Docenas de personas, entre las que había varios niños, fueron halladas en el remolque de un camión en San Antonio, Texas.