de los periodos más bien guardados al contar la historia de Belarús: el sufrimiento, heroísmo y resistencia de ese pueblo para expulsar de allí a las hordas fascistas, a todo lo cual Díaz-Canel rindió merecido tributo.

Además de depositar una ofrenda floral en el Obelisco Minsk-Ciudad Heroica, el mandatario cubano visitó el Museo Estatal de Belarús sobre la Gran Guerra Patria, donde dejó sus impresiones en el libro de visitantes.

Este impresionante museo recoge la historia del heroico pueblo de Belarús, la estoica resistencia de esta ciudad ante la ocupación nazi, y, además, su contribución a la derrota del fascismo, escribió el estadista.

Tenemos el deber de preservar esta memoria histórica. Que sea una referencia permanente para las nuevas generaciones, que asiente convicciones para que nunca más en el mundo se repita el holocausto que significó el fascismo, agregó el presidente de Cuba.

Al mismo tiempo, en su visita oficial a Belarús, el jefe de Estado cubano sostuvo conversaciones en el Palacio de la Independencia con su similar belaruso, Alexander Lukashenko, quien se pronunció por darle más contenido a las relaciones de socios estratégicos de ambos países.

Los dos estadistas firmaron una Declaración Conjunta donde se reafirma el rechazo de Minsk al bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, y asistieron a la rúbrica de otros cuatro documentos, incluido uno sobre la actualización del acuerdo de colaboración entre Prensa Latina y Belta.

El arribo de Díaz-Canel a Minsk, tras realizar una visita oficial a Irlanda, pareció traer consigo un inusual aumento de la temperatura para esta época del año, lo cual podía tomarse como un símbolo del calor humano que acompañó su estancia en esa ciudad.

Para la etapa de Bakú, a donde el presidente de Cuba acudió a la XVIII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal), con 120 países, fue el momento de alzar más fuerte la voz de denuncia de su nación contra los desmanes del imperio y de hablar de solidaridad en el mundo.

Díaz-Canel propuso a los participantes en el evento del Mnoal alinearse, pero sólo en torno a nuestros consensos: No por la guerra, sí por la paz, no por hegemonismos, sí por el multilateralismo, no por la injerencia, sí por la soberanía, declaró.

Solo la unidad podrá salvarnos

Sólo la unidad podrá salvarnos, afirmó el mandatario cubano, quien recordó que llegó a Bakú después de recorrer más de 11 mil 300 kilómetros, rompiendo el cerco del bloqueo -que en los últimos meses se ha recrudecido brutalmente-, acotó.

Al llegar a San Petersburgo, el frío y la intensa lluvia quiso impedir los tributos, pero aun así el mandatario de Cuba visitó el Cementerio Memorial de Prikarevskoye, dedicado a los caídos en el asedio nazi a esa ciudad y el museo de los Defensores de Leningrado.

Son pocos los habitantes del actual San Petersburgo que no cuentan entre sus familiares con al menos uno de los más de 700 mil muertos del bloqueo fascista a Leningrado.

'El papel que jugó la ciudad de Leningrado, constituye un digno ejemplo de resistencia y defensa de la tierra querida. Son hechos que no deben olvidarse para evitar la repetición de tan trágicos acontecimientos', expresó el estadista cubano en el libro de visitantes.

El crucero Aurora, símbolo de la Revolución de Octubre, el museo-galería de Hermitage y el museo de orfebrería Feburgé, formaron parte del encuentro cercano del presidente cubano con la historia y el arte ruso.

San Petersburgo también fue motivo para estrechar relaciones con una región muy relacionada con la cooperación económica, comercial, científica y cultural que inserta de lleno a Rusia en el programa de desarrollo económico de la isla hasta el 2030.

Tal convicción se vio plasmada en los encuentros del jefe de Estado de Cuba, con el gobernador de San Petersburgo, Alexander Beglov, y con el presidente del legislativo de esa región, Viacheslav Makarov, quien en todo momento repitió: Cuba es la isla de la Libertad o 'Cuba mi amor'.

Beglov destacó las posibilidades para reforzar la cooperación en la esfera farmacéutica, con instalación de fábricas en Cuba y la colaboración para la comercialización en Rusia de productos biotecnológicos del país caribeño.

Con los hombres de negocios

Pero la llegada del mandatario cubano a Moscú abrió desde casi el primer día, el análisis de una agenda que pone de relieve hasta donde avanzó la relación de socio estratégico de Rusia y Cuba, algo más palpable aún en un desayuno de trabajo con empresarios de este país.

Entre las ideas más novedosas abordadas durante ese intercambio de los hombres de negocios con Díaz-Canel fue la posibilidad de la participación de Cuba en un esquema de pago alternativo al sistema Swift que empieza a engranar Rusia, ante eventuales represalias de Washington.

Lo otro fue una propuesta de pasar a realizar créditos en rublos y pagos en esa moneda en las transacciones entre Moscú y la Habana que colaboran, además, en la reparación y modernización del sistema ferroviario cubano, un proyecto de casi mil millones de euros.

Rusia es uno de los principales aliados estratégicos de Cuba y tiene una efectiva participación con empresas y las entidades comerciales y financieras en el programa de desarrollo económico de nuestro país, afirmó el estadista caribeño en el referido desayuno.

En estos momentos, enfrentamos un recrudecimiento del bloqueo y la persecución financiera por parte de Estados Unidos. Casi todas las semanas se aplican nuevas sanciones contra Cuba y la administración del presidente Donald Trump informa sobre una nueva medida punitiva, subrayó.

Se anunciaron restricciones para el viaje de estadounidenses y cubano-americanos a Cuba, limitan el envío de remesas, se cierran intercambios a través de cruceros y constantemente se hacen advertencias contra entidades y empresas internacionales que comercian con Cuba, aclaró.

Además, apuntó, se activó el capítulo III de la ley Helms-Burton que internacionaliza las agresiones de la Casa Blanca y, recientemente, el esfuerzo se centra en cortar todo tipo de suministro de combustible, cuando solo llega a Cuba el 30 por ciento del necesario para trabajar.

Pese a esas dificultades, aspiramos a cerrar el año con un crecimiento del Producto Interno Bruto del uno por ciento, subrayó el estadista.

Sin concesiones ante Estados Unidos

Vamos a mantenernos sin hacer ninguna concesión al gobierno norteamericano, no nos vamos a dejar amedrentar, preservamos los intereses de todas las empresas extrajeras que trabajan en Cuba, nosotros no aceptamos la ley Helms-Burton, reafirmó Díaz-Canel.

Con relación al comercio con Rusia, creemos importante seguir con el incremento de las exportaciones cubanas de bienes y servicios al mercado ruso, constató el mandatario de la mayor de Las Antillas.

Nosotros contamos no solo con la oferta tradicional, presentada ya a la parte rusa en el 2017, sino también identificamos nuevos rubros como frutas frescas, productos agropecuarios, exportación de los servicios médicos y de productos farmacéuticos y biotecnológicos, explicó.

Ahora es poca la presencia de inversionistas rusos en Cuba. Recién se aprobó una inversión de Rusia en la zona especial del Mariel, con Teccomp Caribe SA, que es una mixta entre la compañía rusa United Composite Technologies y la Sociedad Mercantil cubana Siment Aut, explicó.

La empresa mixta trabajará en la utilización de modernas tecnologías para la elaboración de barras, mallas y perfiles como complemento del uso del acero en las construcciones del país, afirmó el jefe de Estado.

Para nosotros, es importante asistir al Foro Económico Internacional de San Petersburgo que adquiere una mayor relevancia y donde se debaten diversos temas de la economía rusa y los mercados en desarrollo y que cuenta como anfitrión al presidente Vladimir Putin, destacó.

También Cuba participa en las ferias anuales de Salud, Prodexpo (de alimentos), Innoprom (la feria del sector industrial) y en el Foro Internacional de la Semana de Energía, comentó el mandatario de la isla.

Durante el desayuno, empresarios rusos constaron una inversión millonaria y la preparación aquí de unos 500 especialistas cubanos en la esfera de ferrocarriles, con una modernización que triplique la velocidad de los trenes y en dos o tres veces incremente el volumen de carga.

La dirección de Ferrocarriles de Rusia (RZHD, en ruso) recordó que constituye una de las compañías más grandes del orbe, con un 30 por ciento del movimiento de carga mundial.

Además, RZHD ocupa el primer lugar mundial en eficiencia energética de sus equipos, pues al transportar una tonelada por kilómetro, gasta dos veces menos energía que Estados Unidos. Toda esa experiencia y tecnología la queremos compartir con Cuba, afirmaron los empresarios.

También los expertos rusos abordaron la profundización de proyectos de una empresa en la región habanera de Managua, para la reanudación de la producción, mediante un crédito de 25 millones de euros.

Además, se analizó la posibilidad de brindar créditos a Cuba en rublos, mientras que para 2020, se planea que la fábrica de Managua comience a trabajar, con un proyecto de minibús amarillo Gazell.

La empresa Inter RAO se refirió a la firma en Cuba de un acuerdo sobre el Plan Integral para el desarrollo del sistema energético de la isla, durante la reciente visita del primer ministro ruso, Dimitri Medvedev.

Díaz Canel-Bermúdez indicó que se analizó la participación de Cuba en los esquemas de Rusia para operar fuera del sistema Swift o en un sistema Swift alternativo.

En fin, la lista de temas de cooperación analizados es mucho más larga, lo cual habla del alto nivel alcanzado en el estrechamiento de relaciones políticas, económicas, comerciales y culturales entre dos países, cuyo pueblos nunca perdieron la brújula de la amistad.

Con el paso por los referidos países, Cuba confirmó que lejos de amedrentarse o ceder, busca en paralelo solución a las restricciones y vías alternativas para, aún en esas condiciones, lograr el desarrollo.

De Rusia, quedó la invitación para que el mandatario cubano regrese a Moscú para el 75 aniversario de la Victoria sobre el fascismo, una fiesta que, como se dice aquí, se celebra con lágrimas en los ojos, al recordar a los caídos. A ellos rendirá tributo Cuba junto al pueblo ruso.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Galería de imágenes

La Opinión Gráfica

Video